Descripción general

La diarrea del viajero es un trastorno del tracto digestivo que generalmente produce heces blandas y calambres abdominales. Aparece al comer alimentos contaminados o al beber agua contaminada. Por suerte, la diarrea del viajero normalmente no es grave, sino que simplemente es molesta.

Cuando visites un lugar donde el clima o las prácticas sanitarias sean diferentes de las de tu hogar, tienes un mayor riesgo de desarrollar diarrea del viajero.

A fin de reducir el riesgo de tener diarrea del viajero, ten cuidado con lo que comes y bebes mientras estés de viaje. Si no desarrollas diarrea del viajero, tienes la posibilidad de que se resuelva sin tratamiento. Sin embargo, es una buena idea llevar los medicamentos aprobados por el médico cuando viajes a zonas de alto riesgo en el caso de que la diarrea persista.

Síntomas

La diarrea del viajero usualmente comienza de forma abrupta durante un viaje o a tu regreso. La mayoría de los casos mejoran en el plazo de uno o dos días sin tratamiento y desaparecen por completo en una semana. Sin embargo, puedes tener varios episodios de diarrea del viajero durante un mismo viaje.

Los signos y síntomas más comunes de diarrea del viajero son los siguientes:

  • Comienzo abrupto de episodios de diarrea tres o más veces al día
  • Una necesidad urgente de defecar
  • Calambres abdominales
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Fiebre

En algunos casos, quienes la sufren pueden experimentar deshidratación moderada a grave, vómitos persistentes, fiebre alta, heces con sangre o fuertes dolores en el abdomen o el recto. Si tú o uno de tus hijos sufre cualquiera de estos signos o síntomas, o si la diarrea dura más de un par de días, es tiempo de ver a un médico.

When to see a doctor

Traveler's diarrhea usually goes away on its own within several days. Signs and symptoms may last longer and be more severe if the condition is caused by organisms other than common bacteria. In such cases, you may need prescription medications to help you get better.

For adults

If you're an adult, see your doctor if:

  • Your diarrhea persists beyond two days
  • You become dehydrated
  • You have severe abdominal or rectal pain
  • You have bloody or black stools
  • You have a fever above 102 F (39 C)

A local embassy or consulate may be able to help you find a well-regarded medical professional who speaks your language.

For children

Be especially cautious with children because traveler's diarrhea can cause severe dehydration in a short time. Call a doctor if your child is sick and exhibits any of the following signs or symptoms:

  • Persistent vomiting
  • A fever of 102 F (39 C) or more
  • Bloody stools or severe diarrhea
  • Dry mouth or crying without tears
  • Signs of being unusually sleepy, drowsy or unresponsive
  • Decreased volume of urine, including fewer wet diapers in infants

Causas

Es posible que la diarrea del turista derive del estrés de viajar o de un cambio en la alimentación. Sin embargo, casi siempre es culpa de un agente infeccioso.

Generalmente, la diarrea del turista se produce después de consumir alimentos o agua contaminados con organismos provenientes de la materia fecal. Estos organismos son agentes infecciosos —incluidas distintas bacterias, virus y parásitos— que ingresan al tubo digestivo y derriban los mecanismos de defensa, lo cual provoca los signos y síntomas de la diarrea del turista.

La causa más frecuente de la diarrea del turista es la bacteria enterotoxigénica E. coli. Estas bacterias se adhieren a las paredes del intestino y liberan una toxina que provoca diarrea y calambres abdominales.

Entonces, ¿por qué los nativos de países de alto riesgo no tienen los mismos síntomas? Por lo general, su organismo ya está acostumbrado a las bacterias y ha desarrollado inmunidad frente a ellas.

Factores de riesgo

Cada año, millones de viajeros internacionales sufren la diarrea del turista. Los destinos con alto riesgo de padecer diarrea del turista incluyen muchas zonas de América Central y del Sur, México, África, Medio Oriente y la mayor parte de Asia.

Viajar a Europa Oriental y a algunas islas del Caribe también plantea algunos riesgos. Sin embargo, el riesgo de diarrea del turista generalmente es bajo en Europa del Norte y del Oeste, Japón, Canadá, Australia, Nueva Zelanda y los Estados Unidos.

Las probabilidades de contraer diarrea del turista están determinadas principalmente por el destino. Sin embargo, determinados grupos de personas corren más riesgo de presentar la afección. Estas incluyen lo siguiente:

  • Adultos jóvenes. La afección es ligeramente más frecuente en los turistas adultos jóvenes. Aunque no están claras las razones, es posible que se deba a que los adultos jóvenes no han adquirido inmunidad. Quizás sean más aventureros que las personas de edad más avanzada en lo que respecta a los viajes y las elecciones de alimentos, o puede que estén menos pendientes y no eviten los alimentos contaminados.
  • Personas con el sistema inmunitario debilitado. El sistema inmunitario debilitado aumenta la vulnerabilidad a las infecciones.
  • Personas con diabetes, enfermedad intestinal inflamatoria o cirrosis en el hígado. Estas afecciones pueden aumentar la propensión a la infección o aumentar el riesgo de sufrir una infección más grave.
  • Personas que toman bloqueadores de ácido o antiácidos. El ácido estomacal tiende a destruir los organismos, por lo que la reducción de dicho ácido puede dar lugar a más oportunidades de supervivencia bacteriana.
  • Personas que viajan durante determinadas estaciones. El riesgo de diarrea del turista varía según la estación en determinadas partes del mundo. Por ejemplo, el riesgo es mayor en Asia del Sur durante los meses de calor, justo antes de los monzones.

