Diagnóstico

Si sobrevives a un paro cardíaco repentino, el médico tratará de saber qué lo causó para ayudar a prevenir futuros episodios. Algunas de las pruebas que el médico puede recomendarte incluyen:

Electrocardiograma (ECG)

Durante un electrocardiograma, los sensores (electrodos) que pueden detectar la actividad eléctrica del corazón se adhieren al pecho y, a veces, a las extremidades. En un electrocardiograma, se pueden detectar alteraciones en el ritmo cardíaco o patrones eléctricos anormales, como el intervalo QT prolongado, que aumenta el riesgo de muerte súbita.

Análisis de sangre

Se podría analizar una muestra de sangre para verificar los niveles de potasio, magnesio, hormonas y otros químicos que pueden afectar la capacidad de funcionamiento del corazón. Otros análisis de sangre pueden detectar lesiones cardíacas recientes y ataques cardíacos.

Pruebas de diagnóstico por imágenes

Entre estos se podrían incluir los siguientes:

  • Radiografía de tórax. Esto le permite al médico verificar el tamaño y la forma del corazón y de los vasos sanguíneos. Esto también puede mostrar si hay una insuficiencia cardíaca.
  • Ecocardiograma. En esta prueba, se utilizan ondas sonoras para producir imágenes del corazón. Puede ayudar a identificar si un ataque cardíaco ha dañado una región del corazón y no está bombeando con suficiente fuerza o si hay problemas con las válvulas cardíacas.

    Esta prueba y otras, incluida una exploración nuclear, una resonancia magnética, una tomografía computarizada y un cateterismo cardíaco, pueden determinar la capacidad de bombeo del corazón al medir lo que se denomina la fracción de eyección, uno de los indicadores más importantes del riesgo que tienes de sufrir un paro cardíaco repentino. La fracción de eyección se refiere al porcentaje de sangre que se bombea de un ventrículo lleno con cada latido del corazón.

    Una fracción de eyección normal es del 50 al 70 %. Una fracción de eyección inferior al 40 % aumenta el riesgo de tener un paro cardíaco repentino.

  • Exploración nuclear. Esta prueba, que generalmente se realiza con la prueba de esfuerzo, ayuda a identificar problemas en el flujo sanguíneo al corazón. Se inyectan pequeñas cantidades de material radioactivo, como talio, en el torrente sanguíneo. Las cámaras especiales pueden detectar el material radioactivo a medida que fluye a través del corazón y los pulmones.
  • Cateterismo coronario. Durante este procedimiento, se inyecta un tinte líquido en las arterias del corazón a través de un tubo largo y delgado (catéter) que se inserta en una arteria (por lo general del brazo) que va hasta las arterias del corazón. A medida que el tinte llena las arterias, estas se hacen visibles a las radiografías y se filman para revelar las áreas bloqueadas.

    Mientras el catéter se encuentra en posición, es posible que el médico intente tratar el bloqueo abriendo una arteria (angioplastia) e insertando un estent para mantenerla abierta.

Tratamiento

El paro cardíaco repentino requiere acción inmediata para la supervivencia.

RCP

La RCP inmediata es crucial para tratar un paro cardíaco repentino. Al mantener un flujo de sangre rica en oxígeno a los órganos vitales del cuerpo, la RCP puede brindar un vínculo vital hasta que se disponga de atención de emergencia más avanzada.

Si una persona se desmaya, queda inconsciente cerca de ti y no sabes hacer RCP, llama al 911 u obtén ayuda médica de urgencia. Luego, si la persona no está respirando de forma normal, comienza a empujarle con fuerza y rapidez el pecho, a un ritmo de 100 a 120 compresiones por minuto, permitiendo que se eleve el pecho completamente entre las compresiones. Haz esto hasta que haya disponible un desfibrilador externo automático o hasta que llegue el personal de urgencias.

