Descripción general

La hiperplasia atípica es una enfermedad precancerosa que afecta las células de la mama. La hiperplasia atípica se caracteriza por una acumulación de células anómalas en los conductos y lóbulos mamarios.

La hiperplasia atípica no es cáncer, pero aumenta tu riesgo de desarrollar cáncer mamario. A lo largo de tu vida, si las células de la hiperplasia atípica se acumulan en los conductos o lóbulos mamarios y se vuelven más anómalas, esto puede convertirse en un cáncer mamario no invasivo (carcinoma localizado) o en un cáncer mamario invasivo.

Si te han diagnosticado hiperplasia atípica, tienes un riesgo mayor de padecer cáncer mamario en el futuro. Por este motivo, los médicos, generalmente, recomiendan exámentes intensivos de detección del cáncer mamario y medicamentos para reducir el riesgo de cáncer mamario.

Síntomas

La hiperplasia atípica generalmente no provoca ningún síntoma específico.

Cuándo debes consultar a un médico

Haz una cita con el médico si tienes signos o síntomas que te preocupan.

A menudo, la hiperplasia atípica se descubre con una biopsia de la mama, que se realiza para investigar una anomalía detectada en una mamografía o ecografía. En ocasiones, la hiperplasia atípica se detecta en una biopsia que se realiza para estudiar un problema en las mamas, como un bulto o una secreción por el pezón.

Causas

Las causas de la hiperplasia atípica no son claras.

La hiperplasia atípica se produce cuando las células mamarias se vuelven anómalas en cantidad, tamaño, forma, patrón de crecimiento y aspecto. El aspecto de las células anómalas determina el tipo de hiperplasia atípica:

  • La hiperplasia ductal atípica comprende las células anómalas dentro de los conductos mamarios.
  • La hiperplasia lobulillar atípica comprende las células anómalas dentro de los lóbulos mamarios.

Se cree que la hiperplasia atípica es parte de la transición compleja de células que pueden acumularse y convertirse en cáncer mamario. La progresión hasta convertirse en cáncer mamario generalmente comprende lo siguiente:

  • Hiperplasia. El proceso comienza cuando el desarrollo y el crecimiento normal de las células se alteran, lo que genera una producción excesiva de células que parecen normales (hiperplasia).
  • Hiperplasia atípica. Las células excedentes se apilan una sobre la otra y comienzan a adquirir un aspecto anómalo.
  • Cáncer no invasivo (localizado). Las células anómalas continúan cambiando de aspecto y multiplicándose, y se transforman en un cáncer localizado en el que las células cancerosas quedan confinadas en los conductos mamarios.
  • Cáncer invasivo. Las células anómalas se acumulan dentro del conducto, y continúan multiplicándose y transformándose en células cancerosas. El cáncer invasivo tiende a invadir el tejido circundante, los vasos sanguíneos o los canales linfáticos.

Complicaciones

Si te han diagnosticado hiperplasia atípica, tienes un factor de riesgo que aumenta tu riesgo de desarrollar cáncer mamario en el futuro. El riesgo de cáncer mamario en mujeres con hiperplasia atípica es cuatro veces mayor que el de las mujeres que no tienen hiperplasia atípica. El riesgo es similar para la hiperplasia ductal atípica y la hiperplasia lobular atípica.

Los investigadores que analizaron mujeres con hiperplasia atípica descubrieron un mayor riesgo de cáncer mamario con el tiempo:

  • Cinco años después del diagnóstico, aproximadamente el 7 por ciento de las mujeres con hiperplasia atípica puede padecer cáncer mamario. Dicho de otra manera, de cada 100 mujeres diagnosticadas con hiperplasia atípica, puede esperarse que 7 padezcan cáncer mamario cinco años después del diagnóstico. Y a 93 de ellas no se les diagnosticará cáncer mamario.
  • Diez años después del diagnóstico, aproximadamente el 13 por ciento de las mujeres con hiperplasia atípica puede padecer cáncer mamario. Eso significa que, de cada 100 mujeres diagnosticadas con hiperplasia atípica, puede esperarse que 13 de ellas padezcan cáncer mamario 10 años después del diagnóstico. Y a 87 de ellas no se les diagnosticará cáncer mamario.
  • Veinticinco años después del diagnóstico, aproximadamente el 30 por ciento de las mujeres con hiperplasia atípica puede padecer cáncer mamario. Dicho de otra manera, de cada 100 mujeres diagnosticadas con hiperplasia atípica, puede esperarse que 30 de ellas padezcan cáncer mamario 25 años después del diagnóstico. Y a 70 de ellas no se les diagnosticará cáncer mamario.

Habla con el médico acerca de tu riesgo de padecer cáncer mamario. Comprender el riesgo puede ayudarte a tomar decisiones acerca de los exámenes de detección de cáncer mamario y los medicamentos que reducen el riesgo.

Jan. 16, 2021
  1. Kumar V, et al. The breast. In: Robbins and Cotran Pathologic Basis of Disease. 10th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 11, 2020.
  2. AskMayoExpert. Atypical hyperplasia of the breast. Mayo Clinic; 2020.
  3. Hartmann LC, et al. Atypical hyperplasia of the breast — Risk assessment and management options. New England Journal of Medicine. 2015; doi:10.1056/NEJMsr1407164.
  4. Hartmann LC, et al. Understanding the premalignant potential of atypical hyperplasia through its natural history: A longitudinal cohort study. Cancer Prevention Research. 2014; doi:10.1158/1940-6207.CAPR-13-0222.
  5. Pruthi S (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 17, 2020.