Alimentos orgánicos: ¿son más seguros? ¿Son más nutritivos?

Conoce las diferencias entre los alimentos orgánicos y sus equivalentes producidos tradicionalmente cuando se trata de nutrición, de seguridad y de precios.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Aunque antes se encontraban solo en las tiendas de alimentos saludables, en la actualidad, los alimentos orgánicos están presentes habitualmente en la mayoría de los supermercados. Esto ha creado un pequeño dilema en los pasillos de productos.

Por un lado, tienes una manzana cultivada en forma convencional. Por otro lado, tienes una que es orgánica. Ambas manzanas son firmes, brillantes y rojas. Ambas proporcionan vitaminas y fibra, y ninguna contiene grasa, sodio ni colesterol. ¿Cuál debes elegir? Infórmate antes de comprar.

¿Qué es la agricultura orgánica?

La palabra «orgánico» se refiere al modo en que los agricultores cultivan y procesan sus productos, como frutas, vegetales, cereales, lácteos y carne. Las prácticas de la agricultura orgánica están diseñadas para alcanzar los siguientes objetivos:

  • Mejorar la calidad del suelo y del agua
  • Reducir la contaminación
  • Proporcionar hábitats seguros y saludables para el ganado
  • Permitir que el ganado tenga un comportamiento natural
  • Promover el ciclo autosustentable de los recursos agrícolas

Los materiales o las prácticas que no se permiten en la agricultura orgánica son:

  • Fertilizantes sintéticos para agregar nutrientes al suelo
  • Sedimentos de aguas residuales como fertilizante
  • La mayoría de los pesticidas sintéticos para el control de plagas
  • Irradiación para preservar los alimentos, o eliminar enfermedades o plagas
  • Ingeniería genética, utilizada para mejorar la resistencia a una enfermedad o plaga, o para aumentar los cultivos
  • Antibióticos u hormonas de crecimiento para el ganado

Los materiales o las prácticas de cultivo orgánico pueden ser:

  • Residuos de plantas que quedan en los campos (abono verde), estiércol de ganado o abono para mejorar la calidad del suelo
  • Rotación de las plantas para preservar la calidad del suelo e interrumpir los ciclos de plagas o enfermedades
  • Cubrir los cultivos para prevenir la erosión cuando las parcelas de tierra no están en uso y arar el suelo para mejorar la calidad
  • Mantillo para controlar las malezas
  • Insectos depredadores o trampas para insectos para controlar las plagas
  • Determinados pesticidas naturales y algunos pesticidas sintéticos para agricultura orgánica, que se utilizan en raras ocasiones y solamente como último recurso en coordinación con un oficial de certificación orgánica del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos

Las prácticas de la agricultura orgánica respecto del ganado incluyen:

  • Condiciones de vida saludables y acceso al aire libre
  • Alimentación con pastura para cubrir al menos el 30 por ciento de las necesidades nutricionales del ganado durante la temporada de pastoreo
  • Alimentos orgánicos para animales
  • Vacunas

¿Es orgánico o no lo es? Consulta la etiqueta

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) ha establecido un programa de certificación orgánica que requiere que todos los alimentos orgánicos cumplan con estándares gubernamentales estrictos. Estos estándares regulan cómo se cultivan, manipulan y procesan dichos alimentos.

Todo producto etiquetado como orgánico en la descripción o en el empaque del producto debe estar certificado por el USDA. Si está certificado, el productor también puede usar un sello orgánico oficial del USDA.

El USDA hace una excepción con los productores que venden alimentos orgánicos por un valor inferior a $5000 anuales. Estos productores deben seguir las pautas para la producción de alimentos orgánicos, pero no necesitan transitar el proceso de certificación. Pueden etiquetar sus productos como orgánicos, pero no pueden usar el sello orgánico oficial del USDA.

Sello orgánico del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (U.S. Department of Agriculture, USDA)

Los productos con certificación orgánica del 95 % o más pueden incluir este sello del Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA).

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos también cuenta con pautas sobre el modo en que se describen los alimentos en las etiquetas de los productos:

  • Cien por ciento orgánico. Esta descripción se usa en las frutas, los vegetales, los huevos o las carnes certificados como orgánicos, u otros alimentos de un solo ingrediente. También se puede usar en alimentos que contienen varios ingredientes si todos estos ingredientes están certificados como orgánicos, a excepción de la sal y el agua. Estos pueden tener el sello del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.
  • Orgánico. Si un alimento que contiene varios ingredientes está etiquetado como orgánico, al menos el 95 por ciento de los ingredientes están certificados como orgánicos, a excepción de la sal y el agua. Los elementos no orgánicos deben figurar en una lista de ingredientes adicionales aprobados del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. Estos también pueden tener el sello del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.
  • Hecho con ingredientes orgánicos. Si un producto de varios ingredientes contiene al menos un 70 por ciento de ingredientes certificados como orgánicos, es probable que tenga la etiqueta «Hecho con ingredientes orgánicos». Por ejemplo, el cereal de desayuno podría tener la etiqueta «Hecho con avena orgánica». En la lista de ingredientes se debe identificar qué ingredientes son orgánicos. Es probable que estos productos no tengan el sello del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.
  • Ingredientes orgánicos. Si un producto de varios ingredientes con una cantidad menor del 70 por ciento certificada como orgánica, no se lo etiqueta como orgánico ni tiene el sello del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. En la lista de ingredientes pueden estar indicados los ingredientes que son orgánicos.

