Descripción general

La congelación es una lesión causada por el congelamiento de la piel y los tejidos subyacentes. En la etapa más temprana de la congelación, también llamada congelación de primer grado, no hay daño permanente en la piel. Los síntomas incluyen piel fría y sensación de picazón, seguidos de entumecimiento y piel inflamada o con manchas. A medida que empeora la congelación, la piel puede volverse dura o de aspecto ceroso.

La piel expuesta al clima frío y ventoso es más vulnerable a la congelación, pero también puede afectar a la piel cubierta por guantes u otras prendas. Es posible que no te des cuenta de la congelación hasta que alguien te la haga notar.

Puedes tratar la congelación de primer grado volviendo a calentar la piel. Todos los otros tipos de congelación requieren atención médica ya que puede dañar la piel, los músculos, los huesos y otros tejidos de forma permanente.

Síntomas

Los signos y síntomas de la congelación comprenden lo siguiente:

  • Al principio, piel fría y una sensación de cosquilleo
  • Entumecimiento
  • Piel de aspecto rojo, blanco, blanco azulado, amarillo grisáceo, morado, marrón o color ceniza, según la gravedad de la afección y el color habitual de la piel
  • Piel de apariencia dura o cerosa
  • Torpeza debido a la rigidez articular y muscular
  • Ampollas después de volver a entrar en calor, en los casos graves

La congelación es más frecuente en los dedos de las manos y de los pies, la nariz, las orejas, las mejillas y el mentón. Debido al entumecimiento de la piel, es posible que no te des cuenta de la congelación hasta que alguien te lo haga notar. Puede resultar difícil observar cambios de color en el área afectada en la piel más oscura o negra.

La congelación ocurre en varias etapas:

  • Congelación de primer grado. Es una forma leve de congelación. La exposición continua al frío provoca un entumecimiento en la zona afectada. A medida que la piel se calienta, es posible que sientas dolor y hormigueo. La congelación de primer grado no causa daño permanente en la piel.
  • Congelación superficial. La congelación superficial provoca cambios leves en el color de la piel. La piel puede comenzar a sentirse caliente, un signo de que está gravemente afectada. En esta etapa, si vuelves a calentar la piel para tratar la congelación, la superficie de la piel podría tornarse moteada, y es posible que sientas escozor, ardor o hinchazón. Podría aparecer una ampolla llena de líquido entre 12 y 36 horas después de volver a calentar la piel.
  • Congelación profunda (grave). A medida que la congelación avanza, esta afecta todas las capas de la piel, así como los tejidos que se encuentran debajo. La piel se vuelve blanca o gris azulada, y pierdes toda sensación de frío, dolor o molestia en el área. Es posible que las articulaciones o los músculos dejen de funcionar. Se forman ampollas grandes de 24 a 48 horas después de volver a calentarte. El tejido se vuelve negro y duro a medida que muere.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica para congelación si presentas lo siguiente:

  • Signos y síntomas de congelación superficial o profunda
  • Aumento del dolor, la hinchazón, la inflamación o la secreción en la zona que se congeló
  • Fiebre
  • Síntomas nuevos e inexplicables

Busca atención de emergencia si presentas piel dura, fría o con manchas.

También busca ayuda médica de urgencia si sospechas que tienes hipotermia, una afección en la que el cuerpo pierde calor más rápido de lo que puede producirlo. Entre los signos y síntomas de la hipotermia se incluyen los siguientes:

  • Escalofríos intensos
  • Habla arrastrada
  • Somnolencia y pérdida de la coordinación

Envuelve a la persona con hipotermia en mantas tibias hasta que llegue la ayuda.

What you can do in the meantime

While you wait for emergency medical help or an appointment with a healthcare professional, take these steps as needed:

  • Get out of the cold and remove wet clothing.
  • If you suspect hypothermia, wrap up in a warm blanket until help arrives.
  • Protect the injured area from further damage.
  • Don't walk on frostbitten feet or toes if possible.
  • Take a pain reliever if needed.
  • Drink a warm, nonalcoholic beverage if possible.

Causas

La congelación se produce cuando se congelan la piel y los tejidos subyacentes. La causa más frecuente de congelación es la exposición a condiciones climáticas frías. Pero también puede aparecer por contacto directo con el hielo, metales congelados o líquidos muy fríos.

Los factores específicos que provocan la congelación comprenden lo siguiente:

  • Usar ropa que no es adecuada para las condiciones climáticas en las que estás, por ejemplo, ropa que no te protege del frío, el viento o la lluvia o que es demasiado ajustada.
  • Permanecer en un ambiente frío y ventoso demasiado tiempo. El riesgo aumenta a medida que la temperatura ambiente desciende por debajo de 5 °F (-15 °C), incluso con vientos de poca velocidad. Con vientos helados de menos de 16,6 °F (-27 °C), la congelación puede ocurrir en la piel expuesta en menos de 30 minutos.

Factores de riesgo

Los siguientes factores aumentan el riesgo de congelación:

  • Afecciones médicas que afectan tu capacidad de sentir el frío o responder a este, como la deshidratación, la sudoración excesiva, el agotamiento, la diabetes y una irrigación sanguínea deficiente en las extremidades
  • Consumo de alcohol o drogas ilícitas
  • Fumar
  • Emociones como el miedo y el pánico o una enfermedad mental que afecte el juicio
  • Congelación previa o lesión por frío precedente
  • Al ser un bebé o un adulto mayor es posible que sea más difícil producir y retener el calor corporal
  • Estar a gran altura, donde hay menos oxígeno

Complicaciones

Las complicaciones de la congelación incluyen las siguientes:

  • Aumento de la sensibilidad al frío
  • Aumento del riesgo de desarrollar congelación nuevamente
  • Entumecimiento a largo plazo en la zona afectada
  • Sudoración excesiva (hiperhidrosis)
  • Cambios en el color de la piel
  • Cambios en las uñas o pérdida de ellas
  • Rigidez articular (artritis por congelación)
  • Problemas de crecimiento en los niños, si la congelación daña la placa de crecimiento de un hueso
  • Infección
  • Tétanos
  • Gangrena, la putrefacción y la muerte del tejido por interrupción del flujo sanguíneo hacia la zona afectada, que puede dar lugar a una amputación
  • Hipotermia

Prevención

La congelación se puede prevenir. A continuación, incluimos algunos consejos que te ayudarán a mantenerte a salvo y abrigado.

