Descripción general

El aislamiento de las venas pulmonares es un procedimiento que se usa para suspender las señales eléctricas anormales en el corazón que producen problemas de ritmo cardíaco.

El aislamiento de las venas pulmonares es un tipo de ablación cardíaca. La ablación cardíaca cicatriza o destruye el tejido del corazón que provoca el ritmo cardíaco anormal. En algunos casos, la ablación cardíaca evita que las señales eléctricas anormales lleguen al corazón y, de este modo, detiene el problema de ritmo cardíaco.

El procedimiento de aislamiento de las venas pulmonares crea tejido cicatricial en la parte de la cavidad superior izquierda del corazón en la que se conectan cada una de las cuatro venas pulmonares. Las venas pulmonares llevan sangre rica en oxígeno de los pulmones al corazón. El aislamiento de las venas pulmonares puede reducir los signos y síntomas de la fibrilación auricular, que afecta a las cavidades superiores del corazón.

Enfoque de Mayo Clinic

Por qué se realiza

El aislamiento de las venas pulmonares se usa para reducir los signos y síntomas de la fibrilación auricular y mejorar la calidad de vida.

El aislamiento de las venas pulmonares generalmente no se usa como primera opción de tratamiento. El médico podría recomendarte que primero controles tu fibrilación auricular con otros tratamientos.

Acerca de la fibrilación auricular

Durante la fibrilación auricular, las dos cavidades superiores (las aurículas) del corazón laten de forma caótica e irregular, sin coordinar con las dos cavidades inferiores (los ventrículos) del corazón. Los síntomas de fibrilación auricular generalmente comprenden palpitaciones, dificultad para respirar y debilidad.

En el caso de las personas con fibrilación auricular, las señales eléctricas caóticas se originan en las venas pulmonares.

Acerca de la venas pulmonares

Cada pulmón tiene dos venas pulmonares que se conectan a la cavidad superior izquierda del corazón. Las venas pulmonares llevan sangre oxigenada de los pulmones al corazón.

El objetivo del aislamiento de las venas pulmonares es crear tejido cicatricial cerca de donde las venas pulmonares se conectan al corazón. Este método limita o evita que las señales eléctricas caóticas lleguen a las cavidades superiores del corazón.

Riesgos

El aislamiento de las venas pulmonares tiene riesgo de complicaciones, entre ellas:

  • Sangrado o infección en el lugar en el que se insertó el catéter
  • Daño en los vasos sanguíneos que el catéter puede haber rozado al viajar hacia el corazón
  • Perforación del corazón
  • Daño a las válvulas cardíacas
  • Daño al sistema eléctrico del corazón, lo que podría empeorar la arritmia y requerir un marcapasos para corregirla
  • Coágulos sanguíneos en las piernas o en los pulmones (tromboembolismo venoso)
  • Accidente cerebrovascular o ataque cardíaco
  • Estrechamiento de las venas que transportan la sangre entre los pulmones y el corazón (estenosis venosa pulmonar)
  • Muerte en casos excepcionales

Analiza los riesgos y los beneficios de la ablación cardíaca con tu médico para comprender si este procedimiento es adecuado para ti.

Cómo te preparas

El médico te examinará y es posible que solicite varios estudios para evaluar tu fibrilación auricular. El médico conversará contigo sobre los riesgos y beneficios del aislamiento de las venas pulmonares.

Deberás dejar de comer y beber la noche previa al procedimiento. Si tomas algún medicamento, pregúntale al médico si puedes continuar tomándolo antes del procedimiento.

El médico te indicará si debes seguir alguna otra instrucción especial antes o después del procedimiento. En algunos casos, se te pedirá que dejes de tomar los medicamentos para el tratamiento de una arritmia cardíaca varios días antes del procedimiento.

Si tienes un dispositivo cardíaco implantado, como un marcapasos o un desfibrilador cardioversor implantable, habla con el médico para saber si debes tomar alguna precaución especial.

