Testamentos en vida y directivas anticipadas para decisiones médicas

Planifica con anticipación y obtén la atención médica que deseas al final de tu vida.

Escrito por el personal de Mayo Clinic

Los testamentos en vida y otras directivas anticipadas son instrucciones legales escritas sobre tus preferencias de atención médica si tú no puedes tomar decisiones por ti mismo. Las directivas anticipadas orientan las elecciones de los médicos y cuidadores si tienes una enfermedad terminal, estás gravemente herido, estás en coma, te encuentras en una etapa avanzada de la demencia o cerca del final de tu vida.

Las directivas anticipadas no son solo para los adultos mayores. Las situaciones críticas inesperadas pueden ocurrir a cualquier edad, por lo que es importante que todos los adultos preparen estos documentos.

Planeando con anticipación puedes recibir la atención médica que deseas, evitar sufrimientos innecesarios y aliviar a los cuidadores de la carga de tomar decisiones en momentos de crisis o dolor. También ayudarás a reducir la confusión o el desacuerdo sobre las decisiones que desearías que la gente tomara en tu nombre.

Poder

Un poder notarial para atención médica o cuidado de la salud es un tipo de directiva anticipada en la que nombras a una persona para que tome decisiones por ti cuando no puedas hacerlo. En algunos estados, esta directiva también puede denominarse "poder notarial duradero para cuidado de la salud" o "poder para cuidado de la salud".

Dependiendo del lugar donde vives, la persona que elijas para tomar decisiones en tu nombre puede ser llamada de una de las siguientes maneras:

  • Agente de cuidado de la salud
  • Apoderado de cuidado de la salud
  • Sustituto de cuidado de la salud
  • Representante de cuidado de la salud
  • Poderhabiente de cuidado de la salud
  • Defensor del paciente

Es importante elegir a una persona para que actúe como tu apoderado de cuidado de la salud. Incluso si tienes otros documentos legales con respecto a tu cuidado, no todas las situaciones pueden anticiparse, y algunas situaciones requerirán que alguien decida sobre tus posibles deseos de cuidado de la salud. Debes elegir a una persona que cumpla con los siguientes criterios:

  • Cumple con los requisitos de tu estado para un agente de cuidado de la salud
  • No es tu médico ni parte de tu equipo de cuidado de la salud
  • Está dispuesto y es capaz de hablar contigo sobre la atención médica y los temas relacionados con tu última voluntad
  • Es confiable para tomar decisiones que respeten tus deseos y valores
  • Es confiable para ser tu defensor si hay desacuerdos sobre tu cuidado

La persona que nombres puede ser un cónyuge, otro miembro de la familia, un amigo o un miembro de una comunidad de fe. También puedes elegir uno o más suplentes en caso de que la persona que elegiste no pueda cumplir el rol.

Testamento vital

Un testamento en vida es un documento legal escrito que detalla los tratamientos médicos que querrías y no querrías que se realizaran para mantenerte con vida, así como tus preferencias respecto de otras decisiones médicas, como el control del dolor o la donación de órganos.

Cuando estén determinando lo que deseas, piensa en tus valores. Ten en cuenta cuán importante es para ti ser independiente y autosuficiente, e identifica qué circunstancias podrían hacerte sentir que no vale la pena vivir. ¿Desearías que el tratamiento prolongara tu vida en cualquier situación? ¿En todas las situaciones? ¿Querrás recibir tratamiento solo si es posible una cura?

