Descripción general

La taquicardia ventricular es un trastorno del ritmo cardíaco (arritmia) causado por señales eléctricas anormales en las cámaras inferiores del corazón (ventrículos). Esta afección también se conoce como tac-V o TV.

Un corazón sano normalmente late entre 60 y 100 veces por minuto en reposo. Cuando tiene taquicardia ventricular, el corazón late más rápido de lo normal, por lo general, 100 o más latidos por minuto.

Los latidos del corazón caóticos impiden que las cámaras del corazón se llenen adecuadamente de sangre. Como resultado, tu corazón puede no ser capaz de bombear suficiente sangre al cuerpo y los pulmones.

La taquicardia ventricular puede durar solo unos segundos, o puede durar mucho más. Es posible que te sientas mareado, que te falte el aliento o que tengas dolor en el pecho. A veces, la taquicardia ventricular puede hacer que el corazón se detenga (paro cardíaco repentino), lo cual es una emergencia médica que pone en riesgo la vida.

¿Qué es la taquicardia ventricular?

El Dr. Suraj Kapa, cardiólogo de Mayo Clinic, aclara los conceptos erróneos más comunes sobre la taquicardia ventricular.

Soy el Dr. Suraj Kapa, cardiólogo de Mayo Clinic especializado en trastornos del ritmo cardíaco. Hoy, hablaremos sobre una afección llamada taquicardia ventricular. Si uno visita Internet y busca el término taquicardia ventricular, es posible que se preocupe porque la gente te dice, ay, está asociado con la muerte súbita o deberías recibir atención médica urgente. Intentaré aclarar un poco el asunto, y les contaré qué es esta afección y cómo podríamos tratarla.

Las arritmias ventriculares pueden ocurrir en corazones con estructuras normales o anormales. Con esto quiero decir que algunos pacientes no tienen ninguna otra enfermedad cardíaca subyacente, excepto algún tipo de anormalidad en el sistema eléctrico de las cámaras inferiores del corazón, o los ventrículos, que pueden provocar que el corazón no siga el ritmo correcto. Pueden presentarse como latidos adicionales ocasionales, que uno podría experimentar como latidos omitidos, o como un arreglo rápido de latidos que tienen lugar de manera consecutiva, lo que se conoce como taquicardia ventricular. Si el corazón tiene una estructura normal, es poco frecuente que esto derive en un ritmo peligroso y también lo es en caso de que no haya otra enfermedad cardíaca subyacente que contribuya al respecto.

Ahora bien, sin embargo, otros pacientes pueden tener un corazón anormal por otros motivos. Existen diversas razones por las cuales el corazón puede adquirir una estructura anormal, por ejemplo, si la persona sufrió un ataque cardíaco en el pasado o si presenta algún tipo de anormalidad genética que puede haberse heredado de la madre o del padre. También podrías tener algún tipo de trastorno inflamatorio en el corazón, como sarcoidosis o miocarditis. Estos distintos síndromes pueden contribuir a que se generen anomalías eléctricas en la cámara inferior del corazón. En ocasiones, cuando las personas tienen lo que llamamos “sustrato”, o anomalías en la arquitectura normal del corazón, esto puede ocasionar arritmias ventriculares. En estos pacientes, estas arritmias ventriculares pueden resultar mortales.

Sin embargo, cuando se observa la presencia de estas arritmias, debemos adoptar un enfoque sistemático respecto de su evaluación y tratamiento. ¿Qué quiero decir con esto? Cuando hablamos de la evaluación, nuestro objetivo es responder la pregunta: ¿Hay algún otro motivo por el cual ocurrió esto? ¿Fue algún medicamento que tomaste? ¿Hubo algún tipo de anormalidad en tus electrolitos? ¿Tomabas, por algún motivo, otros medicamentos herbales de venta libre que pueden haber contribuido a que tengas esas arritmias? ¿Podrían desaparecer si no hacemos nada?

También intentamos descubrir cuán significativa es la arritmia. ¿Puede ser mortal, o no? Porque no todas lo son. Cuando hablamos de tratamiento, prestamos atención a dos grandes áreas. En aquellos pacientes que no presentan arritmias ventriculares peligrosas, intentamos ofrecerles un tratamiento para mejorar la calidad de vida, o los síntomas, porque algunos pacientes tienen distintos síntomas que pueden atribuirse a estas arritmias, como sensación de latidos omitidos o latidos rápidos, incluso mareos. Sin embargo, tal vez solo te sientas cansado.

Ahora bien, el otro grupo por el que nos preocupamos son aquellos cuyas arritmias pueden ser mortales. En otras palabras, pueden provocar una muerte súbita. En esos pacientes, nos gusta estratificar los riesgos de manera tal de descubrir qué arritmias pueden ser peligrosas y definir cómo proteger a esos pacientes y evitar que mueran de manera repentina.

