Descripción general

Una mastectomía es una cirugía para extirpar todo el tejido mamario de una mama como una forma de tratar o prevenir el cáncer de mama.

Para aquellas mujeres con cáncer de mama en estadio temprano, la mastectomía puede ser una opción de tratamiento. La cirugía de conservación de la mama (tumorectomía), en la que se extirpa solamente el tumor, puede ser otra opción.

Decidir entre practicar una mastectomía y una tumorectomía puede resultar difícil. Ambos procedimientos son igual de eficaces para prevenir la reaparición del cáncer de mama. Sin embargo, la tumorectomía no es una opción para todas las personas que tienen cáncer de mama, y otras prefieren someterse a una mastectomía.

Las técnicas más nuevas de mastectomía pueden preservar la piel de la mama y permiten que esta quede con una apariencia más natural después del procedimiento. Este procedimiento también se conoce como «mastectomía con conservación de piel».

La cirugía para restablecer la forma de la mama, denominada reconstrucción mamaria, se puede realizar al mismo momento que la mastectomía o durante una segunda operación en una fecha posterior.

Por qué se realiza

La mastectomía se usa para retirar todo el tejido de los senos si tienes cáncer de mama o un riesgo muy alto de padecerlo. Puedes someterte a una mastectomía para extirpar un solo seno (mastectomía unilateral) o ambos (mastectomía bilateral).

Mastectomía para el tratamiento del cáncer de mama

La mastectomía puede ser una opción de tratamiento para muchos tipos de cáncer de mama, por ejemplo:

  • Carcinoma ductal in situ o cáncer de mama no invasivo
  • Cáncer de mama en estadios I y II (en estadio temprano)
  • Cáncer de mama en estadio III (localmente avanzado), después de la quimioterapia
  • Cáncer de mama inflamatorio, después de la quimioterapia
  • Enfermedad de Paget mamaria
  • Cáncer de mama localmente recurrente

El médico puede recomendarte una mastectomía en lugar de una extracción del tumor acompañada de radiación si:

  • Tienes dos tumores o más en zonas diferentes del seno.
  • Tienes depósitos de calcio (microcalcificaciones) extendidos o que parecen malignos en todo el seno, y se ha determinado que son cancerosos después de una biopsia de mama.
  • Ya has recibido radioterapia anteriormente en la región de los senos y ha vuelto a aparecer cáncer de mama en esa región.
  • Estás embarazada y la radiación genera un riesgo inaceptable para el feto.
  • Te sometiste a una extracción del tumor, pero todavía hay cáncer en los bordes (márgenes) del área operada, y se sospecha que el cáncer se puede extender a otras partes del seno.
  • Eres portadora de una mutación genética que hace que tengas un riesgo alto de padecer un segundo cáncer en el seno.
  • Tienes un tumor grande en relación con el tamaño general del seno. Después de una extracción del tumor, podrías no tener suficiente tejido sano como para lograr un resultado estético aceptable.
  • Tienes una enfermedad del tejido conjuntivo, como esclerodermia o lupus, y posiblemente no toleres los efectos secundarios de la radiación en la piel.

Mastectomía para prevenir el cáncer de mama

También puedes considerar una mastectomía si no tienes cáncer de mama, pero tienes un riesgo muy alto de padecer la enfermedad.

La mastectomía preventiva (profiláctica) o de reducción de riesgos implica extraer ambos senos, y reduce considerablemente el riesgo de contraer cáncer de mama en el futuro.

La mastectomía profiláctica se reserva para quienes tienen un riesgo muy alto de cáncer de mama, determinado por fuertes antecedentes familiares de este tipo de cáncer o la presencia de determinadas mutaciones genéticas que aumentan el riesgo de padecer esta enfermedad.

Riesgos

Algunos de los riesgos de una mastectomía son los siguientes:

  • Sangrado
  • Infección
  • Dolor
  • Hinchazón (linfedema) en el brazo, si te sometes a una disección de ganglios axilares
  • Formación de tejido cicatricial duro en el sitio de la cirugía
  • Dolor y rigidez en el hombro
  • Entumecimiento, en especial debajo del brazo, debido a la extirpación de un ganglio linfático
  • Acumulación de sangre en el sitio de la cirugía (hematoma)

Cómo prepararse

Reúnete con el cirujano para hablar sobre las opciones

Antes de la cirugía, te reunirás con un cirujano y un anestesiólogo para hablar sobre tu operación, revisar tu historia clínica y determinar el plan de anestesia.

