Descripción general

Una biopsia mamaria es un procedimiento para extraer una pequeña muestra del tejido mamario a fin de realizar un análisis de laboratorio.

Es una manera de evaluar un área sospechosa del seno para determinar si presenta cáncer de mama. Existen varios tipos de procedimientos de biopsia de mama.

Mediante una biopsia mamaria se obtiene una muestra de tejido que los médicos utilizan para identificar y diagnosticar las anomalías en las células que forman los nódulos mamarios, otras alteraciones inusuales en las mamas, o hallazgos preocupantes o sospechosos en una mamografía o en una ecografía. El informe de laboratorio de la biopsia de mama puede ayudar a determinar si necesitas una cirugía adicional u otro tratamiento.

Por qué se realiza

El médico podría recomendar una biopsia mamaria en los siguientes casos:

  • Tú y tu médico palpan un bulto o engrosamiento en las mamas y el médico sospecha de que sea cáncer de mama
  • La mamografía revela un área sospechosa en tu mama
  • Un estudio ecográfico revela un hallazgo sospechoso
  • La resonancia magnética por imágenes de tu seno revela un hallazgo sospechoso
  • Presentas alteraciones inusuales en los pezones o en las areolas, tales como costras, descamación, hoyuelos en la piel o secreción sanguínea

Riesgos

Los riesgos asociados con la biopsia mamaria incluyen los siguientes:

  • Hematoma e hinchazón de la mama
  • Infección o sangrado en el sitio de la biopsia
  • Alteración del aspecto de la mama, según la cantidad de tejido extraído y cómo se cicatriza tu mama
  • Cirugía adicional u otro tratamiento, según los resultados de la biopsia

Comunícate con tu médico si presentas fiebre, si el sitio de la biopsia se enrojece o está caliente, o si tienes una supuración inusual que proviene del sitio de la biopsia. Estos pueden ser signos de una infección que puede requerir un tratamiento inmediato.

Cómo prepararse

Antes de la biopsia de mama, infórmale al médico si:

  • Tienes alguna alergia
  • Tomaste aspirina en los últimos siete días
  • Estás tomando medicamentos anticoagulantes (diluyentes de la sangre)
  • No puedes acostarte boca abajo durante mucho tiempo

Si la biopsia se realizará mediante imágenes por resonancia magnética (RM), avísale al médico si tienes un marcapasos cardíaco u otro dispositivo electrónico implantado en el cuerpo o si estás embarazada o piensas que puedes estar embarazada. Por lo general, la resonancia magnética no se recomienda en esas circunstancias.

Usa un sostén para ir a la consulta. El equipo de atención médica puede colocar una compresa fría en el lugar de la biopsia después del procedimiento, y el sostén puede sostener la compresa y dar apoyo a la mama.

Lo que puedes esperar

Se utilizan varios procedimientos de biopsia de mama para obtener una muestra del tejido mamario. El médico puede recomendar un procedimiento específico según el tamaño, la ubicación y otras características de la anomalía en la mama. Si no está claro por qué se realiza un tipo de biopsia y no otra, pídele al médico que te lo explique.

En muchas biopsias se coloca una inyección para insensibilizar la zona de la mama en la que se realizará el procedimiento.

Los tipos de biopsia de mama incluyen los siguientes:

  • Biopsia por aspiración con aguja fina. Es la biopsia de mama más simple y se puede utilizar para estudiar un bulto que se puede palpar durante un examen clínico mamario. Durante el procedimiento, te recuestas en una camilla. El médico inmoviliza el bulto con una mano y utiliza la otra para introducir una aguja muy pequeña en el bulto.

    Se coloca la aguja en una jeringa que puede extraer una muestra de células o líquido del bulto. La aspiración con aguja fina es un modo rápido para diferenciar entre un quiste lleno de líquido y una masa tumoral sólida, y es posible que evite la realización de una biopsia más invasiva. Sin embargo, si la masa tumoral es sólida, se extraerá una muestra de tejido.

  • Biopsia por punción con aguja gruesa Este tipo de biopsia de mama se puede utilizar para evaluar un bulto en la mama que es visible en una mamografía o una ecografía o que el médico siente (palpa) durante un examen clínico mamario. Un radiólogo o un cirujano utilizan una aguja delgada y hueca para extirpar muestras de tejido de la masa mamaria, generalmente guiándose con la ecografía.

