Diagnóstico

Para diagnosticar la ascariasis, el médico puede revisar tus síntomas e indicar análisis.

En infestaciones graves, es posible encontrar gusanos después de toser o vomitar. Los gusanos pueden salir de otros orificios del cuerpo, como la boca o las fosas nasales. Si te sucede esto, lleva el gusano al médico para que lo identifique y te recete el tratamiento adecuado.

Análisis de heces

Los gusanos hembra adultos que causan la ascariosis y que están en el intestino comienzan a poner huevos. Estos huevos viajan a través del aparato digestivo y finalmente pueden encontrarse en las heces.

Para diagnosticar la ascariosis, el médico examinará las heces en busca de huevos y larvas diminutos (microscópicos). Pero los huevos no aparecen en las heces hasta 40 días después de que te infectas. Y si te infectaste solo con gusanos macho, no se encontrarán huevos.

Análisis de sangre

Se puede hacer un análisis de sangre para determinar un incremento de un tipo específico de glóbulos blancos, llamados "eosinófilos". La ascariosis puede elevar la cantidad de eosinófilos, pero otros problemas de salud también pueden hacerlo.

Pruebas por imágenes

  • Rayos X. Si estás infestado de gusanos, la masa de gusanos puede ser visible en rayos X del abdomen. En algunos casos, los rayos X del tórax pueden revelar las larvas en los pulmones.
  • Ecografía. Una ecografía puede mostrar gusanos en el páncreas o en el hígado. Esta tecnología utiliza ondas sonoras para generar imágenes de los órganos internos.
  • Tomografías computarizadas o imágenes por resonancia magnética. Ambos tipos de pruebas crean imágenes detalladas de las estructuras internas, que pueden ayudar al médico a detectar gusanos que bloquean los conductos del hígado o el páncreas. Las tomografías computarizadas combinan imágenes de rayos X tomadas desde muchos ángulos. Las imágenes por resonancia magnética utilizan ondas de radio y un fuerte campo magnético.

Más información

Tratamiento

Por lo general, solo deben tratarse las infecciones que causan síntomas. En algunos casos, la ascariosis se resuelve por sí sola.

Medicamentos

Los medicamentos antiparasitarios son la primera línea de tratamiento contra la ascariosis. Los más comunes son:

  • Albendazol (Albenza)
  • Ivermectina (Stromectol)
  • Mebendazol

Estos medicamentos, que se toman durante uno a tres días, matan a los gusanos adultos. Los efectos secundarios incluyen dolor abdominal leve o diarrea.

Las mujeres embarazadas pueden tomar pamoato de pirantel.

Cirugía

En casos de infestación importante, es posible que sea necesaria una cirugía para extraer los gusanos y reparar el daño que hayan causado. La obstrucción o los agujeros intestinales, la obstrucción de los conductos biliares y la apendicitis son complicaciones que pueden requerir cirugía.

Preparación para la consulta

Tu médico de cabecera podría remitirte a un médico capacitado en trastornos digestivos (gastroenterólogo). Es posible que debas ver a un cirujano si los gusanos han bloqueado los intestinos.

Dec. 22, 2020
  1. Leder K, et al. Ascariasis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 30, 2020.
  2. Parasites — ascariasis. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/ascariasis/. Accessed May 1, 2020.
  3. Ascariasis. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/nematodes-roundworms/ascariasis?query=ascariasis. Accessed May 1, 2020.
  4. Elsevier Point of Care. Clinical Overview: Ascariasis. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 1, 2020.
  5. Kellerman RD, et al. Parasitic diseases of the skin. In: Conn's Current Therapy 2020. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed May 1, 2020.