En tu testamento en vida, debes contemplar ciertas posibles decisiones sobre la atención médica para el final de la vida. Habla con tu médico si tienes preguntas sobre alguna de las siguientes decisiones médicas:

  • La reanimación cardiopulmonar (RCP) hace que el corazón vuelva a latir si se ha detenido. Determina si y cuándo querrías que te resuciten con RCP o con un dispositivo que aplica una descarga eléctrica para estimular el corazón.
  • La respiración asistida se encarga de tu respiración si no puedes respirar por ti solo. Considera si, cuándo y por cuánto tiempo te gustaría estar con respiración asistida.
  • La alimentación por sonda suministra al cuerpo nutrientes y líquidos por vía intravenosa o a través de una sonda en el estómago. Decide si, cuándo y por cuánto tiempo te gustaría que te alimenten de esta manera.
  • La diálisis elimina los desechos de la sangre y controla los niveles de líquido si los riñones ya no funcionan. Determina si, cuándo y por cuánto tiempo desearías recibir este tratamiento.
  • Se pueden utilizar antibióticos o medicamentos antivirales para tratar muchas infecciones. Si estuvieras cerca del final de tu vida, ¿desearías que las infecciones se trataran agresivamente o preferirías dejar que las infecciones siguieran su curso?
  • Los cuidados paliativos (alivio del dolor) incluyen cualquier cantidad de intervenciones que se pueden realizar para mantenerte cómodo y controlar el dolor respetando tus otros deseos de tratamiento. Esto puede incluir que se te permita morir en casa, recibir medicamentos para el dolor, recibir hielo en la boca para calmar la sequedad y evitar los análisis o tratamientos invasivos.
  • En el testamento en vida se pueden especificar las donaciones de órganos y tejidos para trasplante. Si te extraen los órganos para donarlos, estarás temporalmente en tratamiento para el mantenimiento de la vida hasta que finalice el procedimiento. Para ayudar a tu agente de cuidado de la salud a evitar cualquier confusión, es conveniente que declares en el testamento en vida que comprendes la necesidad de realizar esta intervención temporal.
  • También puedes especificar la donación de tu cuerpo para estudios científicos. Comunícate con una escuela de medicina, universidad o programa de donación local para obtener información sobre cómo inscribirte en una lista de donación planificada para investigación.

Órdenes de no reanimar o no intubar

No es necesario dictar una directriz anticipada ni dejar un testamento en vida para dejar órdenes de no reanimar (DNR) y no intubar (DNI). Para dejar órdenes de DNR o DNI, comunica tus preferencias a tu médico. Él escribirá las órdenes y las pondrá en tu expediente médico.

Aunque ya tengas un testamento vital que incluya tus preferencias con respecto a la reanimación y la intubación, sigue siendo una buena idea dejar órdenes de no reanimar (DNR) o de no intubar (DNI) cada vez que ingreses en un nuevo hospital o centro de atención de la salud.

Cómo crear directivas anticipadas

Las instrucciones anticipadas deben ser por escrito. Cada estado tiene diferentes formatos y requisitos para crear documentos legales. Dependiendo del lugar donde vivas, es posible que un testigo o un notario tenga que firmar un formulario. Puedes pedirle a un abogado que te ayude con el proceso, pero generalmente no es necesario.

Puedes encontrar enlaces a los formularios específicos de cada estado en los sitios web de diversas organizaciones, como American Bar Association (Colegio Estadounidense de Abogados), AARP y National Hospice and Palliative Care Organization (Organización Nacional de Hospicios y Cuidados Paliativos).

Revisa tus instrucciones anticipadas con tu médico y tu apoderado para la atención médica para asegurarte de que hayas llenado correctamente los formularios. Cuando hayas completado los documentos, debes hacer lo siguiente:

  • Guardar los originales en un lugar seguro, pero de fácil acceso.
  • Darle una copia a tu médico.
  • Darles una copia a tu apoderado para la atención médica y a cualquier otro apoderado que tengas.
  • Mantener un registro de quién tiene tus instrucciones anticipadas.
  • Habla con los miembros de tu familia y otras personas importantes en tu vida sobre tus instrucciones anticipadas y tus deseos con respecto a la atención médica. Al tener estas conversaciones ahora, te aseguras de que los miembros de tu familia entiendan claramente tus deseos. Tener un entendimiento claro de tus preferencias puede ayudarles a tus familiares a evitar conflictos y sentimientos de culpa.
  • Lleva contigo una tarjeta que quepa en tu billetera que informe que tienes instrucciones anticipadas, identifique a tu apoderado para la atención médica e indique dónde se puede encontrar una copia de tus instrucciones.
  • Lleva una copia contigo cuando viajes.