    Se extraen varias muestras, aproximadamente del tamaño de un grano de arroz cada una, y se las analiza para identificar características que señalen la presencia de una enfermedad. Según la ubicación de la masa tumoral, se pueden utilizar otras técnicas de diagnóstico por imágenes, como una mamografía o una resonancia magnética, con el propósito de guiar el posicionamiento de la aguja para obtener la muestra de tejido.

  • Biopsia estereotáctica Este tipo de biopsia utiliza mamografías para precisar la ubicación de las áreas sospechosas dentro de la mama. Durante este procedimiento, generalmente te recuestas boca abajo sobre una camilla acolchonada para biopsias, con una de las mamas posicionada dentro de un agujero en la camilla; el procedimiento también puede realizarse estando sentado. Es posible que tengas que permanecer en esta posición entre 30 minutos y una hora.

    La camilla se eleva varios pies y el equipo que utiliza el radiólogo se posiciona debajo de la camilla. La mama se comprime firmemente entre dos placas mientras se toman mamografías para que el radiólogo vea la ubicación exacta de la zona en la que se debe realizar la biopsia.

    El radiólogo realiza una pequeña incisión de alrededor de 1/4 pulgada de largo (unos 6 milímetros) en la mama. Luego introduce una aguja o una sonda de vacío y extrae varias muestras de tejido. Las muestras se envían a un laboratorio para analizarlas.

  • Biopsia por punción con aguja gruesa guiada con ecografía Este tipo de biopsia por punción con aguja gruesa se realiza con una ecografía, un método de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para producir imágenes precisas de las estructuras que hay dentro del cuerpo. Durante el procedimiento, te recuestas de espalda o de lado sobre la camilla donde se realiza la ecografía.

    El radiólogo sostiene el dispositivo del ultrasonido (el transductor) sobre la mama, localiza la masa tumoral dentro de la mama, realiza una pequeña incisión para introducir la aguja y toma varias muestras centrales de tejido que se enviarán al laboratorio para que las analicen.

  • Biopsia por punción con aguja gruesa guiada con resonancia magnética Este tipo de biopsia por punción con aguja gruesa se realiza con la guía de una resonancia magnética, una técnica de diagnóstico por imágenes que obtiene múltiples imágenes transversales de la mama y las combina, utilizando una computadora, para crear imágenes tridimensionales detalladas. Durante este procedimiento, te acuestas boca abajo en una camilla de exploración acolchonada. Las mamas se colocan en un agujero en la camilla.

    La máquina de resonancia magnética genera imágenes que ayudan a determinar la ubicación exacta donde realizar la biopsia. Se realiza una pequeña incisión de alrededor de 1/4 pulgada de largo (unos 6 milímetros) para introducir la aguja gruesa. Se toman varias muestras de tejido, que se envían a un laboratorio para que las analicen.

En el momento en que se realizan los procedimientos de biopsia de mama mencionados anteriormente, se puede colocar un pequeño marcador o clip de acero inoxidable en la mama en la zona de la biopsia. Esto se hace para que, en caso de que la biopsia arroje resultados que indiquen la presencia de células cancerosas o precancerosas, el médico o el cirujano pueda localizar la zona de la biopsia para extirpar más tejido de la mama mediante una cirugía (conocido como biopsia quirúrgica).

  • Biopsia quirúrgica. Durante una biopsia quirúrgica, es posible que se extirpe una sección de la masa tumoral de la mama para examinarla (biopsia por incisión) o que se extirpe toda la masa tumoral de la mama (biopsia por resección, resección local amplia o nodulectomía). Generalmente, una biopsia quirúrgica se realiza en un quirófano utilizando sedantes que se suministran a través de una vena de la mano o del brazo (administración intravenosa) y un anestésico local para insensibilizar la mama.

    Si no se puede sentir la tumoración de la mama, el radiólogo puede utilizar una técnica llamada localización con cable para trazar el camino hasta la masa tumoral con el propósito de ayudar al cirujano. En la localización con cable, se posiciona la punta de un cable delgado dentro de la masa tumoral de la mama o a través de esta. Por lo general, esto se realiza momentos antes de la cirugía.

    Durante la cirugía, el cirujano intentará extirpar toda la masa tumoral de la mama y extraer el cable. Con el objetivo de asegurarse de que se ha extirpado la totalidad del tumor, se envía el tejido al laboratorio del hospital para confirmar si se ha detectado cáncer de mama y, de ser así, se analizan los bordes (márgenes) de la masa tumoral para determinar la presencia de células cancerosas (márgenes positivos).