¿Significan lo mismo «orgánico» y «natural»?

No. Estos términos no son intercambiables. En la etiqueta de un alimento, la palabra «natural» por lo general significa que no contiene colorantes, saborizantes ni conservantes artificiales. No se refiere a los métodos ni a las materias primas usados para producir los ingredientes del alimento.

Tampoco deben confundirse otras etiquetas de alimentos frecuentes con las de los alimentos orgánicos. Por ejemplo, las pautas para obtener el certificado de la carne de res orgánica comprenden, entre otros requisitos, tener acceso a las pasturas durante una temporada de pastoreo de 120 días como mínimo y no contener hormonas del crecimiento. Pero las etiquetas «producto de granja» o «sin hormonas», aunque deben reflejar la verdad, no indican que el granjero siguió todas las pautas para la certificación de producto orgánico.

Alimentos orgánicos: ¿son más seguros o más nutritivos?

Existe cada vez más evidencia que demuestra algunos beneficios potenciales de los alimentos orgánicos en comparación con los alimentos cultivados de forma convencional. Si bien estos estudios han demostrado diferencias en los alimentos, se dispone de escasa información para sacar conclusiones sobre la manera en la que estas diferencias se traducen en beneficios generales para la salud.

Los siguientes son algunos beneficios potenciales:

  • Nutrientes. Los estudios han demostrado aumentos leves a moderados de algunos nutrientes en los productos orgánicos. La mejor evidencia de un aumento significativo es el de ciertos tipos de flavonoides, que tienen propiedades antioxidantes.
  • Ácidos grasos omega-3. Los requisitos de alimentación de la cría orgánica de ganado, como el uso de pasto y de alfalfa como principal alimento del ganado, por lo general, producen un aumento del nivel de ácidos grasos omega-3, un tipo de grasa que es más saludable para el corazón en comparación con otras. Estos niveles más elevados de ácidos grasos omega-3 se encuentran en las carnes, los lácteos y los huevos orgánicos.
  • Metal tóxico. El cadmio es una sustancia química tóxica que se encuentra por naturaleza en los suelos, y la absorben las plantas. Los estudios han demostrado que los cereales orgánicos, y no así las frutas y los vegetales, contienen niveles de cadmio considerablemente más bajos en comparación con los cultivos convencionales. Los niveles de cadmio más bajos en los cereales orgánicos podrían estar asociados a la prohibición del uso de fertilizantes sintéticos en la agricultura orgánica.
  • Residuo de pesticidas. En comparación con los productos cultivados en forma convencional, los orgánicos tienen niveles detectables más bajos de residuos de pesticidas. Los productos orgánicos pueden contener residuos de los pesticidas aprobados para la agricultura orgánica o de los pesticidas transportados por vía aérea de las granjas convencionales. La diferencia en las consecuencias para la salud es confusa debido a las normas de seguridad de niveles máximos de residuos permitidos para los productos convencionales.
  • Bacterias. Las carnes de producción convencional pueden tener una mayor cantidad de bacterias resistentes a los antibióticos. El riesgo general de contaminación bacteriana de los alimentos orgánicos es el mismo que el de los alimentos convencionales.

¿Cuáles son las desventajas de comprar alimentos orgánicos?

Una preocupación frecuente relacionada con los alimentos orgánicos es el costo. Los alimentos orgánicos suelen ser más costosos que sus equivalentes convencionales. En parte, los precios elevados se deben a las prácticas de agricultura más costosas.

Consejos sobre seguridad alimentaria

Ya sea que consumas únicamente productos orgánicos o una combinación de alimentos convencionales y orgánicos, asegúrate de tener en cuenta estos consejos:

  • Selecciona diversos alimentos de distintas fuentes. De esta manera, obtendrás una mejor combinación de nutrientes y reducirás las probabilidades de exponerte a un pesticida en particular.
  • Compra frutas y vegetales de estación siempre que sea posible. Para obtener los productos más frescos, pregúntale al tendero cuáles son las frutas y los vegetales de estación, o compra alimentos en mercados agrícolas locales.
  • Lee cuidadosamente las etiquetas de los alimentos. El simple hecho de que la etiqueta de un producto diga que es orgánico o que contiene ingredientes orgánicos no quiere decir necesariamente que sea una alternativa más saludable. Algunos productos orgánicos igualmente podrían tener un alto contenido de azúcar, sal, grasas o calorías.
  • Lava y friega bien las frutas y los vegetales frescos con agua corriente. El lavado ayuda a eliminar la suciedad, las bacterias y los restos de sustancias químicas de la superficie de las frutas y los vegetales, pero no todos los residuos de pesticidas se pueden eliminar con el lavado. Descartar las hojas externas de los vegetales de hoja puede reducir los contaminantes. Pelar las frutas y los vegetales puede eliminar los contaminantes, pero también podría reducir los nutrientes.
June 13, 2018 See more In-depth