Descripción general

Las crisis de ausencia consisten en períodos de conocimiento breves y repentinos. Son más frecuentes en niños que en adultos.

Una persona que tiene una crisis de ausencia luce como si estuviera mirando fijo a la nada durante unos segundos. Luego, regresa rápidamente a un nivel de alerta normal. Este tipo de convulsión generalmente no produce lesiones físicas.

Las crisis de ausencia, por lo general, se pueden controlar con medicamentos anticonvulsivos. Algunos niños que las sufren también manifiestan otras convulsiones. Muchos niños superan las crisis de ausencia en su adolescencia.

Síntomas

Un indicador de una crisis de ausencia simple es una mirada vacía, que se puede confundir con falta de atención, y que dura alrededor de 10 segundos, aunque puede durar hasta 20 segundos, sin ninguna desorientación, dolor de cabeza o somnolencia posterior. Los signos y síntomas de la crisis de ausencia son los siguientes:

  • Interrupción repentina de un movimiento sin caerte
  • Chasquido de labios
  • Aleteo de los párpados
  • Movimientos de masticación
  • Fricción de los dedos
  • Pequeños movimientos con ambas manos

Después, no hay recuerdo del incidente. Algunas personas tienen muchos episodios diarios que interfieren en las actividades escolares o cotidianas.

Un niño puede tener crisis de ausencia durante algún tiempo antes de que el adulto lo note, porque son muy breves. El primer signo de este trastorno puede ser un deterioro en la capacidad de aprendizaje del niño. Es posible que los profesores realicen comentarios sobre la incapacidad del niño de prestar atención o sobre que el niño, a menudo, sueña despierto.

Cuándo consultar al médico

Consulta a tu médico:

  • La primera vez que notes una convulsión
  • Si este es un tipo nuevo de convulsión
  • Qué hacer si las convulsiones continúan a pesar de haber tomado medicamentos anticonvulsivos

Comunícate con el 911 o con los servicios de emergencia de tu área:

  • Si observas comportamientos automáticos durante minutos u horas, actividades como comer o moverte sin tomar conciencia de ello, o una desorientación prolongada, son posibles síntomas de un trastorno llamado «estado epiléptico de ausencia»
  • Después de cualquier convulsión que dure más de cinco minutos

Causas

Muchos niños parecen tener una predisposición genética a las crisis de ausencia.

En general, las convulsiones son causadas por impulsos eléctricos anormales de las neuronas (células nerviosas) en el cerebro. Las neuronas del cerebro, normalmente, envían señales eléctricas y químicas a través de las sinapsis que conectan las células.

Las personas que sufren convulsiones tienen la actividad eléctrica del cerebro alterada. Durante una crisis de ausencia, estas señales eléctricas se repiten una y otra vez en patrones de tres segundos.

Las personas que sufren convulsiones también pueden tener niveles alterados de los mensajeros químicos que ayudan a las neuronas a comunicarse entre sí (neurotransmisores).

Factores de riesgo

Ciertos factores son frecuentes entre los niños con crisis de ausencia, como los siguientes:

  • Edad. Las crisis de ausencia son más frecuentes en niños de 4 a 14 años.
  • Sexo. Las crisis de ausencia son más frecuentes en las niñas.
  • Familiares con convulsiones. Aproximadamente la mitad de los niños con crisis de ausencia tienen un familiar directo que sufre convulsiones.

Complicaciones

Si bien la mayoría de los niños supera las crisis de ausencia, a algunos les ocurre lo siguiente:

  • Deben tomar medicamentos anticonvulsivos de por vida para prevenir las convulsiones
  • Con el tiempo, presentan convulsiones completas, como crisis tonicoclónicas generalizadas.

Otras complicaciones pueden consistir en lo siguiente:

  • Dificultades de aprendizaje
  • Problemas de conducta
  • Aislamiento social

Nov. 20, 2018
References
  1. Absence seizures (Crisis de ausencia). The Epilepsy Foundation (Fundación para la Epilepsia). http://www.epilepsy.com/learn/types-seizures/absence-seizures. Último acceso: 25 de julio de 2017.
  2. Korff CM. Childhood absence epilepsy (Epilepsia con ausencia infantil). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 13 de julio de 2017.
  3. Kasper DL, et al., eds. Seizures and epilepsy (Convulsiones y epilepsia). En: Harrison’s Principles of Internal Medicine (Principios de Medicina Interna de Harrison). 19.ª ed. Nueva York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.mhmedical.com. Último acceso: 17 de julio de 2017.
  4. Verrotti A, et al. Neuropsychological impairment in childhood absence epilepsy: Review of the literature Review of the literature (El deterioro neuropsicológico en la epilepsia con ausencia infantil: revisión de la bibliografía). Journal of the Neurological Sciences (Revista de Ciencias Neurológicas). 2015;359:59.
  5. The epilepsies and seizures: Hope through research (Demencia: esperanzas mediante la investigación). Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares (National Institute of Neurological Disorders and Stroke). https://catalog.ninds.nih.gov/ninds/product/Epilepsies-and-Seizures-Hope-Through-Research/15-156. Último acceso: 14 de julio de 2017.
  6. Brigo F, et al. Ethosuximide, sodium valproate or lamotrigine for absence seizures in children and adolescents (Etosuximida, valproato de sodio y lamotrigina para la crisis de ausencia en niños y adolescentes). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD003032.pub3/full. Último acceso: 14 de julio de 2017.
  7. Schachter SC. Antiseizure drugs: Mechanism of action, pharmacology, and adverse effects (Medicamentos anticonvulsivos: mecanismo de acción, farmacología y efectos adversos). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 13 de julio de 2017.
  8. Crepeau AZ, et al. Management of adult onset seizures (Tratamiento de las convulsiones que comienzan en la adultez). Mayo Clinic Proceedings (Procedimientos de Mayo Clinic). 2017;92:306.
  9. Kotagal S (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 14 de agosto de 2017.