Diagnóstico

A pesar de que algunas personas pueden pedir ayuda, a veces, son los familiares o amigos quienes descubren las autolesiones. O bien un médico puede observar ciertos signos, como cicatrices o lesiones recientes, al realizar un examen de rutina.

No existe una prueba diagnóstica para detectar las autolesiones. El diagnóstico se realiza sobre la base de evaluaciones físicas y psíquicas. Es posible que el diagnóstico requiera la evaluación por parte de un profesional de salud mental que cuente con experiencia en el tratamiento de autolesiones.

Además, el profesional de salud mental puede evaluarte para detectar otros trastornos mentales que podrían estar vinculados a las autolesiones, como la depresión o los trastornos de personalidad. En tal caso, la evaluación puede incluir herramientas adicionales, como cuestionarios o exámenes psicológicos.

Tratamiento

No hay una sola manera que sea la mejor para tratar el comportamiento autolesivo, pero el primer paso es contarlo para que puedan ayudarte. El tratamiento se basa en tus problemas específicos y en los trastornos de salud mental que tengas, tales como depresión.

Tratar el comportamiento autolesivo puede requerir tiempo, mucho trabajo y el deseo de recuperarte. Dado que la autolesión puede ser una parte importante de tu vida, es posible que necesites tratamiento de un profesional de la salud mental con experiencia en problemas de autolesiones.

Si el comportamiento autolesivo se relaciona con un trastorno de la salud mental, tales como depresión o trastorno límite de la personalidad, el plan de tratamiento se centra en ese trastorno, además del comportamiento autolesivo.

Psicoterapia

Conocida como terapia del habla o asesoramiento psicológico, la psicoterapia puede ayudarte a realizar lo siguiente:

  • Identificar y controlar problemas no diagnosticados que provocan el comportamiento de las autolesiones
  • Aprender técnicas para controlar mejor la angustia
  • Aprender la manera para regular las emociones
  • Aprender la manera para mejorar tu propia imagen
  • Desarrollar técnicas para mejorar tus relaciones y habilidades sociales
  • Desarrollar habilidades saludables para resolver problemas

Diversos tipos de psicoterapia individual pueden ser útiles, como las siguientes:

  • Terapia cognitiva conductual (TCC) que te ayuda a identificar comportamientos o creencias negativos y poco saludables y reemplazarlos por otros positivos y saludables
  • Terapia conductual dialéctica, un tipo de TCC que enseña técnicas de comportamiento para ayudarte a tolerar la angustia, controlar o regular tus emociones y mejorar las relaciones con los demás
  • Psicoterapia psicodinámica que se enfoca en identificar experiencias pasadas, recuerdos ocultos o problemas interpersonales que son la causa de tus problemas emocionales a través de un autoexamen guiado por un terapeuta
  • Terapias basadas en la consciencia plena que lo ayudan a vivir en el presente, percibir de manera adecuada los pensamientos y las acciones de las personas que lo rodean para reducir la ansiedad y depresión, y mejorar el bienestar general

Además de las sesiones de terapia individual, también se puede recomendar la terapia familiar o grupal.

Medicamentos

No existen medicamentos para tratar específicamente el comportamiento autolesivo. Sin embargo, si te diagnostican una enfermedad mental, como depresión o un trastorno de ansiedad, el médico puede recomendarte antidepresivos u otros medicamentos para tratar el trastorno no diagnosticado que está asociado con las autolesiones. El tratamiento para estos trastornos puede ayudarte a reducir el impulso de hacerte daño.

Hospitalización psiquiátrica

Si te lastimas de gravedad o repetidas veces, el médico puede recomendar tu ingreso en un hospital para recibir atención psiquiátrica. La hospitalización, a menudo breve, puede proporcionar un entorno seguro y un tratamiento más intensivo hasta que superes la crisis. Los programas de tratamiento diurnos también pueden ser una opción.

Estilo de vida y remedios caseros

Además del tratamiento profesional, a continuación te ofrecemos algunos consejos de cuidado personal importantes:

  • Cumple con tu plan de tratamiento. Asiste a tus consultas de terapia y toma los medicamentos recetados según lo indicado.
  • Reconoce las situaciones o los sentimientos que podrían provocar tu deseo de dañarte. Haz un plan de otras maneras de aliviarte o distraerte o de buscar ayuda, de modo que estés preparado la próxima vez que sientas el impulso de dañarte.
  • Pide ayuda. Ten a mano el número de teléfono de tu médico o profesional de salud mental, y cuéntales todos los incidentes relacionados con la autolesión. Nombra a un familiar o amigo de confianza como la persona con la cual te comunicarás si tienes un impulso de dañarte o si se repite el comportamiento autolesivo.
  • Cuídate. Aprende a incluir actividad física y ejercicios de relajación como parte de tu rutina cotidiana. Consume alimentos saludables. Pide una recomendación a tu médico si tienes problemas para dormir, los cuales pueden afectar significativamente tu comportamiento.
  • Evita el alcohol y las drogas recreativas. Estos afectan tu capacidad de tomar buenas decisiones y te ponen en riesgo de dañarte a ti mismo.
  • Cura adecuadamente tus heridas si te dañas o busca tratamiento médico si es necesario. Llama a un familiar o amigo si necesitas ayuda y apoyo. No compartas los instrumentos que utilizaste para dañarte a ti mismo; eso aumenta el riesgo de enfermedades infecciosas.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Si tú o algún ser querido necesitan ayuda para afrontar la situación, considera los consejos que se presentan a continuación. Si existe alguna fijación en pensamientos suicidas, actúa inmediatamente y procura ayuda.

