Descripción general

El examen de Papanicolaou es un procedimiento que se lleva a cabo para detectar el cáncer cervical en las mujeres.

El examen de Papanicolaou consiste en recolectar células del cuello uterino, el extremo inferior y angosto del útero que está arriba de la vagina.

La detección temprana del cáncer cervical mediante un examen de Papanicolaou te brinda una mayor probabilidad de cura. Mediante un examen de Papanicolaou también se detectan cambios en las células del cuello uterino que indican que en el futuro podría formarse cáncer. La detección temprana de estas células anormales mediante un examen de Papanicolaou es el primer paso para detener la posible formación de cáncer cervical.

Por qué se realiza

Una prueba de Papanicolaou se utiliza para detectar cáncer de cuello uterino.

La prueba de Papanicolaou generalmente se realiza junto con un examen pélvico. Para las mujeres de más de 30 años, la prueba de Papanicolaou se puede combinar con un examen para detectar el virus del papiloma humano (human papillomavirus, HPV), una infección de transmisión sexual común que puede causar cáncer de cuello uterino. En algunos casos, se puede realizar la prueba del HPV en lugar del Papanicolaou.

¿Quiénes deben realizarse una prueba de Papanicolaou?

Tú y tu médico pueden decidir cuándo es momento de que comiences a realizarte la prueba de Papanicolaou y con qué frecuencia debes hacerte la prueba.

En general, los médicos recomiendan comenzar a realizarse la prueba de Papanicolaou a los 21 años.

¿Con qué frecuencia se debe repetir la prueba de Papanicolaou?

Generalmente, los médicos recomiendan que las mujeres de entre 21 y 65 años repitan la prueba de Papanicolaou cada tres años.

Las mujeres de 30 años o más pueden considerar realizarse la prueba de Papanicolaou cada cinco años si el procedimiento se realiza junto con la prueba del virus del papiloma humano (human papillomavirus, HPV). Otras podrían considerar realizarse la prueba del HPV en lugar del Papanicolaou.

Si tienes determinados factores de riesgo, el médico puede recomendarte pruebas de Papanicolaou más frecuentes, sin importar la edad. Estos factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • Diagnóstico de cáncer de cuello uterino o una prueba de Papanicolaou que mostró células precancerosas
  • Exposición al dietilestilbestrol antes del nacimiento
  • Una infección por VIH
  • La debilitación del sistema inmunitario debido a un trasplante de órganos, a quimioterapia o al uso crónico de corticoesteroides.
  • Antecedentes de tabaquismo

Tú y tu médico pueden hablar sobre los beneficios y los riesgos de la prueba de Papanicolaou y decidir qué es mejor para ti según los factores de riesgo.

¿Quién puede dejar de realizar los papanicolaou de rutina?

En algunas situaciones, una mujer y su médico pueden decidir dejar de realizar los papanicolau de rutina, por ejemplo:

  • Después de una histerectomía total. Después de una histerectomía total, extirpación quirúrgica del útero y el cuello uterino, consulta con el médico si es necesario que sigas realizando pruebas de papanicolau.

    Si la histerectomía se realizó por un trastorno no canceroso, como fibromas uterinos, puedes dejar de realizar los papanicolaou de rutina.

    Pero si la histerectomía se hizo debido a un trastorno canceroso o precanceroso del cuello uterino, el médico te recomendará que sigas realizando los papanicolaou de rutina.

  • Edad avanzada. Los médicos generalmente sugieren que las mujeres pueden dejar de realizar los papanicolaou de rutina a los 65 años si sus pruebas anteriores de detección de cáncer cervical fueron negativas.

    Consulta con el médico las posibles opciones para decidir juntos lo que es mejor para ti según tus factores de riesgo. Si tienes relaciones sexuales con diferentes personas, el médico te recomendará seguir realizando los papanicolaou de rutina.

Riesgos

Una prueba de Papanicolaou es una manera segura de detectar cáncer cervical. Sin embargo, la prueba de Papanicolaou no es infalible. Es posible recibir resultados falsos negativos, es decir que la prueba indica que no hay anormalidades, aunque tengas células anormales.

Un resultado falso negativo no significa que se cometió un error. Algunos de los factores que pueden causar un resultado falso negativo son los siguientes:

  • Recolección inadecuada de las células
  • Pequeña cantidad de células anormales
  • Sangre o células inflamatorias que bloquean las células anormales

Si bien es posible que no se detecten células anormales, el tiempo está de tu lado. El cáncer cervical lleva varios años en formarse. Y si no se detectan las células anormales en una prueba, es muy probable que se detecten en la siguiente.

Cómo prepararse

Para garantizar que la prueba de Papanicolaou sea lo más eficaz posible, sigue estos consejos antes de la prueba:

  • Evita tener relaciones sexuales, realizarte duchas vaginales o utilizar medicamentos vaginales o espumas, cremas o geles espermicidas durante dos días antes de la prueba de Papanicolaou, dado que estas sustancias pueden eliminar u ocultar las células anormales.
  • Intenta no programar una prueba de Papanicolaou que coincida con tu periodo menstrual. Si es posible, es mejor evitar este momento del ciclo.

Lo que puedes esperar

Durante la prueba de Papanicolaou

La prueba de Papanicolaou se realiza en el consultorio del médico y lleva solo unos minutos. Es posible que te pidan que te desvistas por completo o solo de la cintura hacia abajo.

Tendrás que recostarte boca arriba sobre una camilla de examen con las rodillas flexionadas. Apoyarás los talones en soportes llamados estribos.