El pilar fundamental de los tratamientos que pueden verse en Internet es el desfibrilador. Tal vez lo hayas visto en avisos comerciales o en programas televisivos, en los que la gente corre con las almohadillas en la mano, las coloca sobre el paciente y luego le aplica un choque eléctrico. Esta es la función de un desfibrilador en pacientes que presentan los tipos de arritmias ventriculares más riesgosos. Se distribuye por todo el cuerpo y, luego, se realiza básicamente una descarga de electricidad en caso de que el corazón se salga de ritmo para restablecer su ritmo normal. Sin embargo, el desfibrilador no evita la ocurrencia de arritmias, simplemente se trata de una herramienta que permite salvarte la vida en caso de ser necesario.

Existen dos tratamientos fundamentales para evitar la ocurrencia de arritmias . Si no encontramos otra causa que pueda revertirse, podemos suministrarte medicamentos. En ese sentido, hay diversos medicamentos que pueden usarse. Estos medicamentos se conocen como fármacos antiarrítmicos y suelen utilizarse con éxito en el 50 al 60 por ciento de los pacientes. No obstante, pueden tener efectos colaterales y, en algunos pacientes, incluso provocar más arritmias, y, en ocasiones, arritmias más peligrosas que podrían provocar una muerte súbita. Siempre y cuando los pacientes estén debidamente controlados y se dé comienzo al tratamiento con fármacos en forma correcta, es poco probable que esto ocurra.

Gracias por acompañarme hoy para saber más sobre la taquicardia ventricular. En el próximo video, hablaremos en detalle sobre el procedimiento de ablación.

Síntomas

En algunas personas, los episodios breves de taquicardia ventricular pueden no causar ningún síntoma. O bien, podrías experimentar lo siguiente:

  • Mareos
  • Falta de aire
  • Aturdimiento
  • Sensación de latidos acelerados (palpitaciones)
  • Dolor en el pecho (angina)

Los episodios sostenidos y más graves de taquicardia ventricular pueden causar lo siguiente:

  • Pérdida del conocimiento o desmayo
  • Paro cardíaco (muerte súbita)

Cuándo debes consultar a un médico

Muchas afecciones diferentes pueden causar taquicardia ventricular. Es importante obtener un diagnóstico rápido y preciso, y la atención médica adecuada. Consulta a tu médico si tú o tu hijo tienen algún problema con los latidos del corazón. En algunos casos, se necesita atención de urgencia.

Busca atención de emergencia, o llama al 911 o al número local de emergencias si cualquier persona experimenta estos síntomas:

  • Dolor en el pecho que dura más de unos pocos minutos
  • Dificultad para respirar
  • Desmayo

Causas

La causa de la taquicardia ventricular es una interrupción en los impulsos eléctricos normales que controlan el ritmo de bombeo del corazón.

Muchas cosas pueden causar o contribuir a causar los problemas del sistema eléctrico del corazón. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Anomalías del corazón que causan el proceso de cicatrización del tejido cardiaco (a veces llamado "enfermedad cardíaca estructural"), la causa más común es un ataque cardíaco previo
  • Flujo sanguíneo deficiente hacia el músculo cardíaco debido a la enfermedad de las arterias coronarias
  • Afecciones cardíacas congénitas, incluido el síndrome de QT largo
  • Desequilibrio de los electrolitos necesarios para la conducción de los impulsos eléctricos
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Consumo de sustancias como la cocaína o la metanfetamina

En algunos casos, no puede determinarse la causa exacta de la taquicardia ventricular (taquicardia ventricular idiopática).

El sistema eléctrico del corazón

Para comprender las causas de los problemas de ritmo o frecuencia cardíaca, como la taquicardia, es útil entender cómo funciona el sistema eléctrico del corazón.

El corazón está formado por cuatro cavidades: dos cavidades superiores (aurículas) y dos cavidades inferiores (ventrículos). El latido del corazón es normalmente controlado por un marcapasos natural llamado nódulo sinusal, que se encuentra en la aurícula derecha. El nódulo sinusal produce impulsos eléctricos que normalmente inician cada latido del corazón.

Desde el nódulo sinusal, los impulsos eléctricos se transportan a través de las aurículas, y hacen que los músculos auriculares se contraigan y bombeen sangre a las cavidades inferiores del corazón (ventrículos).

Los impulsos eléctricos llegan entonces a un grupo de células llamado nodo auriculoventricular, que suele ser la única vía por la que las señales viajan desde las aurículas hacia los ventrículos.

El nodo auriculoventricular ralentiza la señal eléctrica antes de enviarla a los ventrículos. Este ligero retraso permite que los ventrículos se llenen de sangre. Cuando los impulsos eléctricos llegan a los músculos de los ventrículos, estos se contraen, lo que hace que bombeen sangre a los pulmones o al resto del cuerpo.

Cuando algo interrumpe este complejo sistema, puede hacer que el corazón lata demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (bradicardia) o con un ritmo irregular.

