Los calambres por calor son espasmos musculares involuntarios y dolorosos que suelen ocurrir durante el ejercicio intenso en ambientes calurosos. Los espasmos pueden ser más intensos y prolongados que los típicos calambres nocturnos en las piernas. La pérdida de líquido y electrolitos a menudo contribuye a los calambres por calor.

Los músculos que se ven afectados con mayor frecuencia son los de las pantorrillas, los brazos, la pared abdominal y la espalda, aunque los calambres por calor pueden afectar a cualquier grupo muscular que se utilice al ejercitar.

Si sospechas de calambres musculares por calor

  • Descansa un rato y refréscate.
  • Bebe jugo sin pulpa o una bebida deportiva que contenga electrolitos.
  • Practica estiramientos suaves de flexibilidad articular y masajéate suavemente el grupo muscular afectado.
  • No reanudes la actividad intensa durante varias horas o más después de que desaparezcan los calambres por calor.
  • Llama al médico si los calambres no desaparecen en menos de una hora aproximadamente.
June 26, 2020