Descripción general

La taquicardia supraventricular es un latido cardíaco rápido o errático irregular (arritmia) que afecta las cavidades superiores del corazón. La taquicardia supraventricular también se conoce como taquicardia supraventricular paroxística.

Un corazón normal late entre 60 y 100 veces por minuto. Una frecuencia cardíaca de más de 100 latidos por minuto se denomina taquicardia. En un episodio de taquicardia supraventricular, el corazón late de 150 a 220 veces por minuto, pero en ocasiones puede latir más rápido o más lento.

La mayoría de las personas con taquicardia supraventricular no necesitan restricciones de actividad ni tratamiento. Otras personas pueden necesitar cambios en el estilo de vida, medicamentos y procedimientos cardíacos para controlar o eliminar los latidos cardíacos rápidos del corazón y los síntomas relacionados.

Tipos

La taquicardia supraventricular se encuentra dentro de tres grupos principales:

  • Taquicardia por reentrada del nódulo auriculoventricular. Este es el tipo más común de taquicardia supraventricular.
  • Taquicardia recíproca auriculoventricular. La taquicardia recíproca auriculoventricular es el segundo tipo más común de taquicardia supraventricular. Se diagnostica con mayor frecuencia en jóvenes.
  • Taquicardia auricular. Este tipo de taquicardia supraventricular se diagnostica mayormente en personas con enfermedades cardíacas. La taquicardia auricular no incluye el nodo auriculoventricular.

Otros tipos de taquicardia supraventricular incluyen lo siguiente:

  • Taquicardia sinusal
  • Taquicardia por reentrada del nódulo sinusal
  • Taquicardia sinusal inapropiada
  • Taquicardia auricular multifocal
  • Taquicardia ectópica de la unión
  • Taquicardia no paroxística de la unión

Síntomas

El síntoma principal de la taquicardia supraventricular es un latido del corazón muy acelerado (100 latidos por minuto o más) que puede durar de unos minutos a algunos días. Los latidos del corazón acelerados pueden aparecer y desaparecer de manera repentina, con períodos de latidos normales entre los latidos acelerados.

Algunas personas que sufren de taquicardia supraventricular no muestran signos ni síntomas.

Es posible que los signos y síntomas de la taquicardia supraventricular incluyan los siguientes:

  • Latidos del corazón muy acelerados (rápidos)
  • Aleteo o palpitaciones fuertes en el pecho
  • Sensación de que el cuello palpita fuertemente
  • Debilidad o sentir mucho cansancio (agotamiento)
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aire
  • Desvanecimientos o mareos
  • Sudoración
  • Desmayo (síncope) o casi desmayo

En los bebés y niños de corta edad, los signos y síntomas de la taquicardia supraventricular pueden ser difíciles de identificar. Estos incluyen sudoración, alimentación escasa, piel pálida y un pulso acelerado. Si tu bebé o niño de corta edad tiene uno de estos síntomas, consulta al proveedor de atención médica de tu hijo acerca de los exámenes de detección de taquicardia supraventricular.

Causas

Para algunas personas, un episodio de taquicardia supraventricular se relaciona con una causa (desencadenante) evidente, como hacer ejercicio, el estrés o la falta de sueño. Otras personas pueden no tener un desencadenante detectable.

Entre los factores que pueden provocar una taquicardia supraventricular se incluyen los siguientes:

  • Enfermedades cardíacas
  • Insuficiencia cardíaca
  • Otras afecciones cardíacas, como el síndrome de Wolff-Parkinson-White
  • Enfermedad pulmonar crónica
  • Mucha cafeína
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Abuso de sustancias, incluidas la cocaína y la metanfetamina
  • Embarazo
  • Fumar
  • Enfermedad de la tiroides
  • Ciertos medicamentos, incluidos los medicamentos para el asma y los fármacos para resfriados y alergias

¿Cómo late el corazón?

El corazón está formado por cuatro cavidades: dos cavidades superiores (aurículas) y dos cavidades inferiores (ventrículos).

El ritmo cardíaco se controla con un marcapasos natural (nódulo sinusal) ubicado en la cavidad derecha superior (aurícula). El nódulo sinusal envía señales eléctricas que por lo general inician cada latido cardíaco. Estas señales eléctricas atraviesan las aurículas y provocan contracciones musculares en el corazón que bombean la sangre a los ventrículos.

Luego, las señales cardíacas llegan a un grupo de células llamado nodo auriculoventricular donde las señales se hacen más lentas. Este ligero retraso permite que los ventrículos se llenen de sangre. Cuando las señales eléctricas llegan a los ventrículos, las cavidades se contraen y bombean sangre a los pulmones o al resto del cuerpo.

En un corazón normal, este proceso de señalización, por lo general, se lleva a cabo sin problemas, lo que resulta en una frecuencia cardíaca en reposo de entre 60 y 100 latidos por minuto.

La taquicardia supraventricular ocurre cuando las conexiones eléctricas defectuosas en el corazón desencadenan una serie de latidos tempranos en las cavidades superiores (aurículas). Cuando esto ocurre, la frecuencia cardíaca aumenta muy rápidamente. El corazón no tiene suficiente tiempo para llenarse de sangre antes de que las cavidades se contraigan. En consecuencia, te puedes sentir aturdido o mareado porque el cerebro no está recibiendo suficiente sangre y oxígeno.

