Descripción general

El reflujo vesicoureteral es el flujo anormal de orina que retrocede desde la vejiga por los conductos (uréteres) que conectan los riñones con la vejiga. Normalmente, la orina solo fluye desde los riñones hacia la vejiga.

El reflujo vesicoureteral se diagnostica generalmente en lactantes y niños. El trastorno aumenta el riesgo de sufrir infecciones en las vías urinarias, lo cual, si no se trata, puede producir daño renal.

El reflujo vesicoureteral puede ser primario o secundario. Los niños con reflujo vesicoureteral primario nacen con una anomalía en la válvula que normalmente evita que la orina retroceda desde la vejiga por los uréteres. El reflujo vesicoureteral secundario se debe a un mal funcionamiento de las vías urinarias, a menudo causado por infecciones.

Los niños pueden superar el reflujo vesicoureteral primario. El tratamiento, que incluye medicamentos o cirugía, apunta a prevenir el daño renal.

Síntomas

Con frecuencia, las personas que padecen reflujo vesicoureteral presentan infecciones urinarias. Una infección urinaria no siempre provoca signos y síntomas notables, aunque la mayoría de las personas tienen algunos.

Estos signos y síntomas pueden comprender los siguientes:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Sangre en la orina (hematuria) u orina turbia con un olor fuerte
  • Fiebre
  • Dolor en un costado o en el abdomen
  • Vacilación al orinar o aguantar la orina para evitar la sensación de ardor

Una infección urinaria puede ser difícil de diagnosticar en los niños, ya que estos pueden tener solo signos y síntomas no específicos. Los signos y síntomas de un bebé con infección urinaria también pueden comprender los siguientes:

  • Fiebre sin causa aparente
  • Diarrea
  • Falta de apetito
  • Irritabilidad

A medida que tu hijo crece, el reflujo vesicoureteral no tratado puede dar lugar a otros signos y síntomas, entre ellos:

  • Acción de orinar involuntariamente
  • Estreñimiento o pérdida de control de los movimientos intestinales
  • Presión arterial alta
  • Proteína en la orina
  • Insuficiencia renal

Otro indicio de reflujo vesicoureteral, que puede detectarse antes del nacimiento mediante una ecografía, es la inflamación de los riñones o de las estructuras que recogen la orina de uno o de ambos riñones (hidronefrosis) en el feto, causada por el retroceso de la orina a los riñones.

Cuándo consultar al médico

Consulta con tu médico de inmediato si tu hijo presenta alguno de los signos o síntomas de una infección urinaria, entre ellos:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Dolor abdominal o lateral
  • Vacilación antes de orinar

Si tu hijo tiene fiebre, llama al médico en los siguientes casos:

  • Tiene menos de 3 meses de edad y la temperatura rectal es de 100,4 °F (38 °C) o superior
  • Tiene 3 meses de edad o más y la temperatura es de 102 °F (38,9 °C) o superior, sin ningún otro motivo aparente, como por ejemplo una vacunación reciente

Además, consulta con tu médico sin demora si tu bebé presenta los siguientes signos y síntomas:

  • Cambios en el apetito. Si tu bebé rechaza la alimentación varias veces seguidas o se alimenta poco, contacta al médico.
  • Cambios en el estado de ánimo. Si lo notas letárgico o resulta inusualmente difícil despertarlo, cuéntale al médico de inmediato. También infórmale si tu bebé está continuamente irritable o si tiene períodos de llanto inconsolable.
  • Diarrea. Comunícate con el médico si varias deposiciones de tu bebé son especialmente líquidas o acuosas.
  • Vómitos. La regurgitación esporádica es normal. Comunícate con el médico si tu bebé devuelve porciones grandes cuando lo alimentas en varias oportunidades o si vomita intensamente después de cada alimentación.

Causas

El sistema urinario comprende los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. Todos participan en la eliminación de productos de desecho del cuerpo.

Los riñones, un par de órganos con forma de frijoles que se encuentran detrás de la parte superior del abdomen, filtran los desechos, el agua y los electrólitos (minerales como el sodio, el calcio y el potasio que ayudan a mantener el equilibrio de líquidos en el cuerpo) del organismo.

Los tubos denominados «uréteres» transportan la orina desde los riñones hacia la vejiga, donde se almacena hasta que se elimina del cuerpo a través de otro tubo (la uretra) durante la micción.

El reflujo vesicoureteral puede desarrollarse de dos maneras, primaria y secundaria:

  • Reflujo vesicoureteral primario. La causa de esta forma más frecuente es un defecto que está presente antes del nacimiento (congénito). El defecto está en la válvula funcional entre la vejiga y un uréter que normalmente se cierra para prevenir que la orina fluya nuevamente hacia atrás.