Es un buen momento para hacer preguntas y asegurarte de que comprendes el procedimiento, incluidos los motivos y los riesgos de la cirugía.

Un tema para hablar es si te harás reconstrucción mamaria y cuándo. Una opción puede ser que te hagan la reconstrucción inmediatamente después de la mastectomía, mientras aún estás anestesiada.

La reconstrucción mamaria puede comprender lo siguiente:

  • El uso de expansores mamarios con implantes salinos o de silicona
  • El uso del propio tejido de tu cuerpo (reconstrucción con tejido autólogo)
  • El uso de una combinación de reconstrucción con tejido e implantes

La reconstrucción mamaria es un procedimiento complejo realizado por un cirujano plástico, también denominado «cirujano reconstructivo». Si planeas someterte a la reconstrucción mamaria el mismo día que te sometes a la mastectomía, te reunirás con el cirujano plástico antes de la cirugía.

Preparación para la cirugía

Te darán instrucciones acerca de las restricciones antes de la cirugía y otras cosas que debes saber:

  • Dile a tu médico qué medicamentos, vitaminas o suplementos estás tomando. Algunas sustancias podrían interferir en la cirugía.
  • Deja de tomar aspirina u otros anticoagulantes. Al menos una semana antes de la cirugía, pregúntale al médico sobre los medicamentos que tienes que evitar debido a que pueden aumentar el riesgo de padecer sangrado excesivo. Estos incluyen la aspirina, el ibuprofeno (Advil, Motrin IB y otros) y otros analgésicos específicos, así como medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre), como la warfarina (Coumadin, Jantoven).
  • No comas ni bebas entre 8 y 12 horas antes de la cirugía. Recibirás instrucciones específicas de tu equipo de atención médica.
  • Prepárate para una estancia hospitalaria. Pregúntale a tu médico cuánto tiempo estarás en el hospital. Trae una bata y pantuflas para que te sientas más cómoda en el hospital. Lleva una bolsa con tu cepillo de dientes y algo que te ayude a pasar el rato, como un libro.

Lo que puedes esperar

«Mastectomía» es un término genérico que se utiliza para diferentes técnicas usadas para extirpar una mama o ambas. Además, es posible que el cirujano también extirpe los ganglios linfáticos cercanos para determinar si el cáncer se ha diseminado.

Durante una disección de ganglios axilares, el cirujano extirpa algunos ganglios linfáticos de la axila del lado donde se encuentra el tumor.

En una biopsia de ganglios linfáticos centinelas, el cirujano solo extirpa los primeros ganglios en los que drena un tumor (ganglios centinelas).

Después, los ganglios extraídos durante la mastectomía se examinan para determinar la presencia de cáncer. Si no hay cáncer, no es necesario extirpar más ganglios linfáticos. Si hay cáncer, el cirujano analizará las opciones, como la aplicación de radiación a la axila. Si decides hacer esto, no será necesario extirpar más ganglios linfáticos.

La extirpación de todo el tejido mamario y de la mayoría de los ganglios linfáticos se denomina «mastectomía radical modificada». Con las técnicas de mastectomía más nuevas, se extirpa una menor cantidad de tejido y de ganglios linfáticos.

Algunos otros tipos de mastectomía son los siguientes:

  • Mastectomía total. Una mastectomía total, también conocida como «mastectomía simple», implica la extirpación de toda la mama, lo cual incluye el tejido mamario, la areola y el pezón. Al momento de llevar a cabo una mastectomía total, se puede hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas.
  • Mastectomía con conservación de piel. Una mastectomía con conservación de piel implica la extirpación de todo el tejido mamario, el pezón y la areola, pero no la piel de la mama. También se podrá hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas. La reconstrucción mamaria se puede llevar a cabo inmediatamente después de la mastectomía.

    La mastectomía con conservación de piel puede no ser apta para los tumores más grandes.

  • Mastectomía con conservación del pezón. Una mastectomía con conservación del pezón o de la areola implica la extirpación del tejido mamario únicamente, ya que se conserva la piel, el pezón y la areola. También se podrá hacer una biopsia de ganglios linfáticos centinelas. La reconstrucción mamaria se realiza inmediatamente después.

