Testamentos vitales y directrices anticipadas para las decisiones médicas

Los testamentos vitales y las directrices anticipadas describen tus preferencias para la atención terminal. Estos documentos detallan tus deseos para cuando no puedes hablar por tu cuenta.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los testamentos vitales y otras directrices anticipadas son instrucciones legales escritas en las que puedes indicar tus preferencias para la atención médica si no puedes tomar decisiones por ti mismo. Las directrices anticipadas orientan las elecciones de los médicos y de los cuidadores si eres un enfermo terminal, si estás gravemente herido, en coma, en los últimos estadios de demencia o llegando al final de la vida.

Al planificar con anticipación, puedes tener la atención médica que desees, evitar el sufrimiento innecesario y quitarles la carga a los cuidadores de tomar decisiones durante momentos de crisis o de dolor. También ayudas a reducir la confusión o el desacuerdo sobre las elecciones que te gustaría que hiciera la gente en tu lugar.

Las directrices anticipadas no son solo para los adultos mayores. Las situaciones terminales inesperadas pueden ocurrir a cualquier edad, por eso es importante que todos los adultos preparen estos documentos.

Poder notarial

Un poder notarial de atención médica o de cuidado de la salud es un tipo de directiva anticipada en la que designas a una persona para que tome decisiones en tu nombre cuando no puedas hacerlo. En algunos estados, esta directiva también puede llamarse «poder legal duradero para el cuidado de la salud» o «poder notarial de cuidado de la salud».

La persona designada puede ser un cónyuge, otro familiar, un amigo o un miembro de una comunidad religiosa. También puedes elegir uno o más sustitutos, en el caso de que la persona que escojas no pueda cumplir su función.

Según donde vivas, la persona que elijas para tomar decisiones puede denominarse de una de las siguientes formas:

  • Agente de cuidado de la salud
  • Apoderado de cuidado de la salud
  • Sustituto de cuidado de la salud
  • Representante de cuidado de la salud
  • Poderhabiente de cuidado de la salud
  • Defensor de pacientes

Escoger a una persona para que actúe como tu agente de atención médica es importante. Incluso si tienes otros documentos legales en relación con tu atención, no todas las situaciones pueden preverse y algunas requerirán que alguien decida sobre tus posibles deseos de cuidado de la salud. Debes elegir a alguien que cumpla con los siguientes criterios:

  • Que cumpla con los requisitos de tu estado para ser agente de cuidado de la salud
  • Que no sea tu médico ni parte del equipo de atención
  • Que esté dispuesto y pueda discutir sobre la atención médica y temas de última voluntad contigo
  • Que sea confiable para tomar decisiones que cumplan con tus deseos y principios
  • Que sea confiable para desempeñarse como tu defensor si hay desacuerdos sobre tu atención

Testamento vital

Un testamento vital es un documento legal escrito en el que se explican en detalle los tratamientos médicos que deseas y no deseas que se utilicen para mantenerte con vida, así como también otras decisiones, como el control del dolor y la donación de órganos.

Al determinar tus deseos, piensa acerca de tus valores, como la importancia que le das a ser independiente y autosuficiente, y qué te haría sentir que seguir viviendo no vale la pena. ¿Desearías recibir tratamiento para extender tu vida en cualquier situación? ¿Aceptarías el tratamiento solo si la curación es posible?

Habla con tu médico de atención primaria, tu representante de cuidado de la salud, tus familiares y amigos acerca de tus deseos personales. Hay recursos disponibles para organizar tus pensamientos y tener conversaciones con otros acerca de la atención médica y la atención a pacientes terminales a través del Colegio de Abogados de Estados Unidos (American Bar Association), el Proyecto Conversación (Conversation Project) y el Centro de Bioética Práctica (Center for Practical Bioethics).

