4. Quita peligros de la casa

Echa un vistazo a tu casa. Tu sala, cocina, recámara, baño, pasillos y escaleras pueden estar llenos de peligros. Para que tu casa sea más segura:

  • Quita cajas, periódicos, y cables eléctricos y telefónicos de los lugares por donde caminas.
  • Cambia las mesitas, los revisteros y las macetas de las zonas con más tráfico.
  • Asegura las alfombras sueltas con cinta de doble cara, tachuelas o tiras antideslizantes — o deshazte de ellas.
  • Repara las duelas de madera o las alfombras sueltas del piso.
  • Guarda la ropa, los platos, los alimentos y otros enseres de modo que tengas fácil acceso a ellos.
  • Limpia inmediatamente los líquidos, la grasa o los alimentos derramados.
  • Usa tapetes antideslizantes para la bañera. Usa un asiento para el baño, que te permite estar sentado mientras te duchas.

5. Ilumina tu espacio

Mantén tu casa bien iluminada para evitar tropezar con objetos que sean difíciles de ver. También:

  • Coloca luces nocturnas en la habitación, en el baño y en los pasillos.
  • Coloca una lámpara que puedas alcanzar desde la cama por si necesitas algo durante la noche.
  • Asegúrate de que no haya nada en el camino a los interruptores de luz que no estén cerca de las entradas de las recámaras. Considera cambiar los enchufes tradicionales por enchufes luminosos.
  • Enciende las luces antes de subir o bajar las escaleras.
  • Guarda linternas en lugares de fácil acceso en caso de apagones.

6. Usa equipos de asistencia

Quizás tu doctor te recomiende el uso de un bastón o caminadora para mantenerte firme. Otros aparatos de asistencia también te pueden ayudar. Por ejemplo:

  • Pasamanos a ambos lados de la escalera
  • Alfombritas que no se deslicen para cubrir escalones de madera
  • Un asiento elevado para el inodoro o uno con descansabrazos
  • Barras para sujetarte en la bañera
  • Un asiento de plástico firme para la bañera, además de una ducha de mano que puedas usar mientras te bañas sentado

Si fuera necesario, pide a tu doctor su recomendación para un terapeuta ocupacional. Podrá ayudarte con ideas para otras estrategias para prevenir las caídas. Algunas soluciones son de fácil instalación y relativamente baratas. Otras pueden requerir de ayuda profesional o una inversión mayor. Si te preocupa el costo, recuerda que la inversión en la prevención de caídas es una inversión en tu independencia.

Oct. 25, 2016 See more In-depth