Puedes tener un recuento de linfocitos más alto de lo normal pero tener pocos síntomas o no tener ninguno. Generalmente ocurre después de una enfermedad, es temporario y no hace daño.

Pero puede representar algo más grave, como cáncer en la sangre o una infección crónica. Es posible que el médico necesite realizar otras pruebas para determinar si el recuento de linfocitos es una causa de preocupación.

Si tu doctor determina que tu recuento de linfocitos es alto, el resultado de la prueba quizás sea evidencia de una de las afecciones siguientes:

  1. Infección (bacteriana, viral o de otro tipo)
  2. Cáncer de la sangre o el sistema linfático
  3. Un trastorno autoinmunitario que provoca inflamación continua (crónica)

Las causas específicas de la linfocitosis comprenden las siguientes:

  1. Leucemia linfocítica aguda
  2. Leucemia linfocítica crónica
  3. Infección por citomegalovirus
  4. Hepatitis A
  5. Hepatitis B
  6. Hepatitis C
  7. VIH/sida
  8. Hipotiroidismo (tiroides hipoactiva)
  9. Linfoma
  10. Mononucleosis
  11. Otras infecciones virales
  12. Sífilis
  13. Tuberculosis
  14. Tos ferina

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

July 12, 2019