Diagnóstico

Para diagnosticar regurgitación de la válvula mitral, un proveedor de atención médica suele hacer un examen físico y preguntas sobre tus síntomas y antecedentes médicos, incluido si tienes prolapso de la válvula mitral. Por lo general, el proveedor de atención médica te escuchará el corazón con un estetoscopio. Es posible que escuche un soplo cardíaco, también llamado soplo holosistólico. El soplo cardíaco de la válvula mitral es el sonido de la sangre que se filtra en sentido contrario a través de la válvula.

Se pueden hacer pruebas para confirmar un diagnóstico de regurgitación de la válvula mitral o para detectar otras afecciones que pueden causar signos y síntomas similares.

Pruebas

Una persona lleva a cabo un ecocardiograma. Ecocardiograma

Un proveedor de atención médica hace un ecocardiograma en Mayo Clinic.

Algunas de las pruebas de uso frecuente para el diagnóstico de la regurgitación de la válvula mitral son las siguientes:

  • Ecocardiograma. Las ondas sonoras se utilizan para producir imágenes del corazón en movimiento. Un ecocardiograma permite observar la estructura de la válvula mitral y el flujo sanguíneo en el corazón. Un ecocardiograma estándar, también llamado ecocardiograma transtorácico, puede confirmar un diagnóstico de una regurgitación de la válvula mitral y determinar su gravedad. Un ecocardiograma también puede ayudar en el diagnóstico de la enfermedad congénita de la válvula mitral, la enfermedad reumática de la válvula mitral y otras afecciones de las válvulas cardíacas.

    A veces se puede hacer un ecocardiograma transesofágico para observar con mayor detalle la válvula mitral. En este tipo de ecocardiograma, se introduce un pequeño transductor conectado al extremo de un tubo que se inserta en el conducto que va desde la boca hasta el estómago (el esófago).

  • Electrocardiograma. Los cables (electrodos) conectados a los parches adheridos a la piel miden las señales eléctricas del corazón. Un electrocardiograma puede detectar el ritmo cardíaco irregular (arritmia) relacionado con la enfermedad de la válvula mitral.
  • Radiografía de tórax. Una radiografía de tórax muestra el estado del corazón y de los pulmones. Esta prueba rápida y sencilla puede ayudar a diagnosticar un corazón agrandado o líquido en los pulmones.
  • Resonancia magnética cardíaca. La resonancia magnética cardíaca usa campos magnéticos y ondas de radio para crear imágenes detalladas del corazón. La resonancia magnética cardíaca puede ayudar a brindar más detalles sobre la gravedad de la regurgitación de la válvula mitral, y el tamaño y la función de la cavidad inferior izquierda del corazón (ventrículo izquierdo).
  • Pruebas de esfuerzo. Estas pruebas suelen consistir en caminar sobre una cinta o pedalear en una bicicleta fija mientras se controla el corazón. Las pruebas de esfuerzo ayudan a revelar la respuesta del corazón a la actividad física y si se manifiestan síntomas de regurgitación de la válvula mitral durante el ejercicio. Si no puedes hacer ejercicio, es posible que se te den medicamentos que imiten el efecto del ejercicio en tu corazón.
  • Cateterismo cardíaco. Esta prueba no se suele utilizar para diagnosticar la enfermedad de la válvula mitral, pero puede ser útil si mediante otros exámenes no se diagnosticó la afección. El proveedor de atención médica introduce un tubo delgado (catéter) a través de un vaso sanguíneo en el brazo o la ingle hasta una arteria del corazón e inyecta un tinte a través del catéter. Esto hace que las arterias en las cavidades del corazón se vean más claramente en una radiografía.

Clasificación de las etapas

Después de que las pruebas confirmen el diagnóstico de enfermedad de la válvula mitral o de otro tipo de válvula cardíaca, el proveedor de atención médica puede informarte sobre la etapa de la enfermedad. Establecer la etapa ayuda a determinar cuál es el tratamiento más adecuado.

El estado de la enfermedad de las válvulas cardíacas depende de muchos factores, como los síntomas, la gravedad de la enfermedad, la estructura de las válvulas y el flujo sanguíneo en el corazón y los pulmones.

