Diagnóstico

El médico puede hacer una serie de análisis para determinar la causa de los mareos. Durante un examen físico, tu médico probablemente buscará lo siguiente:

  • Signos y síntomas de mareos provocados por movimientos de la cabeza o de los ojos y que luego disminuyen en menos de un minuto
  • Mareos con movimientos oculares específicos que se producen cuando estás recostado sobre la espalda con la cabeza girada hacia un lado y levemente inclinada sobre el borde de la camilla
  • Movimientos involuntarios de los ojos, de un lado a otro
  • Incapacidad para controlar los movimientos oculares

Si el médico no puede encontrar la causa de tus signos y síntomas, puede solicitar pruebas adicionales, como las siguientes:

  • Electronistagmografía o videonistagmografía El objetivo de estas pruebas es detectar los movimientos oculares anormales. La electronistagmografía (que utiliza electrodos) o la videonistagmografía (que utiliza pequeñas cámaras) pueden ayudar a determinar si los mareos se deben a una enfermedad en el oído interno; para ello, miden los movimientos oculares involuntarios mientras la cabeza se encuentra en diferentes posiciones, o bien, mientras se estimulan los órganos del equilibrio con agua o con aire.
  • Imágenes por resonancia magnética. Esta prueba usa un campo magnético y ondas de radio para crear imágenes transversales de la cabeza y del cuerpo. El médico puede utilizar estas imágenes para identificar y diagnosticar una gran variedad de afecciones. La resonancia magnética puede realizarse para descartar otras posibles causas del vértigo.

Más información

Tratamiento

El vértigo postural paroxístico benigno puede desaparecer por sí solo en unas semanas o después de unos meses. Pero, como ayuda para aliviarlo más pronto, el médico, el audiólogo o el fisioterapeuta pueden indicarte una serie de movimientos conocidos como maniobra de reposicionamiento canalicular.

Reposicionamiento canalicular

Este procedimiento de reposicionamiento canalicular, que se hace en el consultorio del médico, consiste en varias maniobras simples y lentas para posicionar la cabeza. El objetivo es mover las partículas de los canales semicirculares llenos de líquido del oído interno hacia una pequeña zona abierta parecida a una bolsa (vestíbulo) que aloja uno de los órganos de los otolitos del oído, donde estas partículas no causan problemas y se resorben más fácilmente.

Cada posición se mantiene durante 30 segundos después de que desaparezca cualquier síntoma o movimiento anormal de los ojos. Este procedimiento generalmente funciona después de uno o dos tratamientos.

El médico probablemente te enseñará a realizar el procedimiento tú mismo, de modo que puedas hacerlo en tu casa si es necesario.

Alternativa quirúrgica

En situaciones poco frecuentes en las que el procedimiento de reposicionamiento canalicular no funcione, es posible que el médico te recomiende un procedimiento quirúrgico. En este procedimiento, se utiliza un tapón óseo para bloquear la parte del oído interno que provoca los mareos. El tapón no permite que el canal semicircular del oído pueda responder a los movimientos de las partículas ni de la cabeza en general. La tasa de éxito de la cirugía de bloqueo del canal es de aproximadamente un 90 %.

Estilo de vida y remedios caseros

Si experimentas mareos asociados con el vértigo posicional paroxístico benigno, considera estos consejos:

  • Ten en cuenta que puedes perder el equilibrio, lo que puede provocar que te caigas y sufras lesiones graves.
  • Evita movimientos que hagan que aparezcan los síntomas, por ejemplo, mirar hacia arriba.
  • Siéntate de inmediato cuando te sientas mareado.
  • Utiliza buena iluminación si te levantas por la noche.
  • Camina con un bastón para mayor estabilidad si tienes riesgo de caerte.
  • Trabaja en estrecha colaboración con tu médico para controlar los síntomas de manera eficaz.

El vértigo postural paroxístico benigno puede volver después de un tratamiento exitoso. Aunque no existe cura, la afección se puede controlar con fisioterapia y tratamientos caseros.