Complicaciones

Debido a que pierdes líquidos, sales y minerales vitales durante un episodio de diarrea del viajero, es posible que te deshidrates. La deshidratación es particularmente peligrosa en el caso de los niños, los adultos mayores y las personas con sistemas inmunitarios debilitados.

La deshidratación que es consecuencia de tener diarrea puede acarrear complicaciones graves, entre ellas, daño de un órgano, choque o coma. Entre los signos y los síntomas de la deshidratación se incluyen sequedad excesiva de la boca, sed intensa, micción escasa o nula, y debilidad extrema.

Prevención

Presta atención a lo que comes

La regla general cuando viajas a otro país es: hiérvelo, cocínalo, pélalo u olvídalo. Sin embargo, algunos estudios demostraron que igual puedes enfermarte aunque sigas esta regla. Recuerda estos consejos para disminuir el riesgo de enfermarte:

  • No consumas alimentos vendidos en la calle.
  • Evita la leche y los productos lácteos sin pasteurizar, incluido el helado.
  • Evita la carne, el pescado y los mariscos crudos o poco cocidos.
  • Mantente lejos de alimentos húmedos a temperatura ambiente, como salsas y bufés.
  • Come alimentos que estén bien cocidos y que se sirvan calientes.
  • Limítate a comer frutas y vegetales que puedas pelar tú mismo, como bananas, naranjas y aguacates. Evita las ensaladas y las frutas que no se pelan, como uvas y bayas.
  • Ten en cuenta que el alcohol en una bebida no te protege contra agua o hielo que estén contaminados.

No bebas el agua del lugar

Cuando visites países de alto riesgo, ten en cuenta los siguientes consejos:

  • Evita el agua no esterilizada: agua del grifo, de pozo o de ríos y arroyos. Si necesitas consumir agua local, hiérvela durante 3 minutos.
  • Evita cubitos de hielo elaborados en el lugar o jugos de fruta preparados con agua del grifo.
  • Ten cuidado con frutas cortadas que puedan haberse lavado con agua contaminada.
  • No nades en agua que pueda estar contaminada.
  • Mantén la boca cerrada cuando te duchas.
  • Puedes consumir bebidas enlatadas o embotelladas en sus envases originales, como agua, gaseosas o refrescos, cerveza o vino, cuando quieras, siempre y cuando rompas los precintos o las destapes tú mismo. Limpia todas las latas o botellas antes de beber o servir.
  • Usa agua embotellada para cepillarte los dientes.
  • Usa agua embotellada o hervida para preparar leche maternizada para bebés.
  • Pide bebidas calientes, como café o té, y asegúrate de que estén bien calientes.

Si no es posible comprar agua embotellada ni hervir el agua que vas a tomar, consigue algún medio para purificar el agua. Considera una bomba purificadora que permita eliminar microorganismos pequeños mediante microfiltrado.

También puedes desinfectar el agua químicamente con yodo o cloro. El yodo suele ser más eficaz, pero es mejor para viajes cortos, ya que en grandes cantidades puede ser perjudicial para el organismo. Puedes comprar pastillas o cristales de yodo en farmacias y tiendas que venden artículos para acampar. Asegúrate de seguir las instrucciones que figuran en el envase.

Consejos adicionales para seguir

A continuación te mostramos otras maneras de reducir el riesgo de padecer diarrea del viajero.

  • Asegúrate de que los platos, cubiertos y utensilios de cocina estén limpios y secos antes de usarlos.
  • Lávate las manos con frecuencia y siempre antes de comer. Si no puedes lavarte las manos, usa algún gel sanitizante o desinfectante de manos a base de alcohol, que tenga por lo menos un 60 % de alcohol, para limpiarte las manos antes de comer.
  • Busca alimentos que requieran poca manipulación para prepararlos.
  • Evita que los niños se lleven objetos, y también las manos sucias, a la boca. De ser posible, evita que los niños pequeños gateen en lugares con pisos sucios.
  • Ata una cinta de color alrededor del grifo del baño para recordarte que no debes beber agua del grifo ni usarla para cepillarte los dientes.

Otras medidas preventivas

Los expertos en salud pública por lo general no recomiendan tomar antibióticos para prevenir la diarrea del viajero, porque hacerlo puede contribuir a la aparición de bacterias resistentes a antibióticos.

Los antibióticos no proporcionan ninguna protección contra virus y parásitos, pero pueden darles a los viajeros una falsa sensación de seguridad con respecto a los riesgos de consumir alimentos y bebidas locales. También pueden tener efectos secundarios desagradables, como erupciones cutáneas, reacciones de la piel al sol y candidosis vaginal.