La enfermedad de las válvulas cardíacas se clasifica en cuatro etapas básicas:

  • Etapa A: en peligro. Presencia de factores de riesgo de enfermedad de las válvulas cardíacas.
  • Etapa B: progresiva. La enfermedad de las válvulas es leve o moderada. No hay síntomas en las válvulas cardíacas.
  • Etapa C: asintomática grave. No hay síntomas relacionados con las válvulas cardíacas, pero la enfermedad de estas es grave.
  • Etapa D: sintomática grave. La enfermedad de las válvulas cardíacas es grave y causa síntomas.

Pronóstico

El bienestar de las personas después de recibir un diagnóstico de regurgitación de la válvula mitral varía. El pronóstico para la regurgitación de la válvula mitral depende de lo siguiente:

  • La causa de la enfermedad de la válvula mitral
  • La etapa de la enfermedad de las válvulas cardíacas
  • La gravedad de la pérdida (regurgitación)
  • La duración de la afección (hace cuánto apareció)

Una de 10 personas con regurgitación crónica de la válvula mitral debido al prolapso requiere cirugía para reparar o reemplazar la válvula.

Tratamiento

Los objetivos del tratamiento de regurgitación de la válvula mitral son mejorar la función cardíaca, reducir los signos y los síntomas, y evitar complicaciones en el futuro. Es posible que algunas personas, sobre todo las que tienen regurgitación leve, no necesiten tratamiento. Al analizar las opciones de tratamiento contigo, el proveedor de atención médica tendrá en cuenta, entre otras cosas, los síntomas y el grado de regurgitación que tienes.

El tratamiento de la regurgitación de la válvula mitral puede incluir lo siguiente:

  • Cambios saludables en el estilo de vida
  • Controles regulares con un proveedor de atención médica
  • Medicamentos para tratar los síntomas y prevenir complicaciones, como coágulos sanguíneos
  • Cirugía para reparar o reemplazar la válvula mitral

Por lo general, el profesional que brinda atención médica a las personas con regurgitación de la válvula mitral es un médico capacitado en enfermedades cardíacas (cardiólogo). Si tienes regurgitación de la válvula mitral, considera la posibilidad de que se te trate en un centro médico con un equipo multidisciplinario de proveedores de atención médica capacitados y con experiencia en la evaluación y el tratamiento de enfermedades de las válvulas cardíacas.

Medicamentos

Puede ser necesario tomar medicamentos para reducir los síntomas de la regurgitación de la válvula mitral y evitar complicaciones de la enfermedad de la válvula cardíaca.

Los tipos de medicamentos que pueden recetarse para la regurgitación de la válvula mitral incluyen los siguientes:

  • Diuréticos. Este tipo de medicamento reduce o previene la acumulación de líquido en los pulmones y otras partes del cuerpo.
  • Anticoagulantes. Si tienes fibrilación auricular debido a una enfermedad de la válvula mitral, como regurgitación de la válvula mitral, tu proveedor de atención médica puede recomendarte medicamentos anticoagulantes para evitar coágulos sanguíneos. La fibrilación auricular aumenta el riesgo de tener coágulos sanguíneos y accidentes cerebrovasculares.
  • Medicamentos para la presión arterial. La presión arterial alta (hipertensión) empeora la regurgitación de la válvula mitral. Si crees que tienes regurgitación de la válvula mitral e hipertensión, tu proveedor de atención médica puede recetarte un medicamento para reducir la presión arterial.

Cirugía u otros procedimientos

Con el tiempo, podría ser necesario reparar o reemplazar la válvula mitral dañada o afectada por la enfermedad, incluso si no presentas síntomas. La cirugía para la enfermedad de la válvula mitral incluye la reparación y el reemplazo de esta válvula. El proveedor de atención médica puede hablar contigo sobre los riesgos y beneficios de cada tipo de válvula cardíaca para determinar cuál es la mejor para ti.

Si necesitas cirugía para tratar otra afección cardíaca, el cirujano podría realizar la reparación o el reemplazo de la válvula mitral al mismo tiempo que la otra cirugía.