Desfibrilación

Los cuidados avanzados para la fibrilación ventricular, un tipo de arritmia que causa un paro cardíaco repentino, por lo general constan de un choque eléctrico al corazón a través de la pared torácica. El procedimiento, conocido como "desfibrilación", detiene momentáneamente el corazón y el ritmo caótico. Esto a menudo permite que se restablezca el ritmo cardíaco normal.

Los desfibriladores se programan para reconocer la fibrilación ventricular y enviar un choque solo cuando corresponde. Estos desfibriladores portátiles, como los desfibriladores externos automáticos, están cada vez más disponibles en lugares públicos, entre ellos, aeropuertos, centros comerciales, clubes deportivos y centros comunitarios y para personas mayores.

En la sala de urgencias

Una vez que llegues a la sala de emergencias, el personal médico trabajará para estabilizar tu afección y tratar un posible ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca o desequilibrio de electrolitos. Es posible que te administren medicamentos para estabilizar el ritmo cardíaco.

Tratamiento prolongado

Después de recuperarte, el médico conversará contigo o con tu familia acerca de qué pruebas adicionales podrían ayudar para determinar la causa del paro cardíaco. El médico también conversará contigo sobre opciones de tratamiento preventivo para reducir el riesgo de sufrir otro paro cardíaco.

Los tratamientos pueden incluir lo siguiente:

  • Medicamentos. Los médicos usan diferentes medicamentos antiarrítmicos para el tratamiento de urgencia o a largo plazo de las arritmias o posibles complicaciones de la arritmia. Una clase de medicamentos llamada "betabloqueadores" se usa frecuentemente en las personas con riesgo de paro cardíaco repentino.

    Otros posibles medicamentos que pueden usarse para tratar la afección que produjo la arritmia incluyen inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina y bloqueadores de los canales de calcio.

  • Desfibrilador cardioversor implantable. Una vez que la enfermedad se haya estabilizado, es probable que el médico recomiende un desfibrilador cardioversor implantable, una unidad alimentada a batería que se coloca en tu cuerpo o cerca de tu clavícula izquierda. Uno o más cables con electrodos van desde el desfibrilador hasta el corazón a través de las venas.

    El desfibrilador cardioversor implantable controla constantemente el ritmo cardíaco. Si detecta un ritmo que es muy lento, regula la velocidad del corazón de la manera que lo haría un marcapasos. Si detecta un cambio peligroso en el ritmo cardíaco, envía choques de baja o alta energía para restablecer el ritmo normal del corazón.

  • Angioplastia coronaria. Este procedimiento abre las arterias coronarias obstruidas y permite que la sangre fluya más libremente hacia el corazón, lo que puede reducir el riesgo de una arritmia grave. Se inserta una sonda larga y delgada que pasa por una arteria, generalmente en la pierna, para llegar a una arteria obstruida en el corazón. La punta de este catéter está equipada con un balón especial que se infla brevemente para abrir una arteria obstruida.

    Al mismo tiempo, es posible que se inserte un estent de malla metálica en la arteria para mantenerla abierta a largo plazo, lo que restaura el flujo de sangre al corazón. La angioplastia coronaria puede realizarse al mismo tiempo que un cateterismo coronario, un procedimiento que los médicos utilizan para buscar las arterias estrechadas del corazón.

  • Cirugía de baipás de la arteria coronaria. También denominada "injerto de revascularización coronaria", la cirugía de baipás de la arteria coronaria consiste en coser venas o arterias en un lugar por encima de una arteria coronaria obstruida o estrechada para restaurar el flujo de sangre al corazón. Esto puede mejorar el suministro de sangre al corazón y reducir la frecuencia de los latidos del corazón acelerados.

  • Ablación con catéter por radiofrecuencia. Este procedimiento puede utilizarse para bloquear una vía eléctrica individual anormal. Se introducen uno o más catéteres a través de los vasos sanguíneos hacia el interior del corazón. Se posicionan a lo largo de los conductos eléctricos identificados por el médico como causantes de la arritmia.

