Diagnósticos

Para diagnosticar peritonitis, el médico te preguntará sobre tu historia clínica y realizará una exploración física. Cuando la peritonitis se asocia con la diálisis peritoneal, los signos y síntomas, en particular el fluido de diálisis turbio, pueden ser suficientes para que el médico diagnostique la enfermedad.

En los casos de peritonitis en los que la infección puede ser el resultado de otros trastornos médicos (peritonitis secundaria) o en los que la infección surge de la acumulación de fluidos en la cavidad abdominal (peritonitis espontánea), es posible que el médico recomiende las siguientes pruebas para confirmar un diagnóstico:

  • Análisis de sangre. Se toma una muestra de sangre y se la envía al laboratorio para comprobar si hay un recuento alto de glóbulos blancos. También se puede realizar un hemocultivo para determinar si hay bacterias en la sangre.
  • Pruebas de diagnóstico por imágenes. Es posible que tu médico quiera usar una radiografía para buscar orificios u otras perforaciones en tu tubo gastrointestinal. También se pueden usar ecografías. En algunos casos, tu médico podría usar una tomografía computarizada (TC) en vez de rayos X.
  • Análisis de fluido peritoneal. Es posible que el médico use una aguja muy fina para tomar una muestra del líquido del peritoneo (paracentesis), en especial si recibes diálisis peritoneal o tienes líquido en tu abdomen a causa de una enfermedad hepática. Si tienes peritonitis, el examen de ese fluido puede mostrar un recuento incrementado de glóbulos blancos, lo que frecuentemente indica una infección o inflamación. Un cultivo del fluido también puede revelar la presencia de bacterias.

Las pruebas mencionadas anteriormente también pueden ser necesarias si recibes diálisis peritoneal y si los médicos no están seguros sobre diagnosticarte peritonitis después de realizar una exploración física y un examen del fluido de diálisis.

Tratamientos

Es posible que tengas que hospitalizarte si tienes peritonitis que surgió a partir de una infección causada por otras enfermedades (peritonitis secundaria). El tratamiento puede comprender:

  • Antibióticos. Es probable que te administren un ciclo de antibióticos para combatir la infección y prevenir que esta se extienda. El tipo y la duración del tratamiento con antibióticos dependen de la gravedad de la enfermedad y del tipo de peritonitis que tengas.
  • Cirugía. A menudo es necesario realizar un tratamiento quirúrgico para extraer el tejido infectado, tratar la causa de fondo de la infección y prevenir que la infección se extienda, en especial, si la peritonitis se debe a la perforación del apéndice, estómago o colon.
  • Otros tratamientos. Según tus signos y síntomas, el tratamiento que recibas mientras te encuentres en el hospital puede comprender la administración de analgésicos, líquidos por vía intravenosa, oxígeno y, en algunos casos, una transfusión de sangre.

Si te sometes a diálisis peritoneal

Si tienes peritonitis, es posible que el médico recomiende que recibas diálisis de otra forma durante varios días mientras se cura la infección presente en el cuerpo. Si la peritonitis persiste o vuelve a aparecer, es posible que tengas que suspender la diálisis peritoneal por completo y cambiar a otra forma de diálisis.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

March 31, 2015
References
  1. Long SS, et al. Peritonitis. En: Principles and Practice of Pediatric Infectious Diseases (Principios y práctica de las enfermedades infecciosas pediátricas). 4.ª ed. St. Louis, Mo.: Elsevier Saunders; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de marzo de 2015.
  2. Ferri FF. Peritonitis, secondary (Peritonitis, secundaria). En: Ferri’s Clinical Advisor 2015: 5 Books in 1 (Consejos clínicos de Ferri 2015: 5 libros en 1). Filadelfia, Pa.: Mosby Elsevier; 2015. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 12 de marzo de 2015.
  3. Treatment methods for kidney failure: Peritoneal dialysis (Métodos de tratamiento para insuficiencia renal: diálisis peritoneal). National Kidney and Urologic Diseases Information Clearinghouse (Centro Coordinador Nacional de Información sobre las Enfermedades Renales y Urológicas, NKUDIC). http://kidney.niddk.nih.gov/KUDiseases/pubs/peritoneal/index.aspx. Último acceso: 13 de marzo de 2015.
  4. Runyon BA. Spontaneous bacterial peritonitis in adults: Treatment and prophylaxis (Peritonitis bacteriana espontánea en adultos: tratamiento y profilaxis). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 12 de marzo de 2015.
  5. Acute abdominal pain (Dolor abdominal agudo). The Merck Manual Professional Edition (Edición para profesionales del Manual Merck). http://www.merckmanuals.com/professional/gastrointestinal_disorders/acute_abdomen_and_surgical_gastroenterology/acute_abdominal_pain.html?qt=&sc=&alt=. Último acceso: 12 de marzo de 2015.
  6. Picco MF (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 24 de marzo de 2015.
  7. Doherty GM, ed. Peritoneal Cavity (Cavidad peritoneal). En: Current Diagnosis & Treatment: Surgery (Diagnóstico y tratamiento actuales: cirugía). 13.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2010. http://www.accessmedicine.com. Último acceso: 13 de marzo de 2015.
  8. Goel GA, et al. Increased rate of spontaneous bacterial peritonitis among cirrhotic patients receiving pharmacologic acid suppression (Aumento de la tasa de peritonitis bacteriana espontánea entre pacientes cirróticos que reciben antiácidos farmacológicos). Clinical Gastroenterology and Hepatology (Gastroenterología y hepatología clínica). 2012;10:422.
  9. Burkart JM, et al. Tunnel and peritoneal catheter exit site infections in continuous peritoneal dialysis (Infecciones en el túnel y sitio de salida del catéter en casos de diálisis peritoneal continua). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 13 de marzo de 2015.