La cirugía de válvula mitral suele hacerse a través de un corte (incisión) en el pecho. A veces, los cirujanos de algunos centros médicos usan la cirugía cardíaca asistida por robot, un procedimiento mínimamente invasivo en el que se usan brazos robóticos para hacer la cirugía.

Robot-assisted minimally invasive mitral valve repair at Mayo Clinic

En la cirugía de reparación de la válvula mitral asistida por robot en Mayo Clinic, dos cirujanos certificados en enfermedades cardíacas usan equipos robóticos para realizar exactamente el mismo procedimiento que se hace en la cirugía a corazón abierto, pero sin necesidad de hacer una incisión grande a través del esternón. Los cirujanos hacen el procedimiento a través de incisiones pequeñas del lado derecho del tórax, con instrumentos del tamaño de un dedo que se deslizan entre las costillas. Durante este procedimiento, un cirujano trabaja desde una consola remota y se vale de vistas tridimensionales amplificadas del corazón de alta definición en un monitor de video. Otro cirujano trabaja en el quirófano y garantiza que los brazos robóticos se muevan de manera segura. Durante el procedimiento, necesitarás el apoyo de una máquina de circulación extracorpórea. Este aparato permite que los cirujanos detengan el corazón brevemente para que se introduzcan los instrumentos en las cavidades internas a fin de reparar la válvula mitral. El cirujano usa los brazos robóticos para copiar las maniobras específicas que se usan en las cirugías a corazón abierto. El procedimiento se hace a través de pequeños orificios en el tórax, por los cuales se introducen microinstrumentos y una sonda fina con una cámara de alta definición (toracoscopio). Uno de los orificios funciona como puerto de trabajo, por el cual los cirujanos introducen los materiales que usan durante el procedimiento. El cirujano realiza el procedimiento desde la consola remota. Los movimientos de las manos del cirujano se trasladan con precisión a los brazos robóticos en la mesa de operaciones, que se mueven de manera similar a la muñeca humana. En el quirófano, otro cirujano colabora con el cirujano que está en la consola para efectuar el procedimiento y garantiza que se haga todo de manera segura y eficaz. El cirujano que está en la consola puede examinar de cerca el problema complicado de la válvula mitral mediante un monitor de video tridimensional de alta definición. De ese modo, el cirujano puede tener una perspectiva más clara y real del corazón que la que sería posible en una cirugía a corazón abierto, en la cual los cirujanos ven el corazón desde una distancia mayor.

Para reparar la válvula mitral, el cirujano hace una incisión en la cavidad superior izquierda (aurícula izquierda) del corazón, a fin de acceder a la válvula mitral. Entonces, el cirujano puede identificar el problema en la válvula mitral y repararla. Cuando hay un prolapso, la válvula mitral, ubicada entre la aurícula izquierda y la cámara inferior izquierda (ventrículo izquierdo), no se cierra correctamente. Las valvas de la válvula sobresalen (prolapso) hacia arriba o hacia atrás en el interior de la aurícula izquierda cuando se contrae el corazón. Esto puede hacer que la sangre fluya en dirección contraria hacia la aurícula izquierda, una afección llamada regurgitación de la válvula mitral. Para reparar esta afección, se hacen varios procedimientos técnicos complicados. En ocasiones, se identifica una sección pequeña de la valva, la parte de la válvula que no se cierra correctamente, y se extrae una sección triangular, como se puede ver. El cirujano luego sutura los bordes cortados de la valva para unirlos a fin de reparar la válvula.

En otros casos, se introducen cuerdas nuevas que sujetan la valva rota. Luego se coloca una banda de anuloplastia alrededor de la circunferencia de la válvula para estabilizar la reparación. Después del procedimiento, el cirujano cierra las incisiones en el tórax. El personal de Mayo te asistirá durante tu recuperación por un período de tres días en el hospital. Con la cirugía cardíaca asistida por robot, la mayoría de las personas tiene una recuperación más rápida, incisiones más pequeñas y menos dolor que después de una cirugía a corazón abierto. Además, en los estudios se descubrió que este procedimiento que se realiza en Mayo Clinic es menos costoso, con costos totales similares o menores a los de una cirugía tradicional a corazón abierto.

