La lactancia y los medicamentos: ¿qué es seguro?

¿Te preguntas acerca de la lactancia y los medicamentos? Debes saber de qué forma los medicamentos pueden afectar la leche materna y qué fármacos son seguros para usar.

Escrito por personal de Mayo Clinic

Si amamantas, sabes que ofreces a tu bebé un comienzo saludable. Sin embargo, si durante la lactancia necesitas tomar medicamentos, tal vez tengas preguntas sobre el posible efecto en la leche materna.

A continuación se incluye lo que debes saber acerca de los medicamentos y la lactancia.

¿Todos los medicamentos pasan a través de la leche materna?

Casi todos los medicamentos que se encuentren en tu sangre se transferirán a la leche materna en cierta medida. Sin embargo, la mayoría de los medicamentos lo hacen en niveles muy bajos y no suponen ningún riesgo real para la mayoría de los bebés. A pesar de esto, existen excepciones en las cuales los fármacos pueden concentrarse en la leche materna. Como resultado, cualquier medicamento debe analizarse por separado.

¿Influyen la salud y la edad de mi bebé en cómo podría verse afectado por la exposición a medicamentos presentes en la leche materna?

Sí. La exposición a los medicamentos presentes en la leche materna representa el mayor riesgo para los bebés prematuros, los recién nacidos y los bebés que son inestables desde el punto de vista médico o tienen deficiencia renal.

El riesgo es menor para los bebés sanos de 6 meses o más, quienes pueden metabolizar los medicamentos de manera eficaz. Las mujeres que amamantan durante más de un año después del nacimiento suelen producir cantidades relativamente menores de leche. De este modo, disminuye la cantidad de medicamentos que se transfiere a la leche materna. Asimismo, los medicamentos que se utilizan en los primeros tres a cuatro días después del nacimiento se transfieren en niveles muy bajos al bebé, debido al volumen limitado de leche materna que produces.

¿Debo dejar de amamantar si estoy tomando medicamentos?

La mayoría de los medicamentos son seguros para tomar durante la lactancia. Además, los beneficios de seguir tomando una medicación contra una afección crónica mientras se amamanta suelen superar los posibles riegos.

Aún así, existen unos pocos medicamentos que no son seguros para tomar durante la lactancia. Si actualmente tomas un medicamento que podría dañar a tu bebé, es posible que el profesional de salud pueda recomendarte una alternativa segura a dicho medicamento. O bien, puede recomendarte amamantar cuando el medicamento se encuentre en un nivel bajo en la leche materna.

En casos muy poco frecuentes, tu médico puede recomendarte que dejes de amamantar temporal o permanentemente, dependiendo del tiempo que debas tomar el medicamento. Si lo sabes con anticipación, extrae el excedente de leche materna con una bomba y almacénalo para usar en ese momento. Si debes dejar de amamantar solo temporalmente, usa una bomba eléctrica doble para extraer la leche, de modo que puedas mantener el suministro de leche hasta que puedas volver a amamantar. Desecha la leche que extraigas mientras tomas el medicamento.

Si no estás segura de que un medicamento sea compatible con la lactancia, extrae leche, etiqueta claramente el recipiente y almacena la leche materna extraída en un área separada, hasta que puedas consultar a tu médico.

Si debes dejar de amamantar permanentemente (lo cual es muy poco frecuente) pregúntale al profesional de salud acerca del destete, y pídele ayuda para elegir una leche de fórmula infantil que responda a las necesidades de tu bebé.

July 30, 2015 See more In-depth