Diagnóstico

Tu médico basará el diagnóstico en lo siguiente:

  • Antecedentes médicos. El médico te preguntará sobre tus signos y síntomas, y revisará tus antecedentes médicos.
  • Análisis de sangre. Se analiza una muestra de tu sangre para ver si tienes niveles elevados de gastrina. Si bien la gastrina elevada puede indicar tumores en el páncreas o el duodeno, también puede ser causada por otras afecciones. Por ejemplo, los niveles de gastrina pueden también ser elevados si tu estómago no produce ácido, o si tomas medicamentos para reducir el ácido, como inhibidores de la bomba de protones.

    Debes ayunar antes de esta prueba y tal vez necesites suspender el consumo de medicamentos que reducen el ácido para lograr la medición más precisa de tus niveles de gastrina. Debido a que los niveles de gastrina pueden variar, es posible que la prueba deba repetirse algunas veces.

    El médico también puede realizar una prueba de estimulación por secretina. Para esta prueba, el médico primero mide los niveles de gastrina, luego te administra una inyección de la hormona secretina y vuelve a realizar la medición. Si tienes el síndrome de Zollinger-Ellison, los niveles de gastrina aumentarán mucho más.

  • Endoscopia gastrointestinal superior. Después de sedarte, el médico te inserta un instrumento delgado y flexible con una luz y una cámara de video (endoscopio) por la garganta hasta el estómago y el duodeno para ver si tienes úlceras. A través del endoscopio, el médico puede extraer una muestra de tejido (biopsia) del duodeno para detectar la presencia de tumores que producen gastrina. El médico te pedirá que no comas nada después de la medianoche anterior a la prueba.
  • Ecografía endoscópica. En este procedimiento, el médico te examina el estómago, el duodeno y el páncreas con un endoscopio equipado con una sonda ecográfica. La sonda permite una inspección más detallada, que facilita la detección de tumores.

    También es posible extraer una muestra de tejido mediante el endoscopio. Deberás ayunar después de la medianoche anterior, y te sedarán durante la prueba.

  • Pruebas por imágenes. Es posible que el médico use técnicas de diagnóstico por imágenes, como una exploración nuclear denominada "centellografía de receptores de somatostatina". En esta prueba, se utilizan radiomarcadores para ayudar a detectar tumores. Otras pruebas por imágenes útiles incluyen la ecografía, la tomografía computarizada, la resonancia magnética y la tomografía por emisión de positrones con Ga-DOTATATE.

Más información

Tratamiento

Treatment of Zollinger-Ellison syndrome addresses the hormone-secreting tumors as well as the ulcers they cause.

Tratamiento de los tumores

Una operación para extirpar los tumores que aparecen con el síndrome Zollinger-Ellison requiere de un cirujano habilidoso, porque los tumores suelen ser pequeños y difíciles de localizar. Si tienes solo un tumor, el médico puede ser capaz de extirparlo quirúrgicamente, pero puede que la cirugía no sea una opción si tienes varios tumores o tumores que se han expandido hasta el hígado. Por otro lado, incluso si tienes varios tumores, el médico puede recomendar la extirpación de un solo tumor grande.

En algunos casos, los médicos aconsejan otros tratamientos para controlar el crecimiento de los tumores, entre ellos los siguientes:

  • Extirpar lo máximo posible de un tumor del hígado (citorreducción)
  • Intentar destruir el tumor cortando el suministro de sangre (embolización) o utilizando calor para destruir las células cancerígenas (ablación por radiofrecuencia)
  • Inyectar medicamentos en el tumor para aliviar los síntomas de cáncer
  • Utilizar quimioterapia para intentar enlentecer el crecimiento del tumor
  • Tener un trasplante de hígado

Tratamiento del exceso de ácido

La producción excesiva de ácido se puede controlar en la mayoría de los casos. Los medicamentos conocidos como inhibidores de la bomba de protones son el tratamiento de primera línea. Estos medicamentos son efectivos para disminuir la producción de ácido en el síndrome de Zollinger-Ellison.

