Descripción general

El prolapso uterino ocurre cuando los músculos y los ligamentos del suelo pélvico se estiran y se debilitan, por lo que dejan de proporcionar un sostén adecuado para el útero. En consecuencia, el útero se desliza hacia la vagina o sobresale de ella.

El prolapso uterino puede afectar a mujeres de cualquier edad. Sin embargo, suele afectar a las mujeres posmenopáusicas que tuvieron uno o más partos vaginales.

Por lo general, el prolapso uterino leve no requiere tratamiento. Sin embargo, si te hace sentir incómoda o interfiere con tu vida normal, el tratamiento podría ayudarte.

Atención del prolapso uterino en Mayo Clinic

Síntomas

En general, el prolapso uterino leve no provoca signos ni síntomas. Los signos y síntomas del prolapso uterino moderado a grave comprenden:

  • Sensación de pesadez o de un tirón en la pelvis
  • Tejido que sobresale de la vagina
  • Problemas urinarios, como pérdidas (incontinencia) o retención de orina
  • Problemas para evacuar los intestinos
  • Sensación de estar sentada sobre una pelota pequeña o como si algo cayera de tu vagina
  • Preocupaciones sexuales, como por ejemplo una sensación de aflojamiento del tono del tejido vaginal

A menudo, los síntomas son menos molestos por la mañana y empeoran a lo largo del día.

Cuándo consultar al médico

Consulta con el médico para analizar tus opciones si los signos y síntomas del prolapso uterino se vuelven molestos y alteran tus actividades normales.

Causas

El prolapso uterino se produce como resultado del debilitamiento de los músculos pélvicos y de los tejidos de sostén. Las causas del debilitamiento de los músculos y tejidos pélvicos comprenden las siguientes:

  • Embarazo
  • Trabajo de parto y parto difíciles o un traumatismo durante el parto
  • El parto de un bebé de gran tamaño
  • Sobrepeso u obesidad
  • Un nivel más bajo de estrógeno después de la menopausia
  • Estreñimiento crónico o presión al evacuar los intestinos
  • Bronquitis o tos crónica
  • Levantar objetos pesados en repetidas ocasiones

Factores de riesgo

Los factores que pueden aumentar el riesgo de padecer prolapso uterino comprenden los siguientes:

  • Haber tenido uno o más embarazos y partos vaginales
  • Dar a luz a un bebé de gran tamaño
  • Edad avanzada
  • Obesidad
  • Haberse sometido a cirugías pélvicas
  • Estreñimiento crónico o esfuerzo frecuente para evacuar los intestinos
  • Antecedentes familiares de debilidad del tejido conjuntivo
  • Etnia hispana o blanca

Complicaciones

En general, el prolapso uterino está asociado con el prolapso de otros órganos pélvicos. Podrías tener lo siguiente:

  • Prolapso anterior (cistocele). La debilidad del tejido conjuntivo que separa la vejiga y la vagina puede hacer que la vejiga sobresalga en la vagina. El prolapso anterior también se denomina «vejiga prolapsada».
  • Prolapso vaginal posterior (rectocele). La debilidad del tejido conjuntivo que separa el recto y la vagina puede hacer que el recto sobresalga en la vagina. Es posible que tengas dificultad para evacuar los intestinos.

El prolapso uterino grave puede desplazar parte del revestimiento vaginal, lo que hace que sobresalga fuera del cuerpo. El tejido vaginal que roza la ropa puede producir llagas en la vagina (úlceras) Rara vez, las llagas pueden infectarse.

Prevención

Para reducir el riesgo de tener prolapso uterino, prueba lo siguiente:

  • Realiza ejercicios de Kegel regularmente. Estos ejercicios pueden fortalecer los músculos del suelo pélvico, algo especialmente importante después de tener un bebé.
  • Trata y previene el estreñimiento. Bebe mucho líquido y come alimentos ricos en fibra, como frutas, vegetales, frijoles y cereales integrales.
  • Levanta objetos correctamente y evita levantar cosas pesadas. Al levantar objetos, usa las piernas en lugar de la cintura o la espalda.
  • Controla la tos. Busca tratamiento para la tos crónica o la bronquitis, y no fumes.
  • Evita el aumento de peso. Habla con el médico para determinar tu peso ideal y recibir asesoramiento sobre estrategias para bajar de peso si las necesitas.

Prolapso uterino - atención en Mayo Clinic

June 01, 2019
References
  1. Lobo RA, et al. Anatomic defects of the abdominal wall and pelvic floor: Abdominal hernias, inguinal hernias, and pelvic organ prolapse: Diagnosis and management (Defectos anatómicos de la pared abdominal y el suelo pélvico: hernias abdominales, hernias inguinales y prolapso de los órganos pélvicos: diagnóstico y tratamiento). En: Comprehensive Gynecology (Ginecología integral). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de abril de 2017.
  2. Ferri FF. Pelvic organ prolapse (uterine prolapse) (Prolapso de los órganos pélvicos [prolapso uterino]). En: Ferri’s Clinical Advisor 2017 (Consejos clínicos de Ferri 2017). Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 14 de abril de 2017.
  3. Rogers RG, et al. Pelvic organ prolapse in women: Epidemiology, risk factors, clinical manifestations, and management (Prolapso de los órganos pélvicos en la mujer: epidemiología, factores de riesgo, manifestaciones clínicas y tratamiento). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de abril de 2017.
  4. Handa VL. Urinary incontinence and pelvic organ prolapse associated with pregnancy and childbirth (Incontinencia urinaria y prolapso de los órganos pélvicos relacionados con el embarazo y el parto). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 18 de abril de 2017.
  5. AskMayoExpert. Pelvic organ prolapse (adult) (Prolapso de los órganos pélvicos [adultos]). Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2016.
  6. Rogers, TB, et al. Pelvic organ prolapse in women: Diagnostic evaluation (Prolapso de los órganos pélvicos en mujeres: evaluación de diagnóstico). https://www.uptodate.com/home. Último acceso: 10 de mayo de 2017.
  7. Ridgeway BM. Does prolapse equal hysterectomy? The role of uterine conservation in women with uterovaginal prolapse (Si sufro de prolapso, ¿significa que debo someterme a una histerectomía? La función de la conservación del útero en mujeres con prolapso uterovaginal). American Journal of Obstetrics & Gynecology (Revista Estadounidense de Obstetricia y Ginecología). 2015;213:802.
  8. Lobo RA, et al. Lower urinary tract function and disorders: Physiology and micturition, voiding dysfunction, urinary incontinence, urinary tract infections, and painful bladder syndrome (Función y trastornos de las vías urinarias inferiores: fisiología y micción, disfunción miccional, incontinencia urinaria, infecciones de las vías urinarias y síndrome de vejiga dolorosa). En: Comprehensive Gynecology (Ginecología integral). 7.ª ed. Filadelfia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 13 de abril de 2017.
  9. Hokenstad ED, et al. Health-related quality of life and outcomes after surgical treatment of complications from vaginally placed mesh (Resultados y calidad de vida relacionados con la salud después del tratamiento quirúrgico de complicaciones de la malla vaginal). Female Pelvic Medicine & Reproductive Surgery (Cirugía reproductiva y medicina pélvica femenina). 2015;21:176.
  10. Warner KJ. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. 5 de abril de 2017.