Preparación para la consulta

Pide una cita con el médico si tienes síntomas frecuentes de vértigo postural paroxístico benigno. Después de un examen inicial, el médico puede remitirte a un especialista en oído, nariz y garganta (otorrinolaringólogo) o a un médico que se especialice en el cerebro y el sistema nervioso (neurólogo).

A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la cita.

Qué puedes hacer

  • Anota tus síntomas, incluso cuándo comenzaron y con qué frecuencia ocurren.
  • Toma nota de todos los golpes que hayas tenido en la cabeza recientemente, incluso los accidentes o las lesiones menores.
  • Anota tu información médica más importante, incluso cualquier otra afección para la que estés recibiendo tratamiento, y también el nombre de los medicamentos, vitaminas o suplementos que estés tomando.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico. Hacer una lista de preguntas puede ayudarte a aprovechar al máximo el tiempo de la consulta con el médico.

Algunas de las preguntas para hacerle al médico en la primera cita son las siguientes:

  • ¿Cuáles son las posibles causas de mis síntomas o de mi afección?
  • ¿Qué exámenes recomienda?
  • Si con esos exámenes no se logra precisar la causa de mis síntomas, ¿qué otras pruebas adicionales sería necesario realizar?
  • ¿Necesito respetar alguna restricción mientras espero el diagnóstico?
  • ¿Debería consultar con un especialista?

Algunas de las preguntas que puedes hacer si te derivan a un especialista son:

  • ¿Cuáles son los tratamientos que tengan más probabilidades de ayudarme a que me sienta mejor?
  • ¿Cuánto tiempo después de comenzar el tratamiento empiezan a mejorar los síntomas?
  • Si el primer tratamiento no es eficaz, ¿qué recomienda como siguiente paso?
  • ¿Soy candidato para una cirugía? ¿Por qué o por qué no?
  • ¿Qué medidas de cuidado personal pueden ayudarme a controlar esta enfermedad?
  • ¿Tengo que restringir mis actividades? ¿Durante cuánto tiempo?
  • ¿Estoy en riesgo de que el problema vuelva a aparecer?
  • Tengo otras afecciones. ¿Cómo puedo controlar estas afecciones de manera conjunta?
  • ¿Qué folletos o sitios web me recomienda para aprender más acerca del vértigo postural paroxístico benigno?

Qué esperar del médico

Es probable que el médico que te vea por los síntomas frecuentes del vértigo postural paroxístico benigno te haga una serie de preguntas, entre ellas:

  • ¿Cuáles son tus síntomas y cuándo los notaste por primera vez?
  • ¿Los síntomas aparecen y desaparecen? ¿Con qué frecuencia?
  • ¿Cuánto tiempo duran los síntomas?
  • ¿Hay algo en particular que, al parecer, desencadene tus síntomas, como ciertos tipos de movimiento o actividad?
  • ¿Los síntomas comprenden problemas de la visión?
  • ¿Los síntomas comprenden náuseas o vómitos?
  • ¿Los síntomas comprenden dolor de cabeza?
  • ¿Has perdido la audición en algún grado?
  • ¿Recibes tratamiento por alguna otra afección médica?
Aug. 18, 2020
  1. Barton JJS, et al. Benign paroxysmal positional vertigo. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 17, 2020.
  2. Elsevier Point of Care. Clinical Overview: Benign paroxysmal positional vertigo. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 17, 2020.
  3. Ferri FF. Benign paroxysmal positional vertigo. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 17, 2020.
  4. Lalwani AK. Benign paroxysmal positional vertigo In: Current Diagnosis & Treatment Otolaryngology — Head & Neck Surgery. 4th ed. McGraw-Hill Education; 2020. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed July 17, 2020.
  5. AskMayoExpert. Vertigo and vestibular disorders (adult). Mayo Clinic; 2020.
  6. Furman JM. Causes of vertigo. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed July 17, 2020.
  7. Libi SE (expert opinion). Mayo Clinic. Aug. 6, 2020.