    Los electrodos de la punta del catéter se calientan con energía de radiofrecuencia. Esto destruye una pequeña porción de tejido cardíaco y crea una barrera eléctrica en la vía donde se genera la arritmia para detenerla.

  • Cirugía cardíaca correctiva. Si tienes una deformidad cardíaca congénita, una válvula defectuosa o tejido del músculo cardíaco enfermo debido a una miocardiopatía, la cirugía para corregir la anormalidad puede mejorar la frecuencia cardíaca y el flujo sanguíneo, lo que reduce el riesgo de padecer arritmias mortales.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Para vivir un estilo de vida saludable para el corazón, implementa lo siguiente:

  • No fumes.
  • Alcanza y mantén un peso saludable.
  • Si bebes alcohol, hazlo con moderación, no más de una bebida al día para mujeres y hombres mayores de 65 años y no más de dos bebidas al día para hombres más jóvenes.
  • Sigue una dieta de alimentos saludables para el corazón.
  • Mantente activo físicamente.
  • Controla el estrés.

Medicamentos

Si padeces una enfermedad cardíaca o alguna enfermedad que te haga más propenso a padecer una enfermedad cardíaca, es posible que el médico te recomiende tomar medidas para mejorar tu salud, como tomar medicamentos para el colesterol alto o controlar la diabetes.

Si tienes una determinada enfermedad cardíaca que aumenta el riesgo de padecer un paro cardíaco repentino, es posible que el médico te recomiende medicamentos antiarrítmicos.

Dispositivos

Si tienes un riesgo conocido de paro cardíaco, tu médico puede recomendar un desfibrilador cardioversor implantable. Puedes considerar comprar un desfibrilador externo automático para uso doméstico. Habla de esto con tu médico. Los desfibriladores externos automáticos son costosos y no siempre están cubiertos por el seguro médico.

Capacitación

Si vives con alguien que corre peligro de sufrir un paro cardíaco repentino, es importante que te capacites en reanimación cardiopulmonar (RCP). La Cruz Roja Estadounidense y otras organizaciones ofrecen cursos sobre RCP y uso del desfibrilador.

Estar capacitado no solo será de ayuda para tu ser querido, sino que también podrás ayudar a otros. Cuantas más personas sepan cómo actuar ante una emergencia cardíaca, mayor será la tasa de supervivencia luego de un paro cardíaco repentino.

Paro cardíaco repentino - atención en Mayo Clinic

Dec. 03, 2020
  1. Jameson JL, et al., eds. Cardiovascular collapse, cardiac arrest, and sudden cardiac death. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. McGraw Hill; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed Nov. 9, 2020.
  2. Sudden cardiac arrest. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/scda/. Accessed Nov. 9, 2020.
  3. Podrid PJ. Overview of sudden cardiac arrest and sudden cardiac death. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Oct. Nov. 9, 2020.
  4. Stouffer GA, et al. Sudden cardiac death. In: Netter's Cardiology. 3rd ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 9, 2020.
  5. CPR steps: Learn how to save a life. National Safety Council. https://www.nsc.org/community-safety/resources/infographics/cpr-steps. Accessed Nov. 9, 2020.
  6. Heart failure. National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/heart-failure#Diagnosis. Accessed Nov. 9, 2020.
  7. Bonow RO, et al., eds. Cardiac arrest and sudden cardiac death. In: Braunwald's Heart Disease: A Textbook of Cardiovascular Medicine. 11th ed. Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed Nov. 9, 2020.
  8. Krokhaleva Y, et al. Update on prevention and treatment of sudden cardiac arrest. Trends in Cardiovascular Medicine. 2019; doi:10.1016/j.tcm.2018.11.002.
  9. Cardiac arrest. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/critical-care-medicine/cardiac-arrest-and-cpr/cardiac-arrest?query=sudden cardiac arrest#. Accessed Nov. 10, 2020.
  10. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. Oct. 8, 2020.