Tienes que incluir varias decisiones posibles de atención a pacientes terminales en tu testamento vital. Habla con tu médico si tienes preguntas acerca de alguna de estas cuestiones:

  • La reanimación se utiliza para volver a activar el corazón si deja de latir. Determina si quieres que se te reanime con reanimación cardiopulmonar (RCP) o mediante un dispositivo que libera una descarga eléctrica para estimular el corazón, y cuándo.
  • La ventilación mecánica se encarga de tu respiración si no puedes respirar. Piensa si desearías que te coloquen un respirador mecánico o no, así como cuándo y por cuánto tiempo.
  • La alimentación por sonda se utiliza para suministrarle nutrientes y líquidos al cuerpo por vía intravenosa o a través de una sonda en el estómago. Decide si desearías que se te alimente de esta manera o no, así como cuándo y por cuánto tiempo.
  • La diálisis se utiliza para eliminar residuos de la sangre y controlar los niveles de líquido cuando los riñones dejan de funcionar. Decide si desearías recibir este tratamiento o no, así como cuándo y por cuánto tiempo.
  • Se pueden utilizar medicamentos antibióticos o antivirales para tratar varias infecciones. Si estuvieras llegando al final de la vida, ¿desearías que las infecciones se traten de manera intensiva o preferirías dejar que sigan su curso?
  • Los cuidados paliativos comprenden varias intervenciones que se pueden utilizar para mantenerte cómodo y controlar el dolor, a la vez que se respetan tus demás deseos de tratamiento. Pueden consistir en que se te permita morir en tu hogar, que recibas analgésicos, que se te den trozos de hielo para comer y aliviar la sequedad y que se eviten análisis o tratamientos invasivos.
  • Puedes especificar tus deseos en cuanto a la donación de órganos y tejidos para trasplantes en tu testamento vital. Si se te extirpan órganos para donación, recibirás un tratamiento temporal para mantener la vida hasta que se complete el procedimiento. Para ayudar a tu representante a evitar cualquier tipo de confusión, puede ser conveniente que indiques en tu testamento vital que comprendes la necesidad de que se realice esta intervención temporal.
  • También puedes especificar si deseas donar tu cuerpo para estudios científicos. Comunícate con una escuela o una universidad de medicina o un programa de donación para obtener información acerca de cómo registrarte en la donación planificada para investigaciones.

Órdenes de no reanimar o no intubar

No necesitas una directiva anticipada ni un testamento vital para dar órdenes de no reanimar o no intubar. Puedes comunicarle tus preferencias al médico, quien escribirá las órdenes y las agregará a tu expediente médico.

Sin embargo, si tienes un testamento vital, asegúrate de mencionarlo aunque tu expediente contenga órdenes de no reanimar o no intubar.

Cómo crear directrices anticipadas

Las directrices anticipadas deben estar por escrito. Cada estado tiene diferentes formularios y requisitos para crear documentos legales. Según dónde vivas, es posible que los formularios deban estar firmados por un testigo o notario. Puedes pedir a un abogado que te ayude con el proceso, pero por lo general no es necesario.

En los sitios web de diversas organizaciones, como el American Bar Association (Colegio de Abogados de Estados Unidos) y la National Hospice and Palliative Care Organization (Organización Nacional de Cuidados Paliativos y para Enfermos Terminales), encontrarás enlaces a los formularios de cada estado. El American Bar Association también tiene un formulario de directiva anticipada básico y fácil de usar que sirve para la mayoría de los estados.

Revisa tus directrices anticipadas con el médico y con tu agente de atención médica para verificar que hayas completado los formularios correctamente. Cuando hayas completado los documentos, debes hacer lo siguiente:

  • Conserva los originales en un lugar seguro pero de fácil acceso.
  • Entrégale una copia al médico.
  • Entrégales una copia a tu agente de atención médica y a otros agentes que correspondan.
  • Lleva un registro de quiénes tienen tus directrices anticipadas.
  • Habla con tus familiares y otras personas importantes en tu vida acerca de las directrices anticipadas y de tus deseos con respecto a la atención médica.
  • Lleva contigo una tarjeta del tamaño de tu billetera que indique que tienes directrices anticipadas, que identifique a tu agente de atención médica y que indique dónde puede encontrarse una copia de tus directivas.
  • Lleva una copia contigo cuando viajes.

