Diagnósticos

Como las lesiones cerebrales traumáticas suelen ser urgentes y las consecuencias pueden empeorar rápidamente si no se brinda tratamiento, los médicos tienen que evaluar la situación con rapidez.

Escala de coma de Glasgow

Esta prueba de 15 puntos le permite al médico o a otros miembros del personal médico de urgencia evaluar la gravedad inicial de una lesión cerebral al comprobar la capacidad de la persona de seguir instrucciones, y de mover los ojos y las extremidades. La coherencia del habla también brinda indicios importantes.

En la escala de coma de Glasgow, las capacidades se califican de forma numérica. Las calificaciones altas significan lesiones menos graves.

Información sobre la lesión y los síntomas

Si viste que alguien se lesionó o llegaste inmediatamente después de una lesión, puedes brindarle al personal médico información útil para evaluar el estado de la persona lesionada.

Las respuestas a las siguientes preguntas pueden servir para determinar la gravedad de la lesión:

  • ¿Cómo ocurrió la lesión?
  • ¿La persona perdió el conocimiento?
  • ¿Cuánto tiempo estuvo inconsciente?
  • ¿Viste algún otro cambio en el estado de alerta, el habla o la coordinación, u otros signos de la lesión?
  • ¿En dónde se golpeó la cabeza u otras partes del cuerpo?
  • ¿Puedes brindar información sobre la fuerza de la lesión? Por ejemplo, ¿qué le golpeó la cabeza?, ¿cuán lejos se cayó?, ¿la persona salió arrojada de un vehículo?
  • ¿Su cuerpo recibió golpes o se sacudió mucho?

Pruebas de diagnóstico por imágenes

  • Exploración por tomografía computarizada (TC). En una exploración por tomografía computarizada, se usa una serie de radiografías para crear una vista detallada del cerebro. En una exploración por tomografía computarizada, rápidamente se pueden visualizar fracturas y descubrir evidencias de sangrado en el cerebro (hemorragia), coágulos sanguíneos (hematomas), tejido cerebral con hematomas (contusiones) e hinchazón del tejido cerebral.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Una resonancia magnética usa potentes ondas de radio e imanes para crear una vista detallada del cerebro. Esta prueba se puede usar después de que la enfermedad de la persona se ha estabilizado.

Control de la presión intracraneal

La hinchazón del tejido por una lesión cerebral traumática puede aumentar la presión dentro del cráneo y provocarle más daños al cerebro. Los médicos pueden insertar una sonda a través del cráneo para controlar esta presión.

Tratamientos

Lesión leve

A menudo, el único tratamiento que requieren los traumatismos craneoencefálicos leves es hacer reposo y tomar analgésicos de venta libre para tratar el dolor de cabeza. Sin embargo, una persona con traumatismo craneoencefálico leve, por lo general, tiene que ser controlada detenidamente en el hogar para detectar cualquier síntoma persistente, nuevo o que empeore. Es posible que también deba asistir a consultas de seguimiento con el médico.

El médico indicará el momento adecuado para regresar al trabajo, la escuela o las actividades recreativas. Lo mejor es evitar actividades físicas y de razonamiento (cognitivas) que empeoran las cosas hasta que se hayan solucionado los síntomas. La mayoría de las personas vuelven a las rutinas normales de manera gradual.

Atención de urgencia inmediata

La atención de urgencia para traumatismos craneoencefálicos de moderados a graves se centra en garantizar que la persona cuente con un suministro adecuado de oxígeno y sangre, manteniendo la presión arterial y evitando cualquier lesión adicional en la cabeza o el cuello.

Las personas que presentan lesiones graves pueden tener otras lesiones que deben abordarse. Los tratamientos adicionales en la sala de urgencias o la unidad de cuidados intensivos de un hospital se centrarán en minimizar el daño secundario causado por la inflamación, el sangrado o el suministro reducido de oxígeno al cerebro.