Reparación de la válvula mitral

La reparación de la válvula mitral preserva la válvula existente y puede preservar la función cardíaca. Siempre que sea posible, se recomienda la reparación de la válvula mitral antes de considerar su sustitución. Las personas que se someten a una reparación de la válvula mitral por insuficiencia mitral en un centro médico especializado suelen tener buenos resultados.

Durante la cirugía de reparación de la válvula mitral, el cirujano puede hacer lo siguiente:

  • Cerrar los orificios en una válvula cardíaca
  • Reconectar las hojuelas de la válvula
  • Extirpar el exceso de tejido de la válvula para que las hojuelas se puedan cerrar bien
  • Reparar la estructura de la válvula mitral mediante el reemplazo de los cordones que le brindan apoyo
  • Separar las valvas de las válvulas que están fusionadas

Otros procedimientos de reparación de la válvula mitral incluyen los siguientes:

  • Anuloplastia. Un cirujano ajusta o refuerza la circunferencia alrededor de la válvula (anillo). La anuloplastia se puede hacer con otras técnicas para reparar una válvula cardíaca.
  • Valvuloplastia. Este procedimiento con catéter se usa para reparar una válvula mitral con una abertura estrecha. Se puede hacer incluso si no tienes síntomas. El cirujano inserta un catéter con un globo en la punta en una arteria del brazo o la ingle y lo guía hasta la válvula mitral. El globo se infla y esto ensancha la abertura de la válvula mitral. Se desinfla el globo, y se retiran el catéter y el globo.
  • Clip para válvula mitral. En este procedimiento, un médico especializado en enfermedades cardíacas (cardiólogo) introduce un catéter con un clip en su extremo hasta la válvula mitral a través de una arteria de la ingle. El clip se utiliza para mejorar el cierre de las valvas de la válvula mitral y reducir la cantidad de reflujo valvular. Este procedimiento es una opción para las personas que tienen una insuficiencia grave de la válvula mitral y que no son buenas candidatas para la cirugía de la válvula mitral.

Reemplazo de la válvula mitral

Durante el reemplazo de la válvula mitral, el cirujano retira la válvula mitral y la reemplaza con una válvula mecánica o una hecha de tejido cardíaco de vaca, cerdo o ser humano (válvula de tejido biológico).

A veces, se hace un procedimiento de cateterismo cardíaco para colocar una válvula de reemplazo en una válvula de tejido biológico que ya no funciona correctamente. Esto se llama procedimiento de válvula sobre válvula.

Si te reemplazaron la válvula mitral por una válvula mecánica, deberás tomar anticoagulantes por el resto de tu vida para prevenir los coágulos de sangre. Las válvulas de tejido biológico se degeneran (degradan) con el tiempo y, por lo general, hay que reemplazarlas.

Minuto de Mayo Clinic: clip de la válvula mitral

Esta parte violeta oscura que ves aquí es el problema. Es el flujo sanguíneo que circula en sentido contrario desde la válvula mitral con una fuga. Y este pequeño dispositivo blanco puede ser una solución.

La válvula mitral se llama así porque se parece a la mitra, el gorro del papa formado por dos piezas.

El Dr. Peter Pollak, cardiólogo de Mayo Clinic, afirma que este clip de metal es una nueva opción para arreglar una valva que tiene una fuga o que está rota.

Lo que podemos hacer con esta tecnología es unir con grapas o clips estas dos valvas y reducir o eliminar la cantidad de fuga que circula en sentido contrario.

El clip, que es más pequeño que un centavo y se implanta usando un catéter, está destinado a pacientes que son muy mayores o que están muy enfermos para someterse a una cirugía tradicional.

No podrían recuperarse de un procedimiento a corazón abierto.

Pero, gracias a este procedimiento cardíaco cerrado, ahora hay otra forma de arreglar una fuga en una válvula mitral.

Les permite a los pacientes sentirse mejor casi de inmediato.

Estudios clínicos

Explora los estudios de Mayo Clinic que ensayan nuevos tratamientos, intervenciones y pruebas para prevenir, detectar, tratar o controlar esta afección.