Si te haces daño a ti mismo, estos son algunos consejos para afrontar la situación:

  • Conéctate con otros que puedan ayudarte de modo que no te sientas solo. Por ejemplo, acércate a un familiar o un amigo, contacta a un grupo de apoyo o comunícate con un médico.
  • Evita visitar sitios web que aprueben o idealicen las autolesiones. Por el contrario, busca sitios que respalden tus esfuerzos por recuperarte.
  • Aprende a expresar tus emociones de modos positivos. Por ejemplo, para equilibrar tus emociones y mejorar tu sensación de bienestar, haz más actividad física, practica técnicas de relajación o participa en actividades que involucren la danza, el arte o la música.

Si un ser querido se hace daño a si mismo, estos son algunos consejos para afrontar la situación:

  • Obtén información. Aprender un poco más sobre las autolesiones puede ser útil para comprender sus motivos y para desarrollar un enfoque compasivo, pero firme, para ayudar a tu ser querido a detener esta conducta dañina. Infórmate sobre las estrategias y el plan de prevención para evitar una recaída que tu ser querido ha elaborado con el terapeuta a fin de que puedas animarlo a cumplirlo.
  • Intenta no juzgar ni criticar. Las críticas, los gritos, las amenazas o las acusaciones pueden aumentar el riesgo del comportamiento autolesivo. Ofrece tu apoyo, elogia los esfuerzos por expresar las emociones de modos saludables e intenta pasar tiempo positivo junto con tu ser querido.
  • Hazle saber a tu ser querido que él te importa más allá de las circunstancias. Recuérdale a la persona que no está sola y que puede hablar contigo en cualquier momento. Reconoce que no puedes cambiar la conducta, pero puedes ayudar a la persona a encontrar recursos, identificar estrategias de afrontamiento de la situación y ofrecer tu apoyo durante el tratamiento.
  • Apoya el plan de tratamiento. Anima a tu ser querido a que tome los medicamentos prescritos y remárcale la importante de acudir a las consultas terapéuticas. Elimina o restringe el acceso a fósforos, cuchillos, cuchillas de afeitar u otros elementos que puedan utilizarse para hacerse daño.
  • Comparte las estrategias de afrontamiento de la situación. Puede ser provechoso para tu ser querido escuchar las estrategias que usas cuando te sientes angustiado. También puedes servir de modelo de conducta al utilizar estrategias de afrontamiento adecuadas.
  • Busca apoyo. Piensa en hablar con personas que hayan pasado por la misma situación que tú estás pasando. Comparte tus propias experiencias con familiares o amigos en quienes confías. Pregúntale al médico o el terapeuta de tu amigo o tu ser querido si existen grupos de apoyo en tu ciudad para los padres, los familiares o los amigos de personas que se autolesionan.
  • No te olvides de cuidarte a ti mismo. Ocupa algún tiempo en las cosas que disfrutas hacer, descansa lo suficiente y realiza actividad física.

Preparación para la consulta

Tu primera consulta puede ser con tu médico de cabecera, con otro profesional de salud, con el personal de enfermería de la escuela o con un consejero. Pero debido a que las autolesiones por lo general requieren atención de salud mental especializada, es posible que te deriven a un profesional de salud mental para que te evalúe y te trate.

Asegúrate de estar listo para proporcionar información precisa, meticulosa y sincera sobre tu situación y tu comportamiento autolesivo. Tal vez quieras llevar a un familiar o a un amigo a la consulta, si es posible, para que te apoyen y te ayuden a recordar información.

Qué puedes hacer

Como preparación para la consulta, haz una lista que incluya lo siguiente:

  • Síntomas que hayas tenido, incluidos los que parezcan no guardar relación con el motivo de la consulta
  • Tu información personal más importante, incluidos factores causantes de mucho estrés o cambios recientes en tu vida
  • Todos los medicamentos, vitaminas, suplementos a base de hierbas o de otra clase que tomes, incluidas las dosis
  • Preguntas para hacer a fin de aprovechar al máximo el tiempo con el médico

Algunas preguntas básicas para hacerle a tu médico incluyen las siguientes:

  • ¿Qué tratamientos hay disponibles? ¿Cuál me recomienda?
  • ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios del tratamiento?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me sugiere?
  • ¿Existen medicamentos que puedan ayudarme? ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetó?
  • ¿Qué debo hacer si siento el impulso de hacerme daño entre una sesión de terapia y otra?
  • ¿Qué más puedo hacer para ayudar a mi recuperación?
  • ¿Cómo puedo (o cómo pueden quienes me rodean) reconocer que tal vez estoy empeorando?
  • ¿Puede sugerirme recursos que me ayuden a conocer más sobre mi afección y el tratamiento?

