Diagnóstico

En primer lugar, el médico querrá descartar otros trastornos más frecuentes que puedan ser la causa de tus signos y síntomas, como influenza (gripe) o neumonía. Puedes hacerte una prueba rápida de influenza para diagnosticar si tienes la enfermedad. Si otras pruebas son negativas, es posible que debas hacerte más pruebas para detectar específicamente el carbunco, tales como las siguientes:

  • Análisis de la piel. Se puede evaluar en un laboratorio una muestra de líquido de una lesión sospechosa en tu piel o una muestra pequeña de tejido (biopsia) en busca de signos de carbunco cutáneo.
  • Análisis de sangre. Es posible que te extraigan una cantidad pequeña de sangre para evaluar en un laboratorio en busca de bacterias del carbunco.
  • Radiografía de tórax o tomografía computarizada (TC). El médico puede solicitarte una radiografía de tórax o una TC para ayudar a diagnosticar carbunco por inhalación.
  • Análisis de heces. Para diagnosticar el carbunco gastrointestinal, el médico puede analizar una muestra de tus heces en busca de bacterias del carbunco.
  • Punción lumbar (punción espinal). En esta prueba, el médico inserta una aguja en el conducto vertebral y extrae una cantidad pequeña de líquido. Generalmente, la punción lumbar se hace solo para confirmar un diagnóstico de meningitis por carbunco.

Tratamiento

El tratamiento estándar del carbunco consiste en tomar antibióticos durante 60 días, entre ellos, ciprofloxacino (Cipro) o doxiciclina (Monodox, Vibramycin, y otros). El hecho de que un solo antibiótico o la combinación de varios serán más eficaces para ti dependerá de cómo te infectaste con carbunco, tu edad, tu salud en general y otros factores. El tratamiento es más efectivo cuanto antes se inicie.

A pesar de que algunos casos de carbunco responden a los antibióticos, el carbunco pulmonar avanzado puede que no responda. En las etapas tardías de la enfermedad, las bacterias frecuentemente producen más toxinas que las que los medicamentos pueden eliminar.

Desde los ataques del 2001 en los Estados Unidos, se han desarrollado terapias antitoxinas. En lugar de ir tras las bacterias que causan la enfermedad, estos medicamentos ayudan a eliminar las toxinas causadas por la infección. Estos medicamentos aún están en fase experimental.

Algunos casos de carbunco por inyección fueron tratados exitosamente con la remoción quirúrgica del tejido infectado.

Preparación para la consulta

Los síntomas del carbunco a menudo aparecen repentinamente y pueden ser muy graves. Si has estado en contacto con el carbunco o manifiestas síntomas después de una posible exposición, concurre de inmediato a la sala de urgencias. Si tu situación es menos urgente, pide una consulta con tu médico lo antes posible.

Si cuentas con tiempo, antes de concurrir procede de la siguiente forma:

  • Anota todos los síntomas que tienes, incluso los que parezcan no tener relación con la exposición al carbunco.
  • Anota tu información personal más importante. ¿Viajaste recientemente a alguna parte del mundo donde el carbunco es endémico? ¿Estás en contacto con rebaños, animales de caza o el cuero de animales en tu trabajo o durante tus pasatiempos?
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. A veces, puede ser difícil recordar toda la información que te brindan en el hospital o durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Anota las preguntas que desees hacerle al médico. Por ejemplo, si te diagnostican carbunco, es probable que quieras informarte sobre la vía de infección, el tratamiento propuesto y su pronóstico.
June 01, 2017
  1. Wilson KH. Clinical manifestations and diagnosis of anthrax (Manifestaciones clínicas y diagnóstico del carbunco). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  2. Longo DL, et al., eds. Microbial bioterrorism (Bioterrorismo microbiano). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  3. Anthrax (Carbunco). Merck Manual Professional Version (Versión para profesionales del Manual Merck). https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/gram-positive-bacilli/anthrax. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  4. Wilson KH. Microbiology, pathogenesis, and epidemiology of anthrax (Microbiología, patogenia y epidemiología del carbunco). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  5. Wilson KH. Prevention of anthrax (Prevención del carbunco). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  6. Wilson KH. Treatment of anthrax (Tratamiento del carbunco). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  7. Stone CK, et al., eds. Nuclear, biologic, and chemical agents; weapons of mass destruction (Agentes nucleares, biológicos y químicos; armas de destrucción masiva). En: Current Diagnosis & Treatment Emergency Medicine (Diagnóstico y tratamiento actuales: medicina de emergencia). 7.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  8. Hall JB, et al., eds. Biological warfare (Guerra biológica). En: Principles of Critical Care (Principios de cuidados intensivos). 4.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 18 de enero de 2017.
  9. Anthrax vaccine: What you need to know (Vacuna contra el carbunco: todo lo que debes saber). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/vaccines/hcp/vis/vis-statements/anthrax.html. Último acceso: 18 de enero de 2017.