Diagnóstico

Para diagnosticar una infección por tenia, el médico puede considerar alguna de las opciones siguientes:

  • Análisis de muestras de heces. Si padeces una infección intestinal por tenia, el médico puede analizar las heces o enviar las muestras a un laboratorio para someterlas a análisis. El laboratorio utiliza técnicas de identificación microscópica para verificar si hay huevos o segmentos de tenia en las heces.

    Debido a que los huevos y los segmentos se transmiten de forma irregular, el laboratorio puede tener que recolectar de dos a tres muestras durante un tiempo para detectar el parásito. Los huevos a veces están presentes en el ano, por lo que el médico puede utilizar un pedazo de cinta adhesiva transparente presionado al ano a fin de recoger los huevos para la identificación microscópica.

  • Análisis de sangre. Para las infecciones invasivas del tejido, el médico también puede analizar la sangre para observar los anticuerpos que el cuerpo puede haber producido para combatir la infección por tenia. La presencia de estos anticuerpos indica infestación por tenia.
  • Examen por imágenes. Ciertos tipos de imágenes, como las tomografías computarizadas (TC) o las resonancias magnéticas (RM), las radiografías o las ecografías de quistes, pueden sugerir una infección por tenia invasiva.

Tratamiento

Algunas personas que manifiestan infecciones por tenia no necesitan tratamiento porque esta sale del organismo sola. Otras no se dan cuenta de que la tienen porque no presentan síntomas. Sin embargo, si te diagnostican infección intestinal por tenia, probablemente te recetarán medicamentos para eliminarla.

Tratamientos para infecciones intestinales

El tratamiento más frecuente para la infección por tenia implica medicamentos orales que son tóxicos para la tenia adulta, entre ellos:

  • Praziquantel (Biltricide)
  • Albendazol (Albenza)
  • Nitazoxanida (Alinia)

El medicamento que el médico te recete dependerá de la especie de tenia involucrada y del lugar de la infección. Estos medicamentos atacan a la tenia adulta, no a los huevos, por lo que es importante evitar reinfectarse. Siempre lávate las manos después de ir al baño y antes de comer.

Para estar seguro de que la infección por tenia desapareció, es probable que el médico haga analizar tus muestras de heces con cierta frecuencia después de que hayas terminado de tomar la medicación. Es más probable que un tratamiento sea exitoso —lo que significa que las heces no tienen huevos, larvas o proglótides de tenia— si recibes el tratamiento adecuado para el tipo de tenia que causa la infección.

Tratamientos para infecciones invasivas

El tratamiento de una infección invasiva depende de la ubicación y de los efectos de la infección.

  • Medicamentos antihelmínticos. El albendazol (Albenza) puede reducir algunos quistes por tenia. El médico puede controlar los quistes de manera periódica mediante estudios por imágenes, como la ecografía o los rayos X, para garantizar que el medicamento sea eficaz.
  • Terapia antiinflamatoria. Los quistes por tenia que mueren pueden causar hinchazón o inflamación en los tejidos o en los órganos, por lo que el médico puede recomendarte medicamentos con corticoesteroides recetados, como la prednisona o la dexametasona, para reducir la inflamación.
  • Terapia antiepiléptica. Si la enfermedad produce convulsiones, los medicamentos antiepilépticos pueden detenerlas.
  • Colocación de una derivación. Un tipo de infección invasiva puede generar demasiado líquido en el cerebro, lo que se denomina «hidrocefalia». El médico puede recomendarte la colocación de un tubo permanente (derivación) en la cabeza para drenar el líquido.
  • Cirugía. La extirpación de los quistes mediante cirugía depende de la ubicación y de los síntomas. Los quistes que se forman en el hígado, en los pulmones y en los ojos suelen extirparse, ya que, a la larga, pueden amenazar la función de los órganos.

    El médico podría recomendarte un tubo de drenaje como alternativa a la cirugía. El tubo permite un enjuague agresivo (irrigación) de la zona con soluciones antiparasitarias.

Preparación para la consulta

Si padeces infección por tenia, es posible que primero veas al médico de atención primaria. Sin embargo, en algunos casos, puede derivarte a un médico especialista en enfermedades infecciosas o a un médico especialista en trastornos del tubo gastrointestinal (gastroenterólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta y a saber qué esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Toma nota de los síntomas que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo de tu consulta.
  • Anota tu información personal más importante, incluso los viajes recientes, en particular, a otros países. Cuéntale al médico si crees que estuviste expuesto a alimentos o a agua contaminados con tenia.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Tu tiempo con el médico es limitado; por eso, preparar una lista de preguntas te puede ayudar a aprovechar al máximo el tiempo juntos. En los casos de infección por tenia, algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico son:

  • ¿Cuál es la causa más probable de mis síntomas?
  • ¿Existen otras causas posibles?
  • ¿Qué tipo de pruebas, si las hubiera, necesito hacerme?
  • ¿Qué tratamientos hay disponibles y cuáles me recomiendas?
  • ¿Debo respetar alguna restricción en la dieta?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

Además de las preguntas que hayas preparado para hacerle a tu médico, no dudes en hacerle otras durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es posible que el médico te pida que traigas una muestra de heces a la consulta para analizarla. El médico también te puede hacer preguntas sobre la enfermedad, como:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que los empeore?
  • ¿Viajaste últimamente? ¿A dónde?
  • ¿Podrías haber estado expuesto a alimentos o a bebidas contaminados con tenia?

Qué puedes hacer mientras tanto

Mientras esperas para la consulta con el médico, trata de estar bien hidratado.

Feb. 24, 2018
  1. Bennett JE, et al., eds. Tapeworms (Cestodes). In: Mandell, Douglas, and Bennett's Principles and Practice of Infectious Diseases. 8th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 2, 2017.
  2. Ferri FF. Tapeworm infestation. In: Ferri's Clinical Advisor 2018. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 2, 2017.
  3. Leder K, et al. Intestinal tapeworms. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 2, 2017.
  4. Goldman L, et al., eds. Cestodes. In: Goldman-Cecil Medicine. 25th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Sept. 2, 2017.
  5. Parasites and foodborne illness. U.S. Department of Agriculture. https://www.fsis.usda.gov/wps/portal/fsis/topics/food-safety-education/get-answers/food-safety-fact-sheets/foodborne-illness-and-disease/parasites-and-foodborne-illness/CT_Index. Accessed Sept. 27, 2017.
  6. Overview of tapeworm infections. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/infectious-diseases/cestodes-tapeworms/overview-of-tapeworm-infections#v1015102. Accessed Sept. 27, 2017.
  7. Diphyllobothrium latum (and other species) FAQs. Centers for Disease Control and Prevention. https://www.cdc.gov/parasites/diphyllobothrium/faqs.html. Accessed Sept. 27, 2017.