La insuficiencia cardíaca, a veces llamada «insuficiencia cardiaca congestiva», se produce cuando el músculo del corazón no bombea sangre tan bien como debería hacerlo. Determinadas afecciones, como las arterias estrechadas en el corazón (enfermedad de las arterias coronarias) o la presión arterial alta, dejan gradualmente el corazón demasiado débil o rígido como para llenarse y bombear de forma eficaz.

No es posible revertir todas las afecciones que provocan la insuficiencia cardíaca, pero los tratamientos pueden mejorar los signos y los síntomas de la insuficiencia cardíaca y ayudarte a vivir más tiempo. Los cambios en el estilo de vida —como hacer ejercicio, reducir el consumo de sal en la dieta, controlar el estrés y adelgazar— pueden mejorar la calidad de vida.

Una manera de evitar la insuficiencia cardíaca es controlando las afecciones que causan la insuficiencia cardíaca, como la enfermedad de las arterias coronarias, la presión arterial alta, la diabetes o la obesidad.

Aug. 30, 2016