    A medida que tu hijo crece, los uréteres se hacen más largos y se enderezan, y esto puede mejorar el funcionamiento de la válvula y, con el tiempo, resolver el reflujo. Este tipo de reflujo vesicoureteral tiende a presentarse dentro de la familia, lo que indica que puede ser genético, aunque se desconoce la causa exacta del defecto.

  • Reflujo vesicoureteral secundario. La causa de esta forma es una obstrucción o insuficiencia en el sistema urinario. La obstrucción suele ser resultado de infecciones recurrentes en las vías urinarias, que pueden causar la hinchazón de un uréter.

Factores de riesgo

Los factores de riesgo de padecer el reflujo vesicoureteral son:

  • Raza. Los niños blancos parecen tener un mayor riesgo de padecer reflujo vesicoureteral.
  • Sexo. En general, las niñas tienen aproximadamente el doble de riesgo de tener este trastorno que los varones. La excepción es el reflujo vesicoureteral que se presenta al nacer, que es más frecuente en los varones.
  • Edad. Los bebés y niños de hasta 1 año de edad son más propensos a tener reflujo vesicoureteral que los niños de más edad.
  • Antecedentes familiares. El reflujo vesicoureteral primario tiende a ser un rasgo de familia. Los niños cuyos padres tuvieron el trastorno están en mayor riesgo de padecerlo.

    Los hermanos de niños que tienen el trastorno también están en mayor riesgo, por lo que el médico puede recomendarte un examen para detección en los hermanos de un niño con reflujo vesicoureteral primario.

Complicaciones

El daño renal es la preocupación principal del reflujo vesicoureteral. Cuanto más intenso es el reflujo, más graves pueden ser las complicaciones.

Las complicaciones pueden ser las siguientes:

  • Formación de cicatrices en el riñón (renales). Las infecciones urinarias sin tratar pueden causar la formación de cicatrices, también conocida como «nefropatía por reflujo», que es el daño permanente del tejido renal. Una acumulación de orina expone los riñones a una presión mayor que la normal.

    Si tienes una infección en los riñones, con el paso del tiempo, esto puede causar la formación de cicatrices. La presencia extendida de cicatrices puede causar presión arterial alta e insuficiencia renal.

  • Presión arterial alta (hipertensión). Debido a que los riñones eliminan los desechos del torrente sanguíneo, el daño en los riñones y la acumulación de desechos resultante pueden elevar la presión arterial.
  • Insuficiencia renal. Las cicatrices pueden causar la pérdida de la función de la parte de filtrado del riñón. Esto puede provocar insuficiencia renal, que puede ocurrir de manera rápida (aguda) o desarrollarse con el paso del tiempo (crónica).
June 20, 2014
References
  1. Wein AJ, et al. Campbell-Walsh Urology (Urología de Campbell-Walsh). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 1 de abril de 2014.
  2. Vesicoureteral reflux (Reflujo vesicoureteral). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas). http://kidney.niddk.nih.gov/Kudiseases/pubs/vesicoureteralreflux/. Último acceso: 1 de abril de 2014.
  3. Vesicoureteral reflux (Reflujo vesicoureteral). The Merck Manuals: The Merck Manual for Health Care Professionals (Manuales Merck: Manual Merck para profesionales del cuidado de la salud). http://www.merckmanuals.com/professional/pediatrics/congenital_renal_and_genitourinary_anomalies/vesicoureteral_reflux.html. Último acceso: 1 de abril de 2014.
  4. Urinary tract infection in adults (Infecciones urinarias en adultos). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas). http://www.kidney.niddk.nih.gov/kudiseases/pubs/utiadult/. Último acceso: 1 de abril de 2014.
  5. Tekgul S, et al. EAU guidelines on vesicoureteral reflux in children (Pautas de la European Association of Urology [Asociación Europea de Urología, EAU] sobre el reflujo vesicoureteral en niños). European Urology (Urología Europea). 2012;62:534.
  6. Fever and your child (La fiebre y tu hijo). American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría) http://patiented.aap.org/content2.aspx?aid=5107. Último acceso: 6 de abril de 2014.
  7. McLorie G, et al. Management of vesicoureteral reflux (Tratamiento del reflujo vesicoureteral). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 3 de abril de 2014.
  8. Castle EP (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 6 de abril de 2014.
  9. Schmitt BD. Pediatric Telephone Protocols (Protocolos telefónicos de pediatría). 14.ª ed. Elk Grove Village, Ill.: American Academy of Pediatrics (Academia Americana de Pediatría); 2013:120-124.
  10. McLorie G, et al. Presentation, diagnosis, and clinical course of vesicoureteral reflux (Presentación, diagnóstico y evolución clínica del reflujo vesicoureteral). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 30 de abril de 2014.