Diagnósticos

Las pruebas y los procedimientos que se usan para diagnosticar la pancreatitis incluyen lo siguiente:

  • Análisis de sangre para detectar niveles elevados de enzimas pancreáticas
  • Análisis de heces en pancreatitis crónica para medir los niveles de grasa que podrían sugerir que tu sistema digestivo no está absorbiendo apropiadamente los nutrientes
  • Tomografía computarizada (TC) para detectar cálculos biliares y evaluar la inflamación del páncreas
  • Ecografía abdominal para detectar cálculos biliares e inflamación del páncreas
  • Ecografía endoscópica para detectar inflamación y bloqueos en el conducto pancreático o en las vías biliares
  • Resonancia magnética (RM) para detectar anomalías en la vesícula, el páncreas y los conductos

El médico podría indicar otras pruebas, según tu situación en particular.

Tratamientos

Los tratamientos iniciales en el hospital pueden comprender lo siguiente:

  • Ayuno. Dejarás de comer por unos días en el hospital para permitir que el páncreas se recupere.

    Una vez que la inflamación del páncreas esté controlada, podrás comenzar a beber líquidos claros y comer alimentos suaves. Con el tiempo, podrás regresar a tu alimentación normal.

    Si la pancreatitis persiste y todavía sientes dolor al comer, tu médico podría recomendar una sonda de alimentación para que recibas la nutrición necesaria.

  • Analgésicos. La pancreatitis podría causar dolor intenso. El equipo de atención médica te dará medicamentos para ayudar a controlar el dolor.
  • Líquidos intravenosos. Mientras el organismo invierte energía y líquidos en reparar el páncreas, es posible que te deshidrates. Por tal motivo, recibirás una cantidad de líquido adicional a través de una vena en el brazo durante tu estancia hospitalaria.

Una vez que la pancreatitis esté bajo control, tu equipo de atención médica puede tratar la causa de fondo de esta enfermedad. Dependiendo de la causa de la pancreatitis, el tratamiento puede consistir en lo siguiente:

  • Procedimientos para eliminar las obstrucciones del conducto colédoco. La pancreatitis causada por un conducto colédoco bloqueado o estrechado puede requerir procedimientos para abrir o ensanchar el conducto colédoco.

  • Un procedimiento llamado "colangiopancreatografía retrógrada endoscópica" emplea un tubo largo con una cámara en el extremo para examinar el páncreas y las vías biliares. El tubo se pasa a través de la garganta y la cámara envía imágenes del aparato digestivo a un monitor.

    La colangiopancreatografía retrógrada endoscópica puede ayudar a diagnosticar problemas en el conducto colédoco y en el conducto pancreático y a realizar correcciones. En algunas personas, particularmente los adultos mayores, la colangiopancreatografía retrógrada endoscópica también puede causar pancreatitis aguda.

  • Cirugía de vesícula. Si la causa de la pancreatitis son cálculos biliares, el médico podría recomendarte someterte a una cirugía para extraer la vesícula (colecistectomía).
  • Cirugía de páncreas. Puede ser necesario practicar una cirugía para drenar el líquido del páncreas o para eliminar el tejido enfermo.
  • Tratamiento del alcoholismo. Beber varias bebidas alcohólicas por día durante muchos años puede causar pancreatitis. Si esta es la causa de la pancreatitis, el médico podría recomendarte ingresar a un programa de tratamiento del alcoholismo. Continuar bebiendo alcohol podría empeorar la enfermedad y provocar complicaciones graves.

Tratamientos adicionales para la pancreatitis crónica

Según tu situación, la pancreatitis crónica puede requerir tratamientos adicionales, incluidos los siguientes:

  • Tratamiento para el dolor. La pancreatitis crónica puede provocar un dolor abdominal persistente. Tu médico puede recomendarte medicamentos para controlar el dolor y puede derivarte a un especialista en dolor.

    El dolor intenso puede aliviarse con opciones como una ecografía endoscópica o una cirugía para bloquear los nervios que envían señales de dolor desde el páncreas al cerebro.

  • Enzimas para mejorar la digestión. Los suplementos de enzimas pancreáticas pueden ayudar a tu cuerpo a descomponer y procesar los nutrientes provenientes de los alimentos que ingieres. Las enzimas pancreáticas se toman con cada comida.
  • Cambios en tu dieta. Es posible que tu médico te derive a un dietista; este último puede ayudarte a planificar comidas con bajo contenido de grasa y alto contenido de nutrientes.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic de evaluación de tratamientos, intervenciones y análisis nuevos como medio para prevenir, detectar, tratar o controlar esta enfermedad.

Modo de vida y remedios caseros

Una vez que dejas el hospital, puedes tomar algunas medidas para continuar tu recuperación de la pancreatitis como las siguientes:

  • Deja de beber alcohol. Si no puedes dejar de beber alcohol, consulta con tu médico para recibir ayuda. El médico puede derivarte a programas locales para poder dejar de beber.
  • Dejar de fumar. Si fumas, deja de hacerlo. Si no fumas, no comiences a hacerlo. Si no puedes dejar de fumar por tus propios medios, pídele ayuda al médico. Los medicamentos y el apoyo psicológico pueden ayudarte a dejar de fumar.
  • Elige una dieta con bajo contenido de grasa. Elige una dieta que limite la cantidad de grasa, y priorice el consumo de frutas y vegetales frescos, los cereales integrales y las proteínas magras.
  • Bebe más líquidos. La pancreatitis puede provocar deshidratación; por eso, bebe más líquidos durante el día. Tener cerca una botella o un vaso con agua puede resultarte útil.

