Descripción general

La apnea obstructiva del sueño es un trastorno del sueño potencialmente grave. Hace que la respiración se detenga y se reanude repetidamente durante el sueño.

Existen varios tipos de apnea del sueño, pero la más común es la apnea obstructiva del sueño. Este tipo de apnea ocurre cuando los músculos de la garganta se relajan intermitentemente y bloquean las vías respiratorias durante el sueño. Un signo notable de apnea obstructiva del sueño es el ronquido.

Existen tratamientos contra la apnea obstructiva del sueño. Un tratamiento implica el uso de un dispositivo que utiliza presión positiva para mantener las vías respiratorias abiertas mientras duermes. Otra opción es una boquilla para empujar la mandíbula inferior hacia adelante durante el sueño. En algunos casos, la cirugía también puede ser una opción.

Atención de la apnea obstructiva del sueño en Mayo Clinic

Síntomas

Los signos y síntomas de la apnea obstructiva del sueño incluyen los siguientes:

  • Somnolencia diurna excesiva
  • Ronquidos fuertes
  • Episodios observados de pausas en la respiración durante el sueño
  • Despertar brusco con jadeo o asfixia
  • Te despiertas con la boca seca o con dolor de garganta
  • Dolor de cabeza por la mañana
  • Dificultad para concentrarse durante el día
  • Cambios de humor, como depresión o irritabilidad
  • Presión arterial alta
  • Sudoración nocturna
  • Disminución de la libido

Cuándo debes consultar con un médico

Consulta a un profesional médico si presentas, o si tu pareja observa, lo siguiente:

  • Ronquidos suficientemente fuertes como para interrumpir el sueño de otros o el tuyo
  • Despertarse jadeando o ahogándose
  • Pausas intermitentes en la respiración durante el sueño
  • Somnolencia diurna excesiva, que puede causar que te quedes dormido trabajando, mirando televisión o incluso conduciendo un vehículo

Muchas personas no creen que roncar sea signo de algo que pueda ser grave, y no todos los que roncan tienen apnea obstructiva del sueño.

Asegúrate de hablar con el médico si experimentas ronquidos fuertes, sobre todo, si se interrumpen por períodos de silencio. Con la apnea obstructiva del sueño, los ronquidos generalmente son más fuertes cuando duermes boca arriba y se calman cuando te giras de lado.

Pregúntale al médico acerca de cualquier problema del sueño que te deje fatigado, somnoliento e irritable de manera crónica. La somnolencia diurna excesiva puede deberse a otros trastornos, como la narcolepsia.

Causas

La apnea obstructiva del sueño se produce cuando los músculos de la parte posterior de la garganta se relajan demasiado para permitir una respiración normal. Estos músculos sostienen estructuras que incluyen la parte posterior del paladar (paladar blando), la pieza triangular de tejido que cuelga del paladar blando (úvula), las amígdalas y la lengua.

Cuando los músculos se relajan, las vías respiratorias se estrechan o se cierran cuando inspiras, y la respiración puede ser inadecuada durante 10 segundos o más. Esto puede reducir el nivel de oxígeno en la sangre y causar una acumulación de dióxido de carbono.

El cerebro percibe esta dificultad para respirar y te despierta durante un tiempo breve para que puedas volver a abrir las vías respiratorias. Este despertar es por lo general tan breve que ni te acuerdas.

Puedes despertarte con falta de aire que se corrige por sí sola rápidamente, con una o dos respiraciones profundas. Es posible que produzcas un sonido de ronquido, ahogo o asfixia.

Este patrón se puede repetir de 5 a 30 veces o más por hora durante toda la noche. Estas interrupciones afectan tu capacidad de alcanzar las fases de sueño profundas y relajadas deseadas, y es probable que tengas sueño durante las horas en las que estás despierto.

Es posible que las personas que padecen apnea obstructiva del sueño no sepan que su sueño se interrumpió. De hecho, muchas personas con este tipo de apnea del sueño piensan que han dormido bien toda la noche.