Los inhibidores de la bomba de protones son medicamentos poderosos que reducen el ácido al bloquear la acción de las pequeñas “bombas” dentro de las células secretoras de ácido. Entre los medicamentos comúnmente recetados se incluyen lansoprazol (Prevacid), omeprazol (Prilosec, Zegerid), pantoprazol (Protonix), rabeprazol (Aciphex) y esomeprazol (Nexium).

Según Food and Drug Administration (Administración de Alimentos y Medicamentos), el uso prolongado de inhibidores de la bomba de protones de venta bajo receta, en especial en personas de 50 años o más, se ha asociado con un aumento del riesgo de fractura de cadera, muñeca y columna vertebral. Este riesgo es pequeño y debe compararse con los beneficios que estos medicamentos aportan al bloquear el ácido.

El octreótido (Sandostatin), un medicamento similar a la hormona somatostatina, puede contrarrestar los efectos de la gastrina y puede ser beneficioso para algunas personas.

Preparación para la consulta

Aunque los síntomas pueden impulsarte a consultar con el médico de atención primaria, es probable que se te derive a un médico especializado en enfermedades del sistema digestivo (gastroenterólogo) para que te diagnostique y trate el síndrome de Zollinger-Ellison. También es posible que te deriven a un oncólogo, un médico que se especializa en tratar el cáncer.

A continuación, incluimos información que te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué puedes esperar de tu médico.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al programar la consulta, infórmale al personal de tu médico si tomas algún medicamento. Algunos medicamentos para reducir los niveles de ácido, como los inhibidores de la bomba de protones o los antagonistas de H-2, pueden alterar el resultado de algunos de los exámenes utilizados para diagnosticar el síndrome de Zollinger-Ellison. De todas formas, no dejes de tomar estos medicamentos sin consultarlo con tu médico.
  • Anota todos los síntomas que tengas, incluidos aquellos que parezcan no tener relación alguna con la diabetes.
  • Anota información personal clave, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida. También anota lo que sabes sobre tus antecedentes médicos familiares.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle al médico

Para el síndrome de Zollinger-Ellison, algunas preguntas básicas son las siguientes:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existe alguna otra explicación para mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme para confirmar el diagnóstico? ¿Cómo debo prepararme para estas pruebas?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles para el síndrome de Zollinger-Ellison y cuál me recomienda?
  • ¿Debo respetar alguna restricción en la dieta?
  • ¿Con qué frecuencia debo volver para las citas de seguimiento?
  • ¿Cuál es mi pronóstico médico?
  • ¿Debo ver a un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Existe algún sitio web que me recomiende para obtener más información acerca del síndrome de Zollinger-Ellison?
  • ¿Tengo mayores probabilidades de padecer otros problemas médicos porque tengo el síndrome de Zollinger-Ellison?

Qué esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga varias preguntas, incluidas las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Tienes síntomas todo el tiempo, o los síntomas aparecen y desaparecen?
  • ¿Qué tan graves son tus síntomas?
  • ¿Hay algo que mejore tus síntomas?
  • ¿Has notado algo que empeore tus síntomas?
  • ¿Alguna vez te han dicho que tienes una úlcera en el estómago? ¿Cómo te la diagnosticaron?
  • ¿A ti o a alguien de tu familia le han diagnosticado alguna vez neoplasia endocrina múltiple tipo 1?
  • ¿A ti o a alguien de tu familia le han diagnosticado alguna vez problemas de las glándulas paratiroides, tiroides o hipófisis?
  • ¿Alguna vez te han dicho que tienes niveles altos de calcio en sangre?
Oct. 14, 2020
  1. Cameron AM, et al. Management of Zollinger-Ellison syndrome. In: Current Surgical Therapy. 13th ed. Elsevier; 2020. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 30, 2020.
  2. Zollinger-Ellison syndrome. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/digestive-diseases/zollinger-ellison-syndrome. Accessed Sept. 30, 2020.
  3. Zollinger-Ellison syndrome. National Organization for Rare Disorders. https://rarediseases.org/rare-diseases/zollinger-ellison-syndrome/. Accessed Sept. 30, 2020.
  4. Bergsland E. Zollinger-Ellison syndrome (gastrinoma): Clinical manifestations and diagnosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 30, 2020.