Antes del procedimiento

El médico o el enfermero te indicarán cuándo debes llegar al hospital. La mastectomía sin reconstrucción suele durar entre 1 y3 horas. A menudo, la cirugía se realiza de manera ambulatoria, y casi todos los pacientes vuelven a su casa el mismo día de la operación.

Si te van a extirpar ambas mamas (mastectomía doble), la cirugía durará más y es posible que debas permanecer en el hospital un día más. Si te van a realizar una reconstrucción mamaria después de la mastectomía, el procedimiento también durará más tiempo y probablemente debas permanecer en el hospital algunos días más.

Si te van a realizar una biopsia de ganglios centinelas, antes de la cirugía te inyectarán un marcador radioactivo y un tinte azul en el área que está alrededor del tumor o en la piel que se encuentra sobre el tumor. El radiomarcador y el tinte se desplazarán al ganglio o a los ganglios centinelas, lo que permitirá que el médico vea dónde se encuentran y los extirpe durante la cirugía.

Durante el procedimiento

La mastectomía suele realizarse con anestesia general, por lo que no estarás consciente durante la cirugía. El cirujano comienza con una incisión elíptica alrededor de la mama. Se extrae el tejido mamario y, según el procedimiento que se realice, también se podrán extraer otras partes de la mama.

Independientemente del tipo de mastectomía a la que te sometas, el tejido mamario y los ganglios linfáticos que se extraigan se enviarán a un laboratorio para su análisis.

Si te realizarán una reconstrucción mamaria al mismo tiempo que la mastectomía, el cirujano plástico coordinará con el cirujano de mamas para estar disponible al momento de la cirugía.

Una opción para la reconstrucción mamaria implica la colocación de expansores tisulares en el tórax. Estos expansores temporales formarán un nuevo montículo mamario.

En el caso de las mujeres que se someterán a radioterapia después de la cirugía, una opción es colocar expansores tisulares temporales en el pecho para mantener la piel de la mama en su lugar. Esto permite demorar la reconstrucción mamaria definitiva hasta después de la radioterapia.

Si planeas someterte a radioterapia después de la cirugía, reúnete con un oncólogo radioterápico antes de la cirugía a fin de hablar acerca de los beneficios y los riesgos, así como de la manera en la que la radiación afectará tus opciones de reconstrucción mamaria.

Una vez finalizada la cirugía, la incisión se cierra con suturas (puntos) que se disuelven o se extraen con posterioridad. También se podrían colocar uno o dos tubos plásticos pequeños en donde se extirpó la mama. Los tubos drenarán cualquier líquido que se acumule después de la cirugía. Los tubos se cosen en el lugar, y los extremos se conectan a una pequeña bolsa de drenaje.

Después del procedimiento

Después de la cirugía, puedes esperar que ocurra lo siguiente:

  • Ser trasladado a una sala de recuperación en donde se controlen la presión arterial, el pulso y la respiración
  • Tener un vendaje (apósito) sobre el lugar en donde se realizó la cirugía
  • Sentir algo de dolor, entumecimiento y una sensación de pinchazos en el área de la axila
  • Recibir instrucciones sobre cómo cuidarte en tu casa, lo que incluye cuidar la incisión y los drenajes, reconocer signos de infección, y comprender las restricciones de actividad
  • Hablar con el equipo de atención médica acerca de cuándo volver a utilizar sostén o usar una prótesis mamaria
  • Recibir recetas para analgésicos y posiblemente un antibiótico

Resultados

Los resultados del informe patológico deberían estar disponibles en el lapso de una semana o dos después de la mastectomía. En tu visita de seguimiento, tu médico puede explicarte el informe.