Factores de riesgo

Cualquier persona puede tener apnea obstructiva del sueño. Sin embargo, algunos factores te ponen en mayor riesgo, incluidos los siguientes:

  • Sobrepeso. No todas, pero la mayoría de las personas con apnea obstructiva del sueño tienen sobrepeso. Los depósitos de grasa alrededor de las vías respiratorias superiores pueden obstruir la respiración. Las enfermedades asociadas con la obesidad, como el hipotiroidismo y el síndrome del ovario poliquístico, también pueden causar apnea obstructiva del sueño.

    Sin embargo, no todas las personas con apnea obstructiva del sueño tienen sobrepeso y viceversa. Las personas delgadas también pueden desarrollar el trastorno.

  • Vías respiratorias estrechas. Puedes heredar vías respiratorias naturalmente estrechas. O tus amígdalas o adenoides pueden agrandarse, lo cual puede bloquear tus vías respiratorias.
  • Presión arterial alta (hipertensión). La apnea obstructiva del sueño es relativamente común en personas con hipertensión.
  • Congestión nasal crónica. La apnea obstructiva del sueño ocurre con el doble de frecuencia en aquellos que tienen congestión nasal constante durante la noche, independientemente de la causa. Esto puede deberse al estrechamiento de las vías respiratorias.
  • Tabaquismo. Las personas que fuman son más propensas a tener apnea obstructiva del sueño.
  • Diabetes. La apnea obstructiva del sueño puede ser más frecuente en personas que padecen diabetes.
  • Sexo. En general, los hombres son dos veces más propensos a padecer apnea obstructiva del sueño que las mujeres premenopáusicas. La frecuencia de la apnea obstructiva del sueño aumenta en las mujeres después de la menopausia.
  • Antecedentes familiares de apnea del sueño. Si tienes parientes que padecen apnea obstructiva del sueño, puedes presentar un mayor riesgo.
  • Asma. La investigación descubrió una asociación entre el asma y el riesgo de tener apnea obstructiva del sueño.

Complicaciones

La apnea obstructiva del sueño se considera una afección grave. Las complicaciones pueden ser las siguientes:

  • Fatiga y somnolencia diurnas. El despertar repetido vinculado a la apnea obstructiva del sueño imposibilita un sueño normal y reparador.

    Las personas con apnea obstructiva del sueño a menudo experimentan somnolencia diurna severa, fatiga e irritabilidad. Pueden tener dificultad para concentrarse y quedarse dormidos en el trabajo, mientras ven la televisión o incluso mientras conducen. También pueden correr un mayor riesgo de sufrir accidentes laborales.

    A los niños y jóvenes con apnea obstructiva del sueño les puede ir mal en la escuela y comúnmente tienen problemas de atención o de conducta.

  • Problemas cardiovasculares. El súbito descenso de los niveles de oxígeno en la sangre que ocurre durante la apnea obstructiva del sueño aumenta la presión arterial y sobrecarga el aparato cardiovascular. Muchas personas con apnea obstructiva del sueño desarrollan presión arterial alta (hipertensión), lo cual puede aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca.

    Cuanto más severa sea la apnea obstructiva del sueño, mayor será el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, ataque cardíaco, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

    La apnea obstructiva del sueño aumenta el riesgo de tener ritmos cardíacos anormales (arritmias). Estos ritmos anormales pueden reducir la presión arterial. Si hay una enfermedad cardíaca preexistente, estos múltiples episodios reiterados de arritmias podrían llevar a la muerte súbita.

  • Complicaciones con medicamentos y cirugía. La apnea obstructiva del sueño también plantea problemas con determinados medicamentos y la anestesia general. Estos medicamentos, como sedantes, analgésicos narcóticos y anestésicos generales, relajan las vías respiratorias superiores y pueden empeorar la apnea obstructiva del sueño.

    Si tienes apnea obstructiva del sueño, puedes presentar problemas respiratorios peores después de una cirugía mayor, en especial, después de estar sedado y acostado boca arriba. Las personas con apnea obstructiva del sueño pueden ser más propensas a sufrir complicaciones después de la cirugía.