Revisión y cambio de las directrices anticipadas

Puedes cambiar tus directivas en cualquier momento. Si deseas hacer cambios, debes crear uno nuevo formulario, distribuir nuevas copias y destruir las viejas. Los requisitos específicos para cambiar las directivas pueden variar según el estado.

Debes discutir los cambios con tu médico de atención primaria y asegurarte de que la nueva directiva reemplace a la anterior en tu archivo médico. Las nuevas directivas también se deben agregar a los cuadros médicos en un hospital o centro de convalecencia. Además, habla con tu agente de cuidado de la salud, familia y amigos sobre los cambios que implementaste.

Deberías considerar revisar tus directivas y crear unas nuevas en las siguientes situaciones:

  • Nuevo diagnóstico. El diagnóstico de una enfermedad que es terminal o que altera tu vida de manera significativa puede llevarte a implementar cambios en tu testamento vital. Habla con el médico acerca de las decisiones sobre el tipo de tratamiento y cuidado que podrían tomarse durante el transcurso esperado de la enfermedad.
  • Cambio de estado civil. Si te casas, te divorcias, te separas o quedas viudo, es posible que tengas que seleccionar un nuevo representante de cuidado de la salud.
  • Cambio de deseos. Con el tiempo, tu opinión sobre la atención a pacientes terminales puede cambiar. Revisa tus directivas de vez en cuando para asegurarte de que reflejen tus valores y deseos actuales.

Orden médica de tratamiento para mantener la vida

En algunos estados, la planificación del cuidado de la salud comprende un documento llamado «Órdenes del médico para el tratamiento artificial de la vida», también conocido como «POLST» por sus siglas en inglés. Este documento también puede denominarse «Órdenes del proveedor para el tratamiento artificial de la vida» u «Órdenes médicas para el tratamiento artificial de la vida». El encargado de completar este formulario es el médico.

La orden médica de tratamiento para mantener la vida está destinada a personas que ya han recibido el diagnóstico de una enfermedad grave. Este formulario no reemplaza sus otras directivas. Por el contrario, funciona como un conjunto de instrucciones indicadas por el médico —similar a una receta— para garantizar que, en caso de urgencia, recibas el tratamiento que prefieres.

La orden médica de tratamiento para mantener la vida permanece contigo. Si te encuentras en un hospital o en una casa de reposo, la orden médica de tratamiento para mantener la vida se colocará cerca de tu cama. Si vives en tu casa o en un centro de cuidados terminales, la orden se colocará en un lugar visible donde el personal de urgencias u otros miembros del equipo médico puedan verla fácilmente.

El médico completará el formulario según los contenidos de tus directivas, las conversaciones que tuvieron acerca del avance probable de la enfermedad y tus preferencias de tratamiento.

Los formularios varían según el estado, pero, básicamente, una orden médica de tratamiento para mantener la vida le permite al médico adjuntar los detalles acerca de los tratamientos que no se deben usar, en qué circunstancias pueden usarse ciertos tratamientos, por cuánto tiempo pueden emplearse los tratamientos y cuándo deben suspenderse. Los temas que expone una orden médica de tratamiento para mantener la vida pueden comprender lo siguiente:

  • Reanimación
  • Ventilación mecánica
  • Alimentación por sonda
  • Uso de antibióticos
  • Solicitud de no ser trasladado a una sala de emergencias
  • Solicitud de no ser internado
  • Control del dolor

Una orden médica de tratamiento para mantener la vida también indica qué directrices anticipadas estableciste y quién es tu agente de cuidado de la salud. Al igual que las directrices anticipadas, las órdenes del médico para el tratamiento artificial de la vida pueden cancelarse o actualizarse.

June 13, 2018 See more In-depth