Si necesitas más tratamiento, tu médico puede derivarte a los siguientes médicos:

  • Un oncólogo radioterapeuta para analizar los tratamientos de radiación, que pueden recomendarse si tuviste un tumor grande, muchos ganglios linfáticos que se examinaron y dieron positivo para el cáncer, cáncer que se había diseminado a la piel o al pezón, o cáncer remanente después de la mastectomía
  • Un oncólogo para analizar otras formas de tratamiento después de la operación, como la terapia hormonal si el cáncer es sensible a las hormonas, o la quimioterapia, o ambas
  • Un cirujano plástico, si estás pensando en una reconstrucción mamaria
  • Un orientador o grupo de apoyo para ayudarte a afrontar el cáncer de mama

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Experiencia en Mayo Clinic e historias de pacientes

Nuestros pacientes nos informan que la calidad de sus interacciones, nuestra atención al detalle y la eficiencia de sus visitas constituyen un cuidado de la salud que nunca antes habían experimentado. Mira las historias de pacientes satisfechos de Mayo Clinic.

  1. Difficult Diagnosis Inspires Corinne Berg to Empower Others

    Corinne Berg was a little girl when she saw firsthand the devastating effects that breast cancer had on her family. Read the story of how Berg learned of her own risk for breast cancer and how she has used that experience to educate herself and others. By Corinne Berg I grew up in fear of [...]

  2. Navigating Breast Cancer With Support and Strength

    Brenda Braatz has been dealing with breast cancer since 2013. Although the diagnosis and its treatment haven't been easy, Brenda is thankful for the expert care, compassion and encouragement she's received from her Mayo team. On Jan. 4, 2013, Brenda Braatz stepped on a roller coaster and didn't get off for five years. At least [...]

  3. Holistic Care Makes Breast Cancer Journey Easier to Navigate

    As she thought about her cancer treatment options, Jennifer Deaderick knew she wanted to include therapies that would take all of her needs into account. She found the type of whole-person care she was looking for at Mayo Clinic. Jennifer Deaderick has always loved a good adventure. In 2014, the occupational therapist moved from California [...]

  4. Gaining Fresh Perspective Via Cancer Diagnosis and Treatment

    Diagnosed with breast cancer at 27, Sara Martinek persevered through treatment with the support of her family, friends and care team, and she came out on the other side with a new appreciation for what matters in life. Written by Sara Martinek Almost everyone knows someone who has been affected by cancer. Like most people, [...]

  5. Mastectomy Can't Keep Marianne Huebner Out of Competitive Weightlifting

    When she was diagnosed with breast cancer, Marianne Huebner feared her days of competitive weightlifting were over. Her care team at Mayo Clinic had other ideas. Marianne Huebner, Ph.D., was just a few months into trying the sport of weightlifting when she discovered a small lump on one of her breasts during a self-exam. "I [...]

  6. Emerging From Mastectomy With a Healthy Body Image Intact

    When she was diagnosed with breast cancer, Margaret Pelikan had two goals: to get rid of the disease and to feel normal afterward. Her team at Mayo Clinic helped her accomplish both. For eight years, Margaret Pelikan dreaded mammograms. In 2008, she had been diagnosed with a condition called lobular carcinoma in situ in her [...]

  7. Freed From Lymphedema by Unique, Minimally Invasive Surgery

      Joni Carithers was forced to deal with swelling in her arm due to lymphedema for years following breast cancer surgery. But in 2016, microsurgery at Mayo Clinic finally relieved the discomfort that had vexed her for so long. Joni Kay Carithers is the kind of person who doesn't let anything get in her way, [...]

May 18, 2018
References
  1. Breast cancer. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/gynecology-and-obstetrics/breast-disorders/breast-cancer#v1066265. Accessed Aug. 1, 2017.
  2. Headon HL, et al. The oncological safety of nipple-sparing mastectomy: A systematic review of the literature with a pooled analysis of 12,358 procedures. Archives of Plastic Surgery. 2016;43:328.
  3. Breast cancer risk reduction. Fort Washington, Pa.: National Comprehensive Cancer Network. http://www.nccn.org/professionals/physician_gls/f_guidelines.asp. Accessed Aug. 1, 2017.
  4. Mastectomy. American Cancer Society. https://www.cancer.org/cancer/breast-cancer/treatment/surgery-for-breast-cancer/mastectomy.html. Accessed Aug. 1, 2017.
  5. Townsend CM Jr., et al. Breast. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 1, 2017.
  6. Nahabedian M. Overview of breast reconstruction. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 1, 2017.
  7. Kwong A, et al. Mastectomy: Indications, types, and concurrent axillary lymph node management. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 1, 2017.
  8. Pruthi S (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 8, 2017.