Revisión y cambio de las directivas anticipadas

Puedes cambiar tus directivas en cualquier momento. Si deseas realizar modificaciones, debes crear un nuevo formulario, distribuir nuevas copias y destruir todas las copias antiguas. Los requisitos específicos para cambiar las directivas pueden variar según el estado.

Debes discutir los cambios con tu médico de atención primaria y asegurarte de que la nueva directiva reemplace a la directiva anterior presente en tu expediente médico. Las nuevas directivas también se deben agregar a los historiales médicos de un hospital o asilo de ancianos. Además, habla con tu agente de cuidado de la salud, tu familia y tus amigos sobre los cambios que has hecho.

Considera revisar tus directivas y crear otras nuevas en las siguientes situaciones:

  • Nuevo diagnóstico. Un diagnóstico de una enfermedad terminal o que altera de forma significativa tu vida puede originar que realices cambios en tu testamento en vida. Habla con tu médico sobre el tipo de tratamiento y las decisiones de atención que se podrían tomar durante el curso esperado de la enfermedad.
  • Cambio de estado civil. Cuando te casas, te divorcia, te separas o enviudas, es posible que tengas que seleccionar un nuevo agente de cuidado de la salud.
  • Aproximadamente cada 10 años. Con el tiempo, tus pensamientos sobre la atención al final de la vida pueden cambiar. Revisa tus directivas de vez en cuando para asegurarte de que reflejen tus valores y deseos actuales.

Orden médica de tratamiento para mantener la vida

En algunos estados, la planificación anticipada de la atención médica incluye un documento llamado órdenes médicas para el soporte vital (POLST, por sus siglas en inglés). El documento también puede llamarse órdenes del proveedor para el soporte vital (POLST, por sus siglas en inglés) u órdenes del médico para el soporte vital (MOLST, por sus siglas en inglés).

Un POLST está destinado a personas que ya tienen un diagnóstico de una enfermedad grave. Este formulario no reemplaza tus otras directivas. Por el contrario, sirve como instrucciones dadas por el médico, similares a las de una receta médica, para asegurar que, en caso de emergencia, recibas el tratamiento que prefieras. Tu médico llenará el formulario basándose en el contenido de tus directivas anticipadas, las conversaciones que tengas con tu médico sobre el curso probable de tu enfermedad y tus preferencias de tratamiento.

El POLST estará siempre cerca tuyo. Si estás en un hospital o en un asilo de ancianos, el documento se coloca cerca de tu cama. Si vives en tu casa o en un centro de cuidados paliativos, el documento se exhibe en un lugar destacado donde el personal de emergencia u otros miembros del equipo médico puedan encontrarlo fácilmente.

Los formularios varían según el estado, pero en esencia un POLST le permite a tu médico incluir detalles sobre los tratamientos que no se deben utilizar, bajo qué condiciones se pueden utilizar ciertos tratamientos, cuánto tiempo se pueden utilizar y cuándo se deben retirar los tratamientos. Los temas cubiertos en un POLST pueden incluir:

  • Reanimación
  • Ventilación mecánica
  • Alimentación por sonda
  • Uso de antibióticos
  • Solicitudes para no ser transferido a una sala de emergencias
  • Solicitudes para no ser hospitalizado
  • Tratamiento del dolor

Un POLST también indica qué directivas anticipadas has creado y quién es tu apoderado médico. Al igual que las directivas anticipadas, los POLST pueden ser cancelados o actualizados.

Jan. 24, 2019 See more In-depth