Se cree que varios factores aumentan las probabilidades de padecer asma. Algunos de ellos son:

  • Tener un pariente consanguíneo (como padre o hermano) con asma
  • Tener una afección alérgica, como dermatitis atópica o rinitis alérgica (fiebre del heno)
  • Tener sobrepeso
  • Ser fumador
  • Exposición al tabaquismo pasivo
  • Exposición a gases de escape o a otros tipos de contaminación
  • Exposición a desencadenantes en el ámbito laboral, como los productos químicos utilizados en las industrias de la agricultura, la peluquería y la fabricación
Aug. 30, 2016