Medicamentos

Los medicamentos para limitar el daño secundario al cerebro inmediatamente después de una lesión pueden comprender:

  • Diuréticos. Estos medicamentos reducen la cantidad de líquido en los tejidos y aumentan la producción de orina. Los diuréticos, administrados por vía intravenosa a las personas que padecen un traumatismo craneoencefálico, ayudan a reducir la presión dentro del cerebro.
  • Medicamentos anticonvulsivos. Las personas que han sufrido un traumatismo craneoencefálico de moderado a grave corren el riesgo de tener convulsiones durante la primera semana luego de la lesión.

    Es posible que se administre un medicamento anticonvulsivo durante la primera semana a fin de evitar cualquier daño cerebral adicional que pueda ser causado por una convulsión. Los tratamientos anticonvulsivos se usan solo si se producen convulsiones.

  • Medicamentos para inducir el coma. A veces los médicos usan medicamentos para poner a las personas en un coma temporario debido a que el cerebro en estado de coma necesita menos oxígeno para funcionar. Esto es especialmente útil si los vasos sanguíneos, comprimidos por la mayor presión en el cerebro, no pueden suministrar la cantidad usual de nutrientes y oxígeno a las células del cerebro.

Cirugía

Puede que sea necesario hacer una cirugía de emergencia para minimizar el daño adicional en los tejidos del cerebro. La cirugía puede usarse para tratar los siguientes problemas:

  • Extraer la sangre coagulada (hematomas). El sangrado fuera o dentro del cerebro puede resultar en una acumulación de sangre coagulada (hematoma) que agrega presión al cerebro y daña el tejido cerebral.
  • Reparación de las fracturas de cráneo. La cirugía puede ser necesaria para reparar las fracturas graves del cráneo o para retirar trozos de cráneo del cerebro.
  • Realizar una abertura en el cráneo. Es posible que se recurra a la cirugía para aliviar la presión dentro del cráneo drenando el líquido cefalorraquídeo acumulado o haciendo una abertura en el cráneo para proporcionar más lugar a los tejidos hinchados.

Rehabilitación

Muchas de las personas que han tenido una lesión cerebral significativa tendrán que hacer rehabilitación. Es posible que tengan que aprender nuevamente las habilidades básicas, como caminar o hablar. El objetivo es mejorar las habilidades para realizar las actividades diarias.

Por lo general, la terapia comienza en el hospital y continúa en la unidad de rehabilitación para pacientes hospitalizados, un centro de tratamiento residencial o a través de los servicios para pacientes ambulatorios. El tipo y la duración de la rehabilitación varían según la persona, según la gravedad de la lesión cerebral y qué parte del cerebro se dañó.

Los especialistas en rehabilitación pueden comprender:

  • Fisiatra, un médico especialista en medicina física y rehabilitación, que supervisa el proceso completo de rehabilitación, controla los problemas médicos de la rehabilitación y receta los medicamentos según sea necesario
  • Terapeuta ocupacional, que ayuda a que la persona aprenda, vuelva a aprender o mejore las habilidades para realizar las actividades diarias
  • Fisioterapeuta, que ayuda con la movilidad y el nuevo aprendizaje de la caminata, el equilibrio y los patrones de movimientos
  • Patólogo del habla y el lenguaje, que ayuda a la persona a mejorar las habilidades de comunicación y a usar dispositivos de asistencia para la comunicación en caso de ser necesario
  • Neuropsicólogo, que evalúa el desempeño y el deterioro cognitivo, ayuda a que la persona controle sus comportamientos o aprenda estrategias de afrontamiento y proporciona psicoterapia según sea necesario para el bienestar psicológico y emocional
  • Asistente social o encargado del caso, que facilita el acceso a las oficinas de servicios, asiste con las decisiones de atención y la planificación y facilita la comunicación entre los múltiples profesionales, los proveedores de atención médica y los miembros de la familia
  • Personal de enfermería de rehabilitación, que proporciona servicios y atención de rehabilitación continua y que ayuda con la planificación del alta del hospital o el centro de rehabilitación
  • Especialista en enfermería en materia de traumatismo craneoencefálico, que ayuda a coordinar la atención y educa a la familia acerca de la lesión y el proceso de recuperación
  • Terapeuta recreativo, que asiste con la administración del tiempo y las actividades de ocio
  • Asesor vocacional, que evalúa la capacidad de regresar al trabajo y las oportunidades vocacionales adecuadas y que proporciona recursos para abordar los desafíos frecuentes en el lugar de trabajo

