Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Escrito por personal de Mayo Clinic

Hacer frente a una metástasis ósea requiere algo más que soportar el dolor óseo. También implica aceptar la noticia de que el cáncer se ha diseminado más allá de su lugar original.

El cáncer que ha hecho metástasis puede ser muy difícil de curar, aunque las personas pueden vivir varios años con metástasis ósea. El médico trabajará para minimizar el dolor y mantener tu actividad para que puedas continuar con tus tareas diarias.

Cada persona encuentra su propia manera de enfrentar un diagnóstico de cáncer. Hasta que encuentres lo que funcione mejor para ti, considera intentar lo siguiente:

  • Busca información suficiente acerca de la metástasis ósea para tomar decisiones sobre tu atención médica. Pregúntale al médico los detalles de tu cáncer y las opciones de tratamiento. Pídele fuentes de confianza para obtener más información. Si haces la investigación por tu cuenta, el Instituto Nacional del Cáncer (National Cancer Institute) y la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) son buenos lugares para comenzar.
  • Busca a alguien con quien hablar. Si bien tus amigos y familiares pueden ser los mejores aliados, en algunos casos, les puede resultar difícil lidiar con la conmoción de tu diagnóstico. En estas circunstancias, hablar con un consejero, un asistente social médico o un consejero pastoral o religioso puede ser de ayuda. Pídele una derivación al médico.
  • Ponte en contacto con otros sobrevivientes de cáncer. Hablar con otros sobrevivientes de cáncer puede reconfortarte. Los sobrevivientes de cáncer pueden brindarte una perspectiva única en tu situación. Comunícate con tu delegación local de la Sociedad Americana contra el Cáncer (American Cancer Society) para encontrar grupos de apoyo para el cáncer en tu zona.
  • Acepta tu enfermedad. Puede ser difícil aceptar el hecho de que el cáncer ya no puede ser curable. Para algunas personas, la fe profunda o la creencia en una fuerza superior a ellas facilita este proceso.

    Otros buscan el apoyo psicológico de alguien que entienda las enfermedades potencialmente mortales, como un asistente social médico, un psicólogo o un capellán. Muchas personas también toman medidas para asegurarse de que su última voluntad se conozca y se respete, redactando sus deseos y discutiéndolos con sus seres queridos.

April 10, 2015