    Antes de someterte a una cirugía, dile al médico que padeces apnea obstructiva del sueño o síntomas relacionados con la apnea obstructiva del sueño. Si tienes síntomas de apnea obstructiva del sueño, el médico puede hacerte pruebas para detectar esta afección antes de la cirugía.

  • Problemas oculares. Algunas investigaciones han detectado una conexión entre la apnea obstructiva del sueño y ciertas afecciones oculares, como el glaucoma. Por lo general, las complicaciones oculares se pueden tratar.
  • Privación del sueño en los compañeros de cama. Los ronquidos fuertes pueden impedir el descanso a las personas que te rodean, y, a la larga, perjudicar tus relaciones. Algunas parejas pueden incluso elegir dormir en otra habitación. Quienes comparten la cama con las personas que roncan también se ven privados de sueño.

Las personas con apnea obstructiva del sueño también pueden quejarse de problemas de memoria, dolores de cabeza matutinos, cambios de humor o sentimientos de depresión, además de la necesidad de orinar con frecuencia durante la noche (nicturia).

Apnea del sueño, obstructiva - atención en Mayo Clinic

Sept. 13, 2019
References
  1. Jameson JL, et al., eds. Sleep apnea. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 2, 2019.
  2. Sleep apnea. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/sleepapnea. Accessed April 2, 2019.
  3. Bonsignore MR, et al. Obstructive sleep apnea and comorbidities. Multidisciplinary Respiratory Medicine. 2019;14:e1.
  4. Strohl KP. Overview of obstructive sleep apnea in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 2, 2019.
  5. Mentek M, et al. Disease of the retina and the optic nerve associated with obstructive sleep apnea. Sleep Medicine Reviews. 2018;38:113.
  6. Mehra R. Obstructive sleep apnea and cardiovascular disease in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 2, 2019.
  7. Olson E, et al. Surgical risk and the preoperative evaluation and management of adults with obstructive sleep apnea. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 15, 2019.
  8. Patil SP, et al. Treatment of adult obstructive sleep apnea with positive airway pressure: An American Academy of Sleep Medicine systematic review, meta-analysis, and GRADE assessment. Journal of Clinical Sleep Medicine. 2019;15:301.
  9. Kryger MH. Management of obstructive sleep apnea in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 2, 2019.
  10. Kellerman RD, et al. Obstructive sleep apnea. In: Conn's Current Therapy 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 11, 2019.
  11. Kryger MH, et al., eds. Sleep breathing disorders: Clinical overview. In: Principles and Practice of Sleep Medicine. 6th ed. St. Louis, Mo.: Elsevier Saunders; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 11, 2019.
  12. Lalwani AK, ed. Sleep disorders. In: Current Diagnosis & Treatment in Otolaryngology — Head & Neck Surgery. 3rd ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2012. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 2, 2019.
  13. Veasey SC, et al. Obstructive sleep apnea in adults. New England Journal of Medicine. 2019;380:1442.
  14. Ouayoun MC, et al. International consensus (ICON) on the ENT role in diagnosis of obstructive sleep apnea syndrome. European Annals of Otorhinolaryngology, Head and Neck Diseases. 2018;135:S3.
  15. Find a sleep facility near you. American Academy of Sleep Medicine. http://www.sleepeducation.org/find-a-facility. Accessed April 2, 2019.
  16. Sarkar P, et al. The epidemiology of obstructive sleep apnoea and cardiovascular disease. Journal of Thoracic Disease. 2018;10(suppl 34):S4189.
  17. Kramer NR, et al. Overview of polysomnography is adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed April 12, 2019.
  18. Hines RL, et al., eds. Sleep-related breathing disorders. In: Stoelting's Anesthesia and Co-Existing Disease. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2018. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 12, 2019.
  19. Kompelli AR, et al. The outcomes of hypoglossal nerve stimulation in the management of OSA: A systematic review and meta-analysis. World Journal of Otorhinolaryngology — Head and Neck Surgery. 2018;5:41.
  20. Olson EJ (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 25, 2019.
  21. Physical Activity Guidelines for Americans. 2nd ed. U.S. Department of Health and Human Services. https://health.gov/paguidelines/second-edition. Accessed April 29, 2019.
  22. Riggin EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 30, 2019.