No dudes en hacer otras preguntas durante la consulta.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaste a lastimarte?
  • ¿Qué métodos utilizas para lastimarte?
  • ¿Con qué frecuencia te cortas o lastimas?
  • ¿Qué sentimientos y pensamientos tienes antes, durante y después de autolesionarte?
  • ¿Qué parece desencadenar las autolesiones?
  • ¿Qué te hace sentir mejor? ¿Qué te hace sentir peor?
  • ¿Tienes redes sociales o relaciones?
  • ¿Qué problemas emocionales tienes?
  • ¿Qué sientes con respecto al futuro?
  • ¿Has recibido tratamientos previos por las autolesiones?
  • ¿Tienes pensamientos suicidas cuando te sientes deprimido?
  • ¿Bebes alcohol, fumas o usas drogas recreativas?
Aug. 08, 2017
References
  1. AskMayoExpert. Automutilación. Rochester, Minn.: Fundación Mayo para la Educación e Investigación Médica; 2014. Último acceso: 8 de octubre de 2015.
  2. Self-harm (Autolesiones). National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales). https://www.nami.org/Learn-More/Mental-Health-Conditions/Related-Conditions/Self-harm. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  3. Self-injury (Autolesiones). National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales) en el campus. http://www2.nami.org/content/navigationmenu/find_support/nami_on_campus1/mental_illness_fact_sheets/self-injury.pdf. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  4. Self-injury (Autolesiones). National Alliance on Mental Illness (Alianza Nacional sobre Enfermedades Mentales). http://www.namigc.org/documents/selfinjury.pdf. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  5. Facts for families: Self-injury in adolescents (Datos clave para familias: autolesiones en adolescentes). American Academy of Child and Adolescent Psychiatry (Academia Estadounidense de Psiquiatría del Niño y del Adolescente). http://www.aacap.org/AACAP/Families_and_Youth/Facts_for_Families/Facts_for_Families_Pages/Self_Injury_In_Adolescents_73.aspx. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  6. Fox KR, et al. Meta-analysis of the risk factors for nonsuicidal self-injury (Metanálisis de los factores de riesgo en casos de autolesiones no suicidas). Clinical Psychology Review (Revisión de psicología clínica). En prensa. Último acceso: 9 de octubre de 2015. http://dx.doi.org/10.1016/j.cpr.2015.09.002.
  7. Mental health and teens: Watch for danger signs (La salud mental y los adolescentes: detección de signos de peligro). Healthychildren.org. https://www.healthychildren.org/English/ages-stages/teen/Pages/Mental-Health-and-Teens-Watch-for-Danger-Signs.aspx. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  8. Washburn JJ, et al. Psychotherapeutic approaches to non-suicidal self-injury in adolescents (Enfoques psicoterapéuticos de las autolesiones no suicidas en adolescentes). Child and Adolescent Psychiatry and Mental Health (Salud mental y psiquiatría en niños y adolescentes). 2012;6:14.
  9. Turner BJ, et al. Treating nonsuicidal self-injury: A systematic review of psychological and pharmacological interventions (Tratamiento de las autolesiones no suicidas: una revisión sistemática de las intervenciones psicológicas y farmacológicas). Canadian Journal of Psychiatry (Publicación canadiense sobre Psiquiatría). 2014;59:576.
  10. Conditions for further study: Nonsuicidal self-injury (Trastornos que requieren estudios adicionales: autolesiones no suicidas). En: Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales DSM-5), 5.ª ed., Arlington, Va.: American Psychiatric Association (Asociación Estadounidense de Psiquiatría); 2013. http://www.psychiatryonline.org. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  11. Russell KR, et al. Identifying the signs of self-harm in students (Identificación de signos de autolesión en estudiantes). NASN School Nurse (Personal de enfermería escolar de la Asociación Nacional de Enfermeros Escolares). http://nas.sagepub.com/content/early/2015/02/04/1942602X15574776.full.pdf. Último acceso: 9 de octubre de 2015.
  12. Klonsky ED, et al. Nonsuicidal self-injury: What we know and what we need to know (Autolesiones no suicidas: lo que sabemos y lo que debemos saber). The Canadian Journal of Psychiatry (Revista canadiense de psiquiatría). 2014;59:565.
  13. Trepal HC, et al. A cross-sectional matched sample study of nonsuicidal self-injury among young adults: Support for interpersonal and intrapersonal factors, with implications for coping strategies (Un estudio transversal de muestras emparejadas de casos de autolesiones no suicidas en adultos jóvenes: apoyo para los factores interpersonales e intrapersonales, con consecuencias para las estrategias de afrontamiento). Child and Adolescent Psychiatry and Mental Health (Salud mental y psiquiatría en niños y adolescentes). 2015;9:36.
  14. Lewis SP, et al. Nonsuicidal self-injury among youth (Autolesiones no suicidas en jóvenes). The Journal of Pediatrics (Revista de Pediatría). 2015;166:526.
  15. Palmer BA (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de octubre de 2015.
  16. Hoecker JL (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 21 de octubre de 2015.