Como medida preventiva, algunos médicos sugieren tomar subsalicilato de bismuto (Pepto-Bismol), ya que se ha comprobado que disminuye las probabilidades de tener diarrea. Sin embargo, no tomes este medicamento durante más de 3 semanas y no lo tomes si estás embarazada, si tienes alergia a la aspirina o si tomas ciertos medicamentos, como anticoagulantes.

Algunos efectos secundarios frecuentes e inofensivos del subsalicilato de bismuto incluyen la coloración negra de la lengua y heces oscuras. En algunos casos, puede provocar estreñimiento, náuseas y, rara vez, zumbido en los oídos (tinnitus).

Don't drink the water

When visiting high-risk countries, keep the following tips in mind:

  • Avoid unsterilized water — from tap, well or stream. If you need to consume local water, boil it for three minutes.
  • Avoid locally made ice cubes or mixed fruit juices made with tap water.
  • Beware of sliced fruit that may have been washed in contaminated water.
  • Don't swim in water that may be contaminated.
  • Keep your mouth closed while showering.
  • Feel free to drink canned or bottled drinks in their original containers — including water, carbonated beverages, beer or wine — as long as you break the seals on the containers yourself. Wipe off any can or bottle before drinking or pouring.
  • Use bottled water to brush your teeth.
  • Use bottled or boiled water to mix baby formula.
  • Order hot beverages, such as coffee or tea, and make sure they're steaming hot.

If it's not possible to buy bottled water or boil your water, bring some means to purify water. Consider a water-filter pump with a microstrainer filter that can filter out small microorganisms.

You can also chemically disinfect water with iodine or chlorine. Iodine tends to be more effective, but is best reserved for short trips, as too much iodine can be harmful to your system. You can purchase iodine tablets or crystals at camping stores and pharmacies. Be sure to follow the directions on the package.

Follow additional tips

Here are other ways to reduce your risk of traveler's diarrhea:

  • Make sure dishes and utensils are clean and dry before using them.
  • Wash your hands often and always before eating. If washing isn't possible, use an alcohol-based hand sanitizer with at least 60 percent alcohol to clean your hands before eating.
  • Seek out food items that require little handling in preparation.
  • Keep children from putting things — including their dirty hands — in their mouths. If possible, keep infants from crawling on dirty floors.
  • Tie a colored ribbon around the bathroom faucet to remind you not to drink — or brush your teeth with — tap water.

Other preventive measures

Public health experts generally don't recommend taking antibiotics to prevent traveler's diarrhea, because doing so can contribute to the development of antibiotic-resistant bacteria.

Antibiotics provide no protection against viruses and parasites, but they can give travelers a false sense of security about the risks of consuming local foods and beverages. They can also cause unpleasant side effects, such as skin rashes, skin reactions to the sun and vaginal yeast infections.

As a preventive measure, some doctors suggest taking bismuth subsalicylate, which has been shown to decrease the likelihood of diarrhea. However, don't take this medication for longer than three weeks, and don't take it at all if you're pregnant or allergic to aspirin. Talk to your doctor before taking bismuth subsalicylate if you're taking certain medications, such as anticoagulants.

Common harmless side effects of bismuth subsalicylate include a black-colored tongue and dark stools. In some cases it can cause constipation, nausea and, rarely, ringing in your ears (tinnitus).

May 16, 2019
References
  1. Wanke CA. Travelers' diarrhea: Microbiology, epidemiology, and prevention. http://www.uptodate.com/home. Accessed Aug. 21, 2016.
  2. Moore KS. Travelers' diarrhea: Risk reduction and management. The Nurse Practitioner. 2015;40:1.
  3. Travelers' diarrhea: Self-treatable conditions. Centers for Disease Control and Prevention. http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2012/chapter-2-the-pre-travel-consultation/travelers-diarrhea.htm. Accessed Aug. 21, 2016.
  4. Steffen R, et al. Traveler's diarrhea: A clinical review. Journal of the American Medical Association. 2015;313:71.
  5. Diarrhea. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/digestive-diseases/diarrhea/Pages/facts.aspx#what. Accessed Aug. 24, 2016.
  6. Zaidi D, et al. An update on travelers' diarrhea. Current Opinion in Gastroenterology. 2015;31:7.
  7. Food and water safety. Centers for Disease Control and Prevention. Accessed Aug. 22, 2016.
  8. Wanke CA. Travelers' diarrhea: Clinical manifestations, diagnosis, and treatment. http://www.uptodate.com/home. Accessed Aug. 21, 2016.
  9. Food and water precautions. Centers for Disease Control and Prevention. http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2012/chapter-2-the-pre-travel-consultation/food-and-water-precautions.htm. Accessed Aug. 22, 2016.
  10. Water disinfection for travelers. Centers for Disease Control and Prevention. http://wwwnc.cdc.gov/travel/yellowbook/2012/chapter-2-the-pre-travel-consultation/water-disinfection-for-travelers.htm. Accessed Aug. 24, 2016.
  11. Picco MF (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 29, 2016.
  12. AskMayoExpert. Traveler's diarrhea. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research;2018.

Ver también

News from Mayo Clinic