Si eres alérgico a los mariscos, la única forma de evitar una reacción alérgica es evitar los mariscos y los productos que los contengan. Incluso cantidades muy pequeñas de mariscos pueden causar una reacción muy grave en algunas personas.

Evitar los mariscos

  • Ten cuidado cuando cenas afuera. Cuando cenes en un restaurante, siempre asegúrate de que la sartén, el aceite o los utensilios que se hayan usado para los mariscos no se usen para preparar otros alimentos, lo cual podría generar contaminación cruzada. Quizás debas evitar comer en marisquerías, donde hay un alto riesgo de contaminación cruzada.
  • Lee las etiquetas. La contaminación cruzada puede ocurrir en tiendas donde otros alimentos se procesan o exhiben cerca de los mariscos, o durante su fabricación. Lee cuidadosamente las etiquetas de los alimentos.

    Es poco frecuente que los mariscos sean un ingrediente oculto, pero pueden encontrarse en el caldo de pescado o en los saborizantes a base de mariscos. Las compañías deben etiquetar cualquier producto que contenga mariscos u otros alimentos que generalmente causan reacciones alérgicas, pero la reglamentación no aplica para los moluscos, como almejas, ostras y vieiras.

  • Mantén la distancia. Es posible que necesites evitar por completo los lugares donde se preparan o procesan mariscos. Algunas personas reaccionan después de tocar mariscos o inhalar el vapor de la cocción de mariscos.

Si tienes alergia a los mariscos, habla con el médico sobre la posibilidad de llevar contigo epinefrina de emergencia. Considera usar una pulsera o collar de alerta médica para que los demás sepan que tienes una alergia alimentaria.

No es cierto que las personas que tienen alergia a los mariscos también sean alérgicas al yodo o al tinte de contraste que se usa en algunos procedimientos de laboratorio. Las reacciones al material de contraste o al yodo no tienen relación con esta alergia.

July 12, 2014