  • Limita la cantidad tiempo al aire libre cuando está frío, húmedo o ventoso. Presta atención a los pronósticos meteorológicos y las mediciones de sensación térmica. En un clima muy frío y ventoso, la piel expuesta puede desarrollar congelación en cuestión de minutos.
  • Vístete con varias capas de ropa suelta y abrigada. El aire atrapado entre las capas de ropa actúa como aislante contra el frío. Usa prendas de exterior que sean resistentes al viento e impermeables para protegerte del viento, la nieve y la lluvia. Escoge ropa interior que mantenga la humedad lejos de la piel. Cámbiate la ropa húmeda, en especial los guantes, los sombreros y las medias, lo antes posible.
  • Usa un gorro o banda para la cabeza que cubra totalmente las orejas. Los materiales resistentes al viento y de lana pesada son los mejores para la protección de la cabeza contra el frío.
  • Usa mitones en lugar de guantes tradicionales. Estos guantes brindan una mejor protección. O prueba con un par de guantes finos interiores hechos con un material transpirable (como polipropileno) debajo de un par de guantes o de mitones más gruesos.
  • Usa medias y medias más finas por debajo que calcen bien, que absorban la humedad y que brinden aislamiento. También considera usar calentadores de manos y pies. Asegúrate de que los calentadores de pies no hagan que las botas queden muy ajustadas, lo que puede restringir el flujo sanguíneo.
  • Presta atención a los signos de congelación. Los signos tempranos de congelación incluyen los cambios en el color de la piel, el cosquilleo y el entumecimiento. Busca un lugar cálido como refugio si notas estos signos.
  • Planifica protegerte. Cuando viajes en un clima frío, lleva suministros de emergencia y ropa abrigada en caso de que quedes varado. Si estarás en lugares alejados, diles a otras personas cuál será tu recorrido y la fecha estimada de regreso.
  • No bebas alcohol si tienes pensado estar al aire libre en un clima frío. Las bebidas alcohólicas hacen que el cuerpo pierda calor más rápidamente.
  • Lleva una alimentación equilibrada y mantente hidratado. Hacer esto antes de exponerte al frío te ayudará a mantener el calor.
  • Mantente en movimiento. El ejercicio puede hacer que la sangre fluya y ayudarte a mantener el calor, pero no lo hagas hasta agotarte.

March 26, 2024
  1. Fowler GC, et al., eds. Prevention and treatment of wound infections. In: Pfenninger and Fowler's Procedures for Primary Care. 4th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 12, 2023.
  2. Schmitt BD. Frostbite and cold exposure. In: Pediatric Telephone Protocols: Office Version. 17th ed. American Academy of Pediatrics; 2021.
  3. Knudsen JM (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 14, 2021.
  4. Walls RM, et al., eds. Hypothermia, frostbite and nonfreezing cold injuries. In: Rosen's Emergency Medicine: Concepts and Clinical Practice. 10th ed. Elsevier; 2023. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 12, 2023.
  5. Buttaravoli P, et al., eds. Frostnip, frostbite, and mild hypothermia. In: Minor Emergencies. 4th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 12, 2022.
  6. Prevent hypothermia and frostbite. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/disasters/winter/staysafe/hypothermia.html. Accessed Sept. 13, 2023.
  7. Kelly AP, et al. Biology of wounds and wound care. In: Taylor and Kelly's Dermatology for Skin of Color. 2nd ed. McGraw-Hill Education; 2016. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Sept. 13, 2023.
  8. AskMayoExpert. Frostbite. Mayo Clinic; 2018.
  9. Thompson DA. Frostbite. In: Adult Telephone Protocols: Office Version. 4th ed. American Academy of Pediatrics; 2019.
  10. Frostbite. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/injuries-poisoning/cold-injury/frostbite. Accessed July 16, 2020.
  11. Madden C. Exercise in the cold and cold injuries. In: Netter's Sports Medicine. 3rd ed. Elsevier; 2023. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 14, 2023.
  12. Sheridan RL, et al. Diagnosis and treatment of frostbite. The New England Journal of Medicine. 2022; doi:10.1056/NEJMra1800868.
  13. Comfere N (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 14, 2021.
  14. Jordan BL (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 13, 2021.
  15. McIntosh SE, et al. Wilderness Medical Society clinical practice guidelines for the prevention and treatment of frostbite: 2019 update. Wilderness & Environmental Medicine. 2019; doi:10.1016/j.wem.2019.05.002.
  16. Sominidi Damodaran S (expert opinion). Mayo Clinic. Oct. 11, 2023.
  17. Frostbite. https://www.dorlandsonline.com. Accessed Oct. 23, 2023.
  18. Deep frostbite. https://www.dorlandsonline.com. Accessed Oct. 23, 2023.
  19. FDA approves first medication to treat severe frostbite (news release). U.S. Food and Drug Administration. https://www.fda.gov. Accessed Feb. 14, 2024.