Diagnóstico

Para diagnosticar la anemia, es probable que tu médico te pregunte acerca de tus antecedentes médicos y familiares, te haga un examen físico y realice las siguientes pruebas:

  • Hemograma completo. Un CBC se usa para contar el número de células sanguíneas en una muestra de tu sangre. Para la anemia, tu médico estará interesado en los niveles de los glóbulos rojos que tienes en la sangre (hematocrito) y la hemoglobina de tu sangre.

    Los valores normales de hematocrito en adultos varían según la práctica médica, pero generalmente se encuentran entre el 40 % y el 52 % para los hombres y entre el 35 % y el 47 % para las mujeres. Los valores normales de hemoglobina en adultos son generalmente de 14 a 18 gramos por decilitro para los hombres y de 12 a 16 gramos por decilitro para las mujeres.

  • Un examen para determinar el tamaño y la forma de los glóbulos rojos. Algunos de tus glóbulos rojos también podrían analizarse en busca de tamaño, forma y color inusuales.

Pruebas de diagnóstico adicionales

Si recibes un diagnóstico de anemia, el médico podría ordenar exámenes adicionales para determinar la causa. En ocasiones, puede ser necesario estudiar una muestra de la médula ósea para diagnosticar la anemia.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia depende de la causa.

  • Anemia por deficiencia de hierro. El tratamiento para esta forma de anemia generalmente implica tomar suplementos de hierro y cambiar la dieta.

    Si la causa de la deficiencia de hierro es la pérdida de sangre, aparte de la menstruación, debe localizarse la fuente del sangrado y detenerse el sangrado. Esto podría implicar cirugía.

  • Anemias por deficiencia de vitaminas. El tratamiento para la deficiencia de ácido fólico y vitamina C incluye suplementos dietéticos y el aumento de estos nutrientes en tu dieta.

    Si tu sistema digestivo tiene problemas para absorber la vitamina B-12 de los alimentos que consumes, es posible que necesites inyecciones de vitamina B-12. Al principio, podrías recibir las inyecciones cada dos días. Eventualmente, necesitarás inyecciones solo una vez al mes, posiblemente de por vida, dependiendo de la situación.

  • Anemia de enfermedad crónica. No existe un tratamiento específico para este tipo de anemia. Los médicos se centran en el tratamiento de la enfermedad de fondo. Si los síntomas se vuelven graves, una transfusión de sangre o inyecciones de una hormona sintética normalmente producida por los riñones (eritropoyetina) pueden ayudar a estimular la producción de glóbulos rojos y aliviar la fatiga.
  • Anemia aplásica. El tratamiento para esta anemia puede incluir transfusiones de sangre para aumentar los niveles de glóbulos rojos. Podrías necesitar un trasplante de médula ósea si tu médula ósea no puede producir células sanguíneas sanas.
  • Anemias asociadas con la enfermedad de la médula ósea. El tratamiento de estas diversas enfermedades puede incluir medicamentos, quimioterapia o trasplante de médula ósea.
  • Anemias hemolíticas. El manejo de las anemias hemolíticas incluye evitar medicamentos sospechosos, tratar infecciones y tomar medicamentos que inhiban tu sistema inmunitario, que podría estar atacando tus glóbulos rojos.

    Dependiendo de la causa o de tu anemia hemolítica, es posible que te refieran a un especialista en corazón o vascular.

  • Anemia de células falciformes. El tratamiento puede incluir oxígeno, analgésicos y líquidos orales e intravenosos para reducir el dolor y prevenir complicaciones. Los médicos también podrían recomendar transfusiones de sangre, suplementos de ácido fólico y antibióticos.

    Un medicamento para el cáncer llamado hidroxiurea (Droxia, Hydrea, Siklos) también se utiliza para tratar la anemia de células falciformes.

  • Talasemia. La mayoría de las formas de talasemia son leves y no requieren tratamiento. Las formas más graves de talasemia generalmente requieren transfusiones de sangre, suplementos de ácido fólico, medicamentos, extirpación del bazo o un trasplante de células madre de sangre y médula ósea.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Preparación para la consulta

Pide una consulta con tu médico de atención primaria si tienes fatiga prolongada o algún signo o síntoma que te preocupa. Éste puede derivarte a otro médico que se especialice en el tratamiento de trastornos en la sangre (hematólogo), del corazón (cardiólogo) o del sistema digestivo (gastroenterólogo).

A continuación, encontrarás información útil para prepararte para la consulta.

Qué puedes hacer

Antes de la consulta, prepara una lista de lo siguiente:

  • Tus síntomas y cuándo comenzaron
  • Información personal clave, como situaciones de estrés importantes, dispositivos médicos implantados, exposición a toxinas o productos químicos y cambios recientes en la vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas y otros suplementos que tomes, con las dosis
  • Las preguntas para hacerle al médico

Para la anemia, las preguntas básicas para hacerle al médico son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Tengo que hacerme pruebas?
  • ¿Es probable que mi anemia sea temporal o de larga duración?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles, y cuál me recomienda?
  • ¿Qué efectos secundarios podría provocar el tratamiento?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cómo puedo controlarlas de la mejor manera?
  • ¿Necesito limitar mi dieta?
  • ¿Necesito añadir alimentos a mi dieta? ¿Con qué frecuencia necesito comer estos alimentos?
  • ¿Tiene folletos u otro material impreso que pueda llevar? ¿Qué sitios web me recomienda?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga preguntas como las siguientes:

  • ¿Los síntomas aparecen y desaparecen, o son constantes?
  • ¿Cuán intensos son tus síntomas?
  • ¿Existe algo que haga que los síntomas mejoren?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Eres vegetariano?
  • ¿Cuántas porciones de fruta y de vegetales comes normalmente por día?
  • ¿Bebes alcohol? Si es así, ¿con qué frecuencia y cuántas bebidas tomas generalmente?
  • ¿Eres fumador?
  • ¿Donaste sangre más de una vez recientemente?

Anemia - atención en Mayo Clinic

Dec. 14, 2019
  1. Anemia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/iron-deficiency-anemia. Accessed July 23, 2019.
  2. Anemia. Lab Tests Online. https://labtestsonline.org/conditions/anemia. Accessed July 23, 2019.
  3. Schrier SL. Approach to the adult patient with anemia. https://www.uptodate.com/contents/search. July 23, 2019.
  4. Anemia. American Society of Hematology. https://www.hematology.org/Patients/Anemia/. Accessed July 23, 2019.
  5. Your guide to anemia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/files/docs/public/blood/anemia-yg.pdf. Accessed July 27, 2019.
  6. Morrow ES Jr. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 22, 2019.

Relacionado

Procedimientos asociados