¿Debo despertar a mi bebé para alimentarlo?

Respuesta de Elizabeth LaFleur, R.N.

Despertar a un bebé recién nacido mientras duerme para alimentarlo depende de la edad, el peso y la salud general del bebé.

La mayoría de los recién nacidos bajan de peso en los primeros días después del nacimiento. Hasta que el recién nacido recupere el peso perdido (normalmente luego de una semana después del nacimiento), es importante que lo alimentes con frecuencia. Esto puede significar despertar al bebé ocasionalmente para alimentarlo, especialmente si duerme durante un período de más de cuatro horas.

Sin embargo, una vez que el recién nacido establezca un patrón de aumento de peso y alcance el peso que tenía al nacer, generalmente está bien esperar a que se despierte para alimentarlo.

La mayoría de los bebés recién nacidos necesitan de ocho a 12 tomas por día, alrededor de una toma cada dos a tres horas. Si bien despertar a un bebé que duerme puede parecer una mala idea, las tomas frecuentes al principio son importantes por los siguientes motivos:

  • El llanto es un signo tardío de que tiene hambre. Cuanto antes comiences cada toma, menos probable será que necesites calmar a un bebé desesperado. Busca los signos que indiquen que el bebé tiene hambre, como agitación, intranquilidad, movimientos de succión y de los labios.
  • Las tomas frecuentes ayudan al amamantamiento temprano. Si amamantas, las tomas frecuentes te ayudarán a establecer tu suministro de leche.

Recuerda que a menudo los bebés prematuros tienen necesidades nutricionales especiales. Además, puede que no muestren de manera confiable signos de hambre hasta que sean más grandes. Si tu bebé nació prematuro o si te preocupan los patrones de alimentación o el aumento de peso del bebé, consulta al pediatra para que te dé recomendaciones específicas.

With

Elizabeth LaFleur, R.N.

Sept. 21, 2018 See more Expert Answers