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Estrategias de afrontamiento, y apoyo

Hay múltiples estrategias que pueden ayudar a una persona con una lesión cerebral traumática a enfrentar las complicaciones que afectan las actividades cotidianas, la comunicación y las relaciones interpersonales. Según la gravedad de la lesión, la persona responsable del cuidado o un amigo pueden ayudar a implementar los siguientes enfoques:

  • Únete a un grupo de apoyo. Habla con el médico o terapeuta de rehabilitación acerca de un grupo de apoyo que te ayude a hablar de los problemas relacionados con la lesión, a aprender nuevas estrategias de afrontamiento y a recibir apoyo emocional.
  • Anota las cosas. Mantén un registro de los eventos importantes, nombres de las personas, tareas u otras cosas que sean difíciles de recordar.
  • Sigue una rutina. Mantén un horario constante, guarda las cosas en sitios determinados para evitar confundirte y toma el mismo camino cuando vayas a lugares que visitas con frecuencia.
  • Descansa. Organízate en el trabajo o en la escuela para tomarte todos los descansos que sean necesarios.
  • Modifica tus expectativas laborales o tus tareas. Los cambios adecuados en el trabajo o en la escuela pueden consistir en solicitar que te lean las instrucciones, disponer de más tiempo para completar tus tareas o subdividir las tareas en pasos más breves.
  • Evita las distracciones. Minimiza las distracciones, como el ruido fuerte de fondo de la televisión o de la radio.
  • Concéntrate. Trabaja en una tarea a la vez.

Lesión cerebral traumática care at Mayo Clinic

May 15, 2014
References
  1. Traumatic brain injury: Hope through research (Lesión cerebral traumática: esperanzas mediante la investigación). National Institute of Neurological Disorders and Stroke (Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares). http://www.ninds.nih.gov/disorders/tbi/detail_tbi.htm. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  2. Traumatic brain injury (Lesión cerebral traumática). Asociación Americana del Habla, Lenguaje y Audición (American Speech-Language-Hearing Association). http://www.asha.org/public/speech/disorders/tbi/. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  3. Goldman L, et al. Goldman’s Cecil Medicine (Medicina de Cecil-Goldman). 24.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  4. Traumatic brain injury (Lesión cerebral traumática). Alzheimer’s Association (Asociación de Alzheimer). http://www.alz.org/dementia/traumatic-brain-injury-head-trauma-symptoms.asp. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  5. Evans, RW. Concussion and mild traumatic brain injury (Conmoción y lesión cerebral traumática leve). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  6. Longo DL, et al. Harrison’s Online (Manual de Harrison en línea). 18.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=4. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  7. Hemphill JC. Epidemiology, classification, and pathophysiology (Epidemiología, clasificación y fisiopatología). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  8. Weinhouse GL. Hypoxic-ischemic brain injury: Evaluation and prognosis (Lesión cerebral hipóxica-isquémica: evaluación y pronóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  9. McCrory P, et al. Consensus statement on concussion in sport: The 4th International Conference on Concussion in Sport held in Zurich, November 2012 (Declaración de consenso sobre las conmociones relacionadas con deportes: 4.ª conferencia internacional sobre las conmociones relacionadas con deportes realizada en Zúrich en noviembre de 2012). British Journal of Sports Medicine (Revista Británica de Medicina Deportiva). 2013;47:250.
  10. Adams JG. Emergency Medicine (Medicina de urgencia). 2.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2013. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  11. Hemphill JC. Management of acute severe traumatic brain injury (Tratamiento de la lesión cerebral traumática grave aguda). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  12. What can I do to help prevent traumatic brain injury? (¿Qué puedo hacer para prevenir una lesión cerebral traumática?). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). http://www.cdc.gov/traumaticbraininjury/prevention.html. Último acceso: 7 de febrero de 2014.
  13. Brown AW (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 26 de febrero de 2014.