Los coágulos de sangre se forman cuando ciertos componentes de la sangre se espesan y forman una masa semisólida. Este proceso puede resultar de una lesión o, a veces, puede producirse en el interior de vasos sanguíneos que no presentan una lesión evidente.

Una vez que se forman estos coágulos sanguíneos, pueden desplazarse a otras partes del organismo, lo que causa daños. Los factores y las afecciones que pueden causar coágulos sanguíneos problemáticos, como también afecciones graves que están asociadas con los coágulos, comprenden los siguientes:

  1. Síndrome antifosfolipídico
  2. Arterioesclerosis/ateroesclerosis
  3. Determinados medicamentos, como los anticonceptivos orales y los medicamentos de terapia hormonal
  4. Trombosis venosa profunda (TVP)
  5. Factor V Leiden
  6. Antecedentes familiares de coágulos sanguíneos
  7. Arritmias cardíacas (problemas del ritmo cardíaco)
  8. Ataque cardíaco
  9. Insuficiencia cardíaca
  10. Obesidad
  11. Enfermedad arterial periférica
  12. Policitemia vera
  13. Embarazo
  14. Permanecer sentado o en reposo en cama durante mucho tiempo
  15. Embolia pulmonar (coágulo sanguíneo en una arteria de los pulmones)
  16. Fumar
  17. Accidente cerebrovascular
  18. Cirugía

Las causas que aquí se muestran se asocian comúnmente con este síntoma. Trabaja con tu médico u otro profesional de atención médica para obtener un diagnóstico preciso.

June 15, 2019