Modo de vida y remedios caseros

Escrito por personal de Mayo Clinic

Tú y tu pareja pueden minimizar el dolor con algunos cambios en la rutina sexual:

  • Cambio de posiciones. Si experimentas dolor agudo durante la penetración, es probable que el pene esté golpeando el cuello uterino o ejerciendo tensión en los músculos del suelo pélvico, lo que provoca dolor punzante o similar a un calambre. Pueden ser útiles los cambios de posición. Puedes probar estar arriba de tu pareja durante el acto sexual. Las mujeres generalmente tienen más control en esta posición, por lo que puedes regular la penetración hasta una profundidad con la que te sientas a gusto.
  • Comunica. Habla sobre lo que se siente bien y lo que no. Si necesitas que tu pareja vaya despacio, díselo.
  • No te apures. El juego previo más prolongado puede estimular la lubricación natural. Puedes reducir el dolor demorando la penetración hasta que te sientas completamente excitada.
  • Usa lubricantes. Un lubricante personal puede hacer que el sexo sea más cómodo. Prueba con marcas diferentes hasta que encuentres una que te guste.
Jan. 24, 2015