Medicina alternativa

Las terapias alternativas no pueden tratar la pancreatitis, pero algunas terapias alternativas pueden ayudar a sobrellevar el dolor asociado con la pancreatitis.

Las personas que presentan pancreatitis crónica pueden experimentar un dolor constante que no es fácil de controlar con medicamentos. Utilizar terapias de medicina complementaria y alternativa junto con los medicamentos recetados por el médico puede ayudarte a que sientas que tienes un mayor control del dolor.

Algunos ejemplos de las terapias alternativas que pueden ayudarte a hacer frente al dolor son los siguientes:

  • Meditación
  • Ejercicios de relajación
  • Yoga
  • Acupuntura

Preparación para la consulta

Comienza haciendo una consulta con tu médico de cabecera o con un médico general si tienes algún signo o síntoma que te preocupa. Si tu médico sospecha que tienes pancreatitis, es posible que te derive a un especialista del aparato digestivo (gastroenterólogo).

Debido a que las consultas pueden ser breves y a que siempre hay mucho para tratar, es aconsejable ir bien preparado. A continuación, encontrarás información que te ayudará a prepararte para la consulta y saber qué debes esperar del médico.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, asegúrate de preguntar si hay algo que debes hacer con anticipación, como restringir tu dieta.
  • Anota cualquier síntoma que tengas, incluso los que parezcan no tener relación con el motivo por el cual programaste la consulta.
  • Anota tu información personal más importante, incluso lo que te genere mayor estrés o cualquier cambio reciente en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que estés tomando.
  • Pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe. A veces, puede ser difícil asimilar toda la información que se proporciona durante una consulta. La persona que te acompañe puede recordar algún detalle que hayas pasado por alto u olvidado.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Con respecto a la pancreatitis, algunas de las preguntas básicas que puedes hacerle a tu médico son:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de mis síntomas?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Esta enfermedad suele ser temporal o crónica?
  • ¿Cuáles serían las mejores medidas para tomar?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que sugieres?
  • Tengo otros problemas de salud. ¿Cuál es la mejor manera de controlar la pancreatitis junto con estas enfermedades?
  • ¿Debo respetar alguna restricción?
  • ¿Debería consultar a un especialista? ¿Cuánto costará? ¿Lo cubrirá mi seguro?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me recetas?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web recomiendas?
  • ¿Qué determinará si debo programar una visita de seguimiento?

Además de las preguntas que preparaste para hacerle a tu médico, no dudes en hacer otras preguntas.

Qué esperar del médico

Es probable que el médico te haga varias preguntas. Estar listo para responderlas puede dejarte más tiempo para tratar los puntos que quieres abordar. El médico podría hacerte estas preguntas:

  • ¿Cuándo comenzaste a tener los síntomas?
  • ¿Los síntomas han sido continuos u ocasionales?
  • ¿Cuán intensos son los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
  • ¿Has tenido estos síntomas antes?
  • ¿Te han diagnosticado pancreatitis en el pasado?
  • ¿Bebes alcohol? Si es así, ¿cuánto y con qué frecuencia lo haces?
  • ¿Habías comenzado a tomar algún medicamento nuevo antes de que comenzaran los síntomas?
  • ¿Tienes antecedentes familiares de enfermedades pancreáticas?

Pancreatitis - atención en Mayo Clinic

March 05, 2020
  1. Pancreatitis. National Institute of Diabetes and Digestive and Kidney Diseases. https://www.niddk.nih.gov/health-information/health-topics/liver-disease/pancreatitis/Pages/facts.aspx. Accessed July 28, 2016.
  2. Pancreatitis: Acute and chronic. American College of Gastroenterology. http://patients.gi.org/topics/pancreatitis-acute-and-chronic/. Accessed July 28, 2016.
  3. Ferri FF. Pancreatitis, acute. In: Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 28, 2016.
  4. Ferri FF. Pancreatitis, chronic. In: Ferri's Clinical Advisor 2017. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed July 28, 2016.
  5. Feldman M, et al. Acute pancreatitis. In: Sleisenger and Fordtran's Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management. 10th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. http://www.clinicalkey.com. Accessed July 26, 2016.
  6. Complementary pancreatitis therapies. National Pancreas Foundation. https://www.pancreasfoundation.org/patientinformation/acutepancreatitis/complimentarypancreatitistherapies/. Accessed July 29, 2016.
  7. Morrow ES. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 29, 2019.
  8. Rajan E (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Aug. 11, 2016.
  9. Garcia-Alonzo FA, et al. Gallstone-related disease in the elderly: Is there room for improvement? Digestive Diseases and Sciences. 2015;60:1770.
  10. Conwell DL, et al. American Pancreatic Association practice guidelines in chronic pancreatitis: Evidence-based report on diagnostic guidelines. Pancreas. 2014;43:1143.