    Si hay células cancerosas en los márgenes, se programará otra cirugía para extirpar más tejido. Si los márgenes están limpios (márgenes negativos), esto indica que el cáncer se extirpó correctamente.

Después de una biopsia mamaria

Con todos los tipos de biopsia mamaria, salvo con la biopsia quirúrgica, podrás volver a tu casa solo con algunos vendajes y una compresa de hielo sobre el lugar de la biopsia. Si bien deberías tomarte las cosas con calma el resto del día, podrás reanudar tus actividades normales al día siguiente. Es frecuente que aparezcan hematomas después de los procedimientos de biopsia con aguja gruesa. Para aliviar el dolor y la molestia después de una biopsia mamaria, puedes tomar un analgésico sin aspirina que contenga paracetamol (Tylenol u otros), y aplicar una compresa fría según sea necesario para reducir la inflamación.

Si se te realiza una biopsia quirúrgica, es posible que tengas puntos (suturas) que debes cuidar. Volverás a casa el mismo día de la operación y puedes retomar las actividades normales al día siguiente. El equipo de atención médica te dirá cómo proteger los puntos.

Resultados

Pueden pasar varios días antes de que los resultados de una biopsia con aguja gruesa estén disponibles. Después del procedimiento de la biopsia, el tejido mamario se envía a un laboratorio, donde un médico especializado en análisis de sangre y tejido corporal (patólogo) examina la muestra mediante un microscopio y procedimientos especiales.

El patólogo prepara un informe patológico que se envía a tu médico, quien los compartirá contigo. El informe patológico comprende detalles acerca del tamaño y la consistencia de las muestras de tejido, la localización del sitio de la biopsia y si se encontraron células precancerosas, modificaciones no cancerosas (benignas) o cáncer.

Si la biopsia de tu tejido mamario revela resultados normales o modificaciones mamarias benignas, el médico deberá consultar si el radiólogo y el patólogo están de acuerdo con los hallazgos. A veces, las opiniones de estos dos expertos difieren. Por ejemplo, el radiólogo podría concluir que los resultados de tu mamografía indican lesiones más sospechosas, como cáncer de mama o una lesión precancerosa, pero el informe del patólogo podría revelar tejido mamario normal. En este caso, podrían realizarte cirugías adicionales para obtener más tejido y realizar una evaluación más profunda del área.

Si el informe del patólogo dice que hay cáncer de mama, dicho informe contendrá información acerca del cáncer en sí; por ejemplo, el tipo de cáncer de mama que tienes e información adicional, como si el cáncer es positivo o negativo para el receptor hormonal. Luego, tú y tu médico podrán elaborar el plan de tratamiento que mejor se adapte a tu caso.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic para exámenes y procedimientos al aprender los investigadores cómo mantener sana a la gente en la práctica clínica.

Oct. 13, 2018
References
  1. Esserman LJ, et al. Breast biopsy. http://www.uptodate.com/home. Accessed June 3, 2016.
  2. For women facing a breast biopsy. American Cancer Society. http://www.cancer.org/treatment/understandingyourdiagnosis/examsandtestdescriptions/forwomenfacingabreastbiopsy/. Accessed June 3, 2016.
  3. Having a breast biopsy: A review of the research for women and their families. Agency for Healthcare Research and Quality. https://www.effectivehealthcare.ahrq.gov/ehc/index.cfm/search-for-guides-reviews-and-reports/?pageAction=displayProduct&productID=2234. Accessed June 3, 2016.
  4. Ultrasound-guided breast biopsy. RadiologyInfo.org. http://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=breastbius. Accessed June 3, 2016.
  5. Magnetic resonance (MRI)-guided breast biopsy. RadiologyInfo.org. http://www.radiologyinfo.org/en/info.cfm?pg=breastbimr. Accessed June 3, 2016.
  6. Pfenninger JL, et al., eds. Breast biopsy. In: Pfenninger & Fowler’s Procedures for Primary Care. 3rd ed. Philadelphia, Pa.: Mosby Elsevier; 2011. http://www.clinicalkey.com. Accessed June 3, 2016.
  7. AskMayoExpert. Percutaneous biopsy. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2016.
  8. Lonzetta N, et al. Diagnosis and management of benign, atypical, and indeterminate breast lesions detected on core needle biopsy. Mayo Clinic Proceedings. 2014;89:536.