Lo que puedes esperar

Durante el aislamiento de las venas pulmonares

El aislamiento de las venas pulmonares se realiza en el hospital. Antes de comenzar el procedimiento, el especialista insertará una vía intravenosa en el antebrazo o en la mano y te darán un sedante que ayudará a relajarte. En algunos casos, se puede usar anestesia general para que estés en un estado de somnolencia.

Después de que el sedante haga efecto, el médico u otro especialista anestesiará una región pequeña cerca de la vena de la ingle, el cuello o el hombro. El médico insertará una aguja en la vena y colocará un tubo (vaina) a través de la aguja.

El médico insertará los catéteres por la vaina y los guiará hacia varios lugares dentro del corazón. El médico puede inyectar un tinte en el catéter que ayuda al equipo de atención a ver los vasos sanguíneos y el corazón mediante imágenes por rayos X. Los catéteres tienen electrodos en las puntas que se usan para enviar impulsos eléctricos al corazón y registrar la actividad eléctrica del corazón.

Este proceso en el que se usan imágenes y otras pruebas para determinar qué provoca la arritmia se llama «estudio de electrofisiología».

Los catéteres se mueven de la cavidad derecha superior del corazón a la cavidad izquierda superior donde se conectan las venas pulmonares. La energía caliente (ablación por radiofrecuencia) o fría (crioablación) viaja por el extremo del catéter hacia la zona objetivo, donde crea una cicatriz o destruye el tejido. Durante el aislamiento de las venas pulmonares, en la mayoría de los casos se trata cada una de las cuatro venas pulmonares.

En algunos casos, la ablación bloquea las señales eléctricas que se desplazan por el corazón para detener la fibrilación auricular y, en su lugar, permite que las señales se desplacen por una vía normal.

El aislamiento de las venas pulmonares generalmente lleva entre tres y seis horas, pero los procedimientos complicados pueden llevar más tiempo.

Durante el procedimiento, es posible que sientas un pequeño malestar cuando se inyecta el tinte en el catéter o cuando se transmite la energía hasta las puntas del catéter. Si sientes cualquier tipo de dolor intenso o tienes dificultad para respirar, comunícaselo al médico.

Después del aislamiento de venas pulmonares

Después del procedimiento, te trasladarán a un área de recuperación para descansar tranquilamente entre cuatro y seis horas para evitar el sangrado en el lugar donde se insertó el catéter. Te controlarán continuamente los latidos del corazón y la presión arterial para verificar si hay complicaciones a causa del procedimiento.

Dependiendo de tu enfermedad, quizás puedas regresar a tu casa el mismo día del procedimiento o quizás tengas que permanecer en el hospital. Si regresas a tu casa el mismo día, haz planes para que alguien te lleve a casa después del procedimiento.

Es posible que te sientas un poco dolorido después del procedimiento, pero el dolor no durará más de una semana. Generalmente, podrás volver a tus actividades habituales unos pocos días después del aislamiento de las venas pulmonares.

Resultados

Si bien el aislamiento de las venas pulmonares puede tener resultados satisfactorios, algunas personas deben repetir los procedimientos.

El aislamiento de las venas pulmonares puede reducir los signos y síntomas de la fibrilación auricular y mejorar tu calidad de vida. No obstante, no está demostrado que reduzca el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, por lo cual el médico puede recomendarte que continúes tomando medicamentos anticoagulantes.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Aislamiento de las venas pulmonares - atención en Mayo Clinic

March 27, 2018
References
  1. Huang SKS, et al., eds. Pulmonary vein isolation for atrial fibrillation. In: Catheter Ablation of Cardiac Arrhythmias. 3rd ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. http://www.clinicalkey.com. Accessed July 29, 2016.
  2. AskMayoExpert. Atrial fibrillation. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2015.
  3. Passman R. Catheter ablation to prevent recurrent atrial fibrillation: Clinical applications. http://www.uptodate.com/home. Accessed Aug. 11, 2016.
  4. Zipes DP, et al., eds. Ablation for atrial fibrillation. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 6th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2014. http://www.clinicalkey.com. Accessed July 29, 2016.
  5. Catheter ablation. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/ablation. Accessed July 29, 2016.
  6. Brown A. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. July 6, 2016.
  7. Schwanke BR (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 16, 2016.