Factores de riesgo

Toda afección que haga que el corazón se esfuerce de más o que dañe el tejido cardíaco puede aumentar el riesgo de presentar taquicardia ventricular. Los cambios en el estilo de vida y los tratamientos médicos permiten disminuir el riesgo asociado a los siguientes factores:

  • Enfermedad cardíaca
  • Efectos secundarios de los medicamentos
  • Desequilibrios electrolíticos graves
  • Consumo de sustancias estimulantes como la cocaína o la metanfetamina

Si tienes antecedentes familiares de taquicardia ventricular u otros trastornos del ritmo cardíaco, corres un mayor riesgo de tener taquicardia ventricular.

Complicaciones

Las complicaciones de la taquicardia ventricular varían en gravedad y dependen de la rapidez de los latidos del corazón, el tiempo que dura el latido rápido, la frecuencia con que se produce la taquicardia y la salud general del corazón. Algunas de las posibles complicaciones son las siguientes:

  • Desmayos frecuentes o pérdida del conocimiento
  • Insuficiencia cardíaca
  • Muerte súbita causada por un paro cardíaco

Prevención

La mejor manera de prevenir la taquicardia ventricular es tratar o eliminar los factores de riesgo que pueden conducir a una enfermedad cardíaca. Si ya tienes una enfermedad cardíaca, sigue su plan de tratamiento y un estilo de vida saludable para el corazón.

Toma las siguientes medidas:

  • Haz ejercicio y sigue una dieta saludable. Lleva un estilo de vida saludable para el corazón: haz ejercicio de manera regular y sigue una dieta saludable con bajo contenido de grasa que sea rica en frutas, verduras y cereales integrales.
  • Mantener un peso saludable. El sobrepeso aumenta el riesgo de tener enfermedades cardíacas.
  • Mantener bajo control la presión arterial y los niveles de colesterol. Haz cambios en tu estilo de vida y toma medicamentos según las indicaciones del médico para corregir la presión arterial alta (hipertensión) o el colesterol alto.
  • Controla el estrés. Evita el estrés innecesario y aprende técnicas de control para manejar el estrés normal de una manera saludable.
  • No consumas drogas recreativas. No consumas estimulantes, como la cocaína. Conversa con el médico sobre un programa adecuado para ti si necesitas ayuda para dejar de consumir drogas recreativas.
  • Asiste a los controles programados. Hazte exploraciones físicas regulares e informa al médico sobre cualquier signo o síntoma.
  • Limita el consumo de alcohol. Si eliges beber alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día para las mujeres de todas las edades y para los hombres mayores de 65 años, y hasta dos copas por día para los hombres menores de 65 años. Para algunas afecciones, es recomendable que evites por completo el alcohol. Pídele al médico consejos específicos para tu afección.
  • Limita la cafeína. Si consumes bebidas con cafeína, hazlo con moderación (no más de una o dos bebidas diarias).
  • Deja de fumar. Si fumas y no puedes dejar por tus propios medios, habla con tu médico sobre las estrategias o los programas para ayudarte a abandonar el hábito.
  • Usa los medicamentos de venta libre con precaución. Algunos medicamentos para el resfriado o la tos contienen estimulantes que pueden acelerar los latidos del corazón. Pregúntale al médico qué medicamentos tienes que evitar.

Taquicardia ventricular - atención en Mayo Clinic

July 29, 2021
  1. What is an arrhythmia? National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/arr/. Accessed March 3, 2020.
  2. Tachycardia — Fast heart rate. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/AboutArrhythmia/Tachycardia-Fast-Heart-Rate_UCM_302018_Article.jsp#.V7s5Rmf2bIU. Accessed March 5, 2020.
  3. Phang R. Nonsustained VT in the absence of apparent structural heart disease. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 5, 2020.
  4. Podrid PJ. Sustained monomorphic ventricular tachycardia: Clinical manifestations, diagnosis, and evaluation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 5, 2020.
  5. Ganz LI, et al. Sustained monomorphic ventricular tachycardia in patients with structural heart disease: Treatment and prognosis. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 5, 2020.
  6. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. March 20, 2020.
  7. Overview of arrhythmias. Merck Manual Professional Version http://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular_disorders/arrhythmias_and_conduction_disorders/overview_of_arrhythmias.html?qt=arrhythmia&alt=sh. Accessed March 3, 2020.
  8. Papadakis MA, et al., eds. Sinus arrhythmia, bradycardia, & tachycardia. In: Current Medical Diagnosis & Treatment 2020. 59th ed. McGraw-Hill Education; 2020. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 3, 2020.
  9. Crawford MH, ed. Ventricular tachycardia. In: Current Diagnosis & Treatment: Cardiology. 5th ed. McGraw-Hill Education; 2017. Accessed March 3, 2020.
  10. Kapa S (expert opinion). Mayo Clinic. July 21, 2016.
  11. Prevention & treatment of arrhythmia. American Heart Association. http://www.heart.org/HEARTORG/Conditions/Arrhythmia/PreventionTreatmentofArrhythmia/Prevention-Treatment-of-Arrhythmia_UCM_002026_Article.jsp. Accessed March 5, 2020.
  12. Noseworthy PA (expert opinion). Mayo Clinic. March 19, 2020.