Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

Las opciones de tratamientos varían y dependen de la causa no diagnosticada del dolor.

Medicamentos

Si una infección o una enfermedad contribuye a causar el dolor, tratar la causa no diagnosticada puede resolver el problema. Cambiar los medicamentos que se sabe que causan problemas de lubricación también puede eliminar los síntomas.

En la mayoría de las mujeres posmenopáusicas, la dispareunia es producto de una lubricación insuficiente debido a los niveles bajos de estrógeno. A menudo, esto puede tratarse con estrógeno tópico que se aplica directamente en la vagina.

La Administración de Alimentos y Medicamentos recientemente aprobó el medicamento ospemifeno (Osphena) para el tratamiento de la dispareunia moderada a grave en mujeres que tienen problemas de lubricación vaginal. El ospemifeno actúa como el estrógeno en el revestimiento vaginal, pero parece no tener los posibles efectos perjudiciales que tiene el estrógeno en los senos o en el revestimiento del útero (endometrio). Las desventajas son que el medicamento es caro, que puede causar sofocos y que existe un posible riesgo de que provoque un accidente cerebrovascular y coágulos sanguíneos.

Terapia

Existen distintos tipos de terapias que pueden ayudar, como los siguientes:

  • Terapia de desensibilización. Durante esta terapia, aprendes ejercicios de relajación vaginal que pueden disminuir el dolor. El terapeuta puede recomendarte que hagas ejercicios del suelo pélvico (ejercicios de Kegel) u otras técnicas para disminuir el dolor al tener relaciones sexuales.
  • Apoyo psicológico o terapia sexual. Si las relaciones sexuales han sido dolorosas durante mucho tiempo, es posible que tengas una respuesta emocional negativa a la estimulación sexual incluso después del tratamiento. Si tú y tu pareja evitan la intimidad debido a que las relaciones sexuales son dolorosas, también es posible que necesites ayuda para mejorar la comunicación con tu pareja y para recuperar la intimidad sexual. Hablar con un consejero o con un terapeuta sexual puede ayudar a resolver esos problemas.

    La terapia cognitiva conductual también puede ayudar a cambiar los patrones de pensamiento y los comportamientos negativos.

Jan. 24, 2015