El médico introducirá con cuidado un instrumento llamado espéculo en la vagina. El espéculo mantiene separadas las paredes de la vagina para que el médico pueda ver fácilmente el cuello uterino. La introducción del espéculo puede provocar una sensación de presión en la zona pélvica.

Luego, el médico tomará muestras de las células cervicales con un cepillo suave y un dispositivo plano para raspado llamado espátula. Esto generalmente no causa dolor.

Después de la prueba de Papanicolaou

Después de la prueba de Papanicolaou, puedes realizar tus actividades cotidianas sin restricciones.

Según el tipo de prueba de Papanicolaou que te realices, el médico transfiere la muestra de células obtenida del cuello uterino a un recipiente que contiene un líquido especial para preservar la muestra (prueba de Papanicolaou en base líquida) o a un portaobjetos de vidrio (prueba de Papanicolaou convencional).

Las muestras se envían a un laboratorio donde se examinan con un microscopio para observar las características de las células que indican cáncer o un trastorno precanceroso.

Pregúntale al médico cuándo podrás obtener los resultados de la prueba.

Resultados

Una prueba de Papanicolaou puede alertar al médico sobre la presencia de células sospechosas que requieren nuevos análisis.

Resultados normales

Si durante la prueba de Papanicolaou solo se descubren células del cuello uterino sanas, se considera que el resultado es negativo. No necesitarás realizar ningún otro tratamiento o prueba hasta que llegue el momento de realizarte la próxima prueba de Papanicolaou con examen pélvico.

Resultados anormales

Si se encuentran células anormales o poco comunes en tu prueba de Papanicolaou, se dice que tienes un resultado positivo. Un resultado positivo no significa que tengas cáncer de cuello uterino. Lo que significa un resultado positivo depende del tipo de células descubiertas en la prueba.

A continuación, se encuentran algunos términos que el médico podría utilizar y lo que podrías hacer a partir de eso:

  • Células escamosas atípicas de significado indeterminado (ASC-US). Las células escamosas son delgadas y planas y crecen en la superficie de un cuello uterino sano. En el caso de ASC-US, la prueba de Papanicolaou revela células escamosas ligeramente anormales, pero los cambios no implican necesariamente la presencia de células precancerosas.

    Con la prueba basada en líquido, el médico puede volver a analizar la muestra para verificar la presencia de virus que se sabe promueven el desarrollo del cáncer, como algunos tipos de virus del papiloma humano (VPH).

    Si no se encuentran virus de alto riesgo, las células anormales halladas en la prueba no son de mayor importancia. Si se encuentran virus alarmantes, deberás someterte a más pruebas.

  • Lesión escamosa intraepitelial. Este término se utiliza para indicar que las células recolectadas de la prueba de Papanicolaou pueden ser precancerosas.

    Si los cambios son de grado bajo, esto significa que el tamaño, la forma y otras características de las células sugieren que si una lesión precancerosa está presente, es probable que esté a años de convertirse en cáncer.

    Si los cambios son de grado alto, hay una mayor posibilidad de que la lesión se convierta en cáncer mucho más pronto. Es necesario hacer análisis de diagnóstico adicionales.

  • Células glandulares atípicas Las células glandulares producen mucosidad en la abertura del cuello uterino y dentro del útero. Las células glandulares atípicas pueden parecer ligeramente anormales, pero no está claro si son cancerosas o no.

    Es necesario hacer análisis adicionales para determinar el origen de las células anormales y su importancia.

  • Carcinoma de células escamosas o células de adenocarcinoma Este resultado significa que las células recolectadas en la prueba de Papanicolaou parecen tan anormales que el patólogo está prácticamente seguro de la presencia de cáncer.

    El "carcinoma de células escamosas" deriva de los cánceres que surgen en las células de superficie plana de la vagina o el cuello uterino. El "adenocarcinoma" deriva de los cánceres que surgen en las células glandulares. Si se encuentran dichas células, el médico te recomendará evaluaciones inmediatas.

Si la prueba de Papanicolaou es anormal, el médico puede llevar a cabo un procedimiento llamado colposcopia, en la que utiliza un instrumento especial de aumento (colposcopio) para examinar los tejidos del cuello uterino, la vagina y la vulva.

El médico también puede extraer una muestra de tejido (biopsia) de cualquier área que parezca anormal. Luego, la muestra de tejido se envía a un laboratorio para su análisis y un diagnóstico definitivo.

Jan. 24, 2019
References
  1. Cervical cancer screening. American College of Obstetricians and Gynecologists. http://www.acog.org/Patients/FAQs/Cervical-Cancer-Screening. Accessed May 28, 2018.
  2. Pap test. Office on Women's Health. https://www.womenshealth.gov/a-z-topics/pap-test. Accessed May 28, 2018.
  3. Feldman S, et al. Screening for cervical cancer. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed May 28, 2018.
  4. Smith RA, et al. Cancer screening in the United States, 2017: A review of current American Cancer Society guidelines and current issues in cancer screening. CA: A Cancer Journal for Clinicians. 2017;67:100.
  5. Curry SJ, et al. Screening for cervical cancer: US Preventive Services Task Force recommendation statement. Journal of the American Medical Association. 2018;320:674.
  6. AskMayoExpert. Cervical cancer screening. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2017.
  7. Massad LS, et al. 2012 updated consensus guidelines for the management of abnormal cervical cancer screening tests and cancer precursors. Journal of Lower Genital Tract Disease. 2013;17(suppl):S1.
  8. Committee on Practice Bulletins—Gynecology. Cervical cancer screening and prevention. Obstetrics & Gynecology. 2016;128:e111.

Prueba de Papanicolaou