Diagnóstico

El médico revisará tus antecedentes médicos, preguntará sobre accidentes o cirugías previas y hablará contigo sobre los síntomas. Además, te hará un examen físico y uno neurológico. Si el examen neurológico muestra signos de una lesión nerviosa, el médico puede recomendarte que te hagas pruebas de diagnóstico, entre ellas:

  • Electromiografía. En una electromiografía, un electrodo con una aguja muy delgada se inserta dentro del músculo para registrar la actividad eléctrica de este cuando está relajado y en movimiento. Si la actividad del músculo es reducida, esto puede indicar la presencia de lesiones nerviosas.
  • Estudio de conducción nerviosa. Los electrodos se colocan en dos puntos diferentes del cuerpo y miden la manera en la que las señales eléctricas pasan a través de los nervios.
  • Imágenes por resonancia magnética (RM). Las imágenes por resonancia magnética utilizan un campo magnético y ondas de radio para producir imágenes detalladas de las áreas afectadas por el daño nervioso.
  • Ecografía. Al igual que las imágenes por resonancia magnética, estas ondas sonoras de alta frecuencia producen imágenes detalladas del área afectada por el daño nervioso.

Tratamiento

Si un nervio se lesiona, pero no se corta, es más probable que la lesión cicatrice. Las lesiones en las que el nervio ha sido completamente cortado son muy difíciles de tratar y la recuperación puede no ser posible.

El médico determinará el tratamiento según la extensión y la causa de tu lesión, y si el nervio está cicatrizando bien.

  • Si la cicatrización del es adecuada, es posible que no necesites cirugía. Es posible que debas dejar descansar la zona afectada hasta que cicatrice. Los nervios se recuperan lentamente y la recuperación máxima puede llevar muchos meses o varios años.
  • Necesitarás chequeos regulares para asegurarte de que tu recuperación avanza por el camino correcto.
  • Si tu lesión se debe a una afección médica, el médico tratará la afección subyacente.
  • Según el tipo y la gravedad de la lesión nerviosa, puedes necesitar medicamentos, como aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin IB u otros) para aliviar el dolor. Los medicamentos utilizados para tratar la depresión, las convulsiones o el insomnio pueden utilizarse para aliviar el dolor nervioso. En algunos casos, puede ser que necesites inyecciones de corticoides para aliviar el dolor.
  • El médico puede recomendarte fisioterapia para evitar la rigidez y recuperar las funciones.

Cirugía

Si la lesión no parece estar cicatrizando correctamente, el cirujano puede hacer un análisis por electromiografía en el quirófano para evaluar si los nervios con cicatrices se están recuperando. Hacer un análisis por electromiografía directamente sobre el nervio es más preciso y confiable que hacerlo sobre la piel.

A veces, un nervio se encuentra dentro de un espacio estrecho (similar a un túnel) o lo aprieta una cicatriz. En estos casos, el cirujano puede ampliar el espacio estrecho o liberar el nervio de la cicatriz.

A veces, una sección del nervio se corta por completo o tiene daños irreparables. El cirujano puede extraer la parte dañada y volver a conectar las terminaciones nerviosas en buen estado (reparación nerviosa) o implantar un fragmento de nervio de otra parte del cuerpo (injerto de nervio). Estos procedimientos pueden ayudar a que los nervios vuelvan a crecer.

Si tienes una lesión nerviosa particularmente severa, el médico puede sugerir una cirugía para restaurar la función de los músculos importantes al transferir los tendones de un músculo a otro.

Restauración del funcionamiento

Varios tratamientos pueden ayudar a restaurar el funcionamiento de los músculos afectados.

  • Dispositivos de inmovilización o férulas. Estos dispositivos mantienen la extremidad, los dedos, la mano o el pie afectados en la posición adecuada para mejorar la función muscular.
  • Estimulador eléctrico. Los estimuladores pueden activar el músculo que funciona con un nervio lesionado mientras vuelve a crecer el nervio. Sin embargo, es posible que este tratamiento no sea eficaz para todas las personas. El médico hablará contigo acerca de la estimulación eléctrica si esta es una opción.
  • Fisioterapia. La terapia implica hacer movimientos o ejercicios específicos para mantener activos los músculos y las articulaciones afectados. La fisioterapia puede prevenir la rigidez y ayudar a restaurar la función y la sensibilidad.
  • Ejercicio. El ejercicio ayuda a mejorar la fuerza de los músculos, mantiene la amplitud de movimiento y disminuye los calambres musculares.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Preparación para la consulta

Se puede utilizar una serie de pruebas para ayudar a diagnosticar el tipo y la gravedad de la lesión del nervio periférico. Al solicitar una cita médica, asegúrate de preguntar si tienes que prepararte para estas pruebas. Por ejemplo, es posible que tengas que dejar de tomar ciertos medicamentos durante unos días o evitar el uso de lociones el día de la prueba.

Si es posible, pide a un familiar o a un amigo que te acompañen. A veces es difícil recordar toda la información que obtienes en una cita médica. Quizás la persona que te acompaña recuerda información que tú olvidaste o pasaste por alto.

Otras sugerencias para aprovechar al máximo la cita médica incluyen lo siguiente:

  • Escribe todos tus síntomas, incluso cómo te lesionaste, cuánto tiempo has tenido los síntomas y si estos empeoraron con el tiempo.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomes.
  • No dudes en hacer preguntas. Los niños y adultos con lesiones en los nervios periféricos tienen varias opciones para restaurar la función perdida. Asegúrate de preguntarle al médico sobre todas las posibilidades disponibles para ti o para tu hijo. Si te quedas sin tiempo, pide hablar con el personal de enfermería o solicita al médico que te llame más tarde.

Lesiones a los nervios periféricos - atención en Mayo Clinic

May 10, 2022
  1. Peripheral neuropathy fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Fact-Sheets/Peripheral-Neuropathy-Fact-Sheet. Accessed Feb. 28, 2022.
  2. Nerve injuries. American Academy of Orthopaedic Surgeons. https://orthoinfo.aaos.org/topic.cfm?topic=A00016. Accessed Feb. 28, 2022.
  3. Rutkove SB. Overview of upper extremity peripheral nerve syndromes. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 28, 2022.
  4. Rutkove SB. Overview of lower extremity peripheral nerve syndromes. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Feb. 28, 2022.
  5. NINDS pinched nerve information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Pinched-Nerve-Information-Page#disorders-r1. Accessed Feb. 28, 2022.
  6. Azar FM, et al. Peripheral nerve injuries. In: Campbell's Operative Orthopaedics. 14th ed. Elsevier; 2021. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 28, 2022.
  7. Daroff RB, et al. Trauma of the nervous system: Peripheral nerve trauma. In: Bradley and Daroff's Neurology in Clinical Practice. 8th ed. Elsevier; 2022. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 28, 2022.
  8. Neurological diagnostic tests and procedures fact sheet. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/disorders/patient-caregiver-education/fact-sheets/neurological-diagnostic-tests-and-procedures-fact. Accessed Feb. 28, 2022.
  9. Neligan PC. Peripheral nerve injuries of the upper extremity. In: Plastic Surgery. Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed Feb. 28, 2022.
  10. Pain: Hope through research. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Pain-Hope-Through-Research. Accessed Feb. 28, 2022.
  11. Brachial plexus injuries information page. National Institute of Neurological Disorders and Stroke. https://www.ninds.nih.gov/Disorders/All-Disorders/Brachial-Plexus-Injuries-Information-Page. Accessed Jan. 6, 2020.