Factores de riesgo

La taquicardia supraventricular es el tipo más común de arritmia en bebés y niños. También se suele manifestar con más frecuencia en mujeres, particularmente durante el embarazo. Sin embargo, puede darse en cualquier persona.

Otros factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir taquicardia supraventricular son los siguientes:

  • Edad. Algunos tipos de taquicardia supraventricular son comunes en las personas de mediana edad o mayores.
  • Enfermedad de las arterias coronarias, otras enfermedades cardíacas o cirugía cardíaca previa. Arterias cardíacas estrechadas, insuficiencia cardíaca, daño en el corazón o las válvulas cardíacas, miocardiopatía y otras enfermedades cardíacas pueden aumentar el riesgo de desarrollar taquicardia supraventricular.
  • Enfermedad cardíaca congénita. Un problema cardíaco presente al nacer (defecto cardíaco congénito) puede causar latidos irregulares como taquicardia supraventricular.
  • Enfermedad de la tiroides. Tener una glándula tiroides hiperactiva o hipoactiva puede aumentar el riesgo de padecer taquicardia supraventricular.
  • Diabetes. El riesgo de tener una enfermedad cardíaca y presión arterial alta aumenta enormemente con la diabetes no controlada.
  • Apnea obstructiva del sueño. Este trastorno, en el cual la respiración se interrumpe durante el sueño, puede aumentar el riesgo de taquicardia supraventricular.
  • Consumo de nicotina y drogas ilícitas. La nicotina y las drogas ilícitas, como las anfetaminas y la cocaína, pueden ocasionar un episodio de taquicardia supraventricular.

Complicaciones

Con el tiempo, los episodios frecuentes y sin tratar de taquicardia supraventricular pueden debilitar el corazón y provocar insuficiencia cardíaca, especialmente si hay otras afecciones médicas.

En casos extremos, un episodio de taquicardia supraventricular puede provocar una pérdida del conocimiento o un paro cardíaco.

Prevención

Para prevenir un episodio de taquicardia supraventricular, es importante que identifiques los desencadenantes e intentes evitarlos. Considera llevar un diario para que te ayude a identificar los desencadenantes. Controla tu frecuencia cardíaca, los síntomas y las actividades en el momento de un episodio de taquicardia supraventricular.

Además, utiliza los medicamentos con cuidado. Algunos fármacos, incluidos los que se venden sin receta médica, pueden contener estimulantes que desencadenan un latido cardíaco rápido.

Mantener el corazón sano es un paso importante para prevenir la taquicardia supraventricular. Sigue una dieta saludable para el corazón, no fumes, haz ejercicio con regularidad y controla el estrés.

Para la mayoría de las personas con taquicardia supraventricular, cantidades moderadas de cafeína no provocan un episodio de taquicardia supraventricular. Sin embargo, se deben evitar las grandes cantidades de cafeína.

Taquicardia supraventricular - atención en Mayo Clinic

June 11, 2022
  1. Brugada J, et al. 2019 ESC guidelines for the management of patients with supraventricular tachycardia: The Task Force for the Management of Patients with Supraventricular Tachycardia of The European Society of Cardiology (ESC). European Heart Journal. 2020; doi:10.1093/eurheartj/ehz467.
  2. Arrhythmia. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/arrhythmia. Accessed Feb. 26, 2021.
  3. Braswell-Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Oct. 25, 2021.
  4. Ferri FF. Supraventricular tachycardia. In: Ferri's Clinical Advisor 2021. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 30, 2021.
  5. Zipes DP, et al., eds. Surgery for atrial fibrillation and other SVTs. In: Cardiac Electrophysiology: From Cell to Bedside. 7th ed. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed March 30, 2021.
  6. Saul JP, et al. PACES/HRS expert consensus statement on the use of catheter ablation in children and patients with congenital heart disease. Heart Rhythm. 2016; doi:10.1016/j.hrthm.2016.02.009.
  7. Chen C, et al. A multicenter randomized controlled trial of a modified Valsalva maneuver for cardioversion of supraventricular tachycardias. American Journal of Emergency Medicine. 2020; doi:10.1016/j.ajem.2019.158371.
  8. Dubin AM. Management of supraventricular tachycardia in children. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed March 31, 2021.
  9. Crawford MH, ed. Supraventricular tachycardias. In: Current Diagnosis & Treatment: Cardiology. 5th ed. McGraw Hill; 2017. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed March 31, 2021.
  10. Tachycardia: Fast heart rate. American Heart Association. https://www.heart.org/en/health-topics/arrhythmia/about-arrhythmia/tachycardia--fast-heart-rate. Accessed Jan. 13, 2022.
  11. 2020-2025 Dietary Guidelines for Americans. U.S. Department of Health and Human Services and U.S. Department of Agriculture. https://www.dietaryguidelines.gov. Accessed March 31, 2021.
  12. Noseworthy PA (expert opinion). Mayo Clinic. April 5, 2021.