Estilo de vida y remedios caseros

Tu proveedor de atención médica puede recomendarte hacer varios cambios en tu estilo de vida que sean saludables para el corazón. Adopta las siguientes medidas:

  • Controla la presión arterial. Controlar la presión arterial alta es importante si sufres de regurgitación de la válvula mitral.
  • Adopta una alimentación saludable para el corazón. La alimentación no afecta directamente la regurgitación de la válvula mitral. Pese a ello, una dieta saludable puede ayudar a prevenir otras enfermedades cardíacas que pueden debilitar el músculo cardíaco. Consume alimentos reducidos en grasas saturadas y grasas trans, azúcar, sal y granos refinados, como el pan blanco. Consume distintas frutas y verduras, cereales integrales y proteínas, como carnes magras, pescado y frutos secos.
  • Haz ejercicio de forma regular. El tiempo y la intensidad con que puedas ejercitarte dependerá de si la regurgitación de la válvula mitral es leve, moderada o grave. Pídele orientación al proveedor de atención médica antes de empezar a hacer ejercicio, especialmente si consideras practicar algún deporte competitivo.
  • Mantén un peso saludable. Puedes hablar con tu proveedor de atención médica sobre los objetivos de peso saludable.
  • Previene la endocarditis infecciosa. Si tuviste un reemplazo de la válvula mitral, es posible que tu proveedor de atención médica te recomiende tomar antibióticos antes de someterte a procedimientos odontológicos para prevenir una infección llamada endocarditis infecciosa.
  • Evita o limita el consumo de alcohol. El consumo excesivo de alcohol puede causar arritmias y empeorar los síntomas. También puede provocar miocardiopatía, una afección en la que el músculo cardíaco se debilita y que puede provocar regurgitación de la válvula mitral. Consulta con tu proveedor de atención médica acerca de los efectos del consumo de alcohol.
  • Evita el consumo de tabaco. Si fumas, deja de hacerlo. Pídele al proveedor de atención médica información sobre recursos para dejar de fumar. Unirse a un grupo de apoyo puede ser útil.
  • Realízate exámenes médicos regulares. Establece un cronograma regular con el cardiólogo o el proveedor principal de atención médica. Informa a tu proveedor de atención médica si hay algún cambio en tus signos o síntomas.

Las mujeres con regurgitación de la válvula mitral deben hablar con su proveedor de atención médica antes de intentar quedar embarazadas. El embarazo hace que el corazón trabaje más. La forma en que un corazón con regurgitación de la válvula mitral tolera el esfuerzo extra depende del grado de regurgitación y de cómo bombea tu corazón.

Preparación para la consulta

Si crees que tienes una regurgitación de la válvula mitral, solicita una cita médica para consultar a tu proveedor de atención médica. La siguiente información te ayudará a prepararte para la cita médica.

Qué puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones previas a la cita médica. Cuando programes la cita médica, pregunta si hay algo que debas hacer con antelación.
  • Toma nota de tus síntomas, incluso de los que parezcan no tener relación con la insuficiencia de la válvula mitral.
  • Anota tu información personal más importante, incluso tus antecedentes familiares de enfermedades cardíacas, defectos cardíacos, trastornos genéticos, accidente cerebrovascular, presión arterial alta o diabetes, al igual que lo que te genera mayor estrés o cambios recientes en tu vida.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, vitaminas y suplementos que tomas.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañe para que te ayude a recordar la información que recibas.
  • Prepárate para hablar sobre tus hábitos alimenticios y de actividad física. Si actualmente no te alimentas bien ni haces ejercicio, prepárate para hablar con el proveedor de atención médica sobre los desafíos que podrías enfrentar si comienzas a hacerlo.
  • Anota las preguntas que quieras hacerle al proveedor de atención médica.

Para la insuficiencia de la válvula mitral, algunas preguntas básicas para hacerle al proveedor de atención médica incluyen las siguientes:

  • ¿Qué puede estar causando esta afección?
  • ¿Cuáles son otras causas posibles de los síntomas?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indica?
  • Tengo otras afecciones médicas. ¿Cuál es la mejor manera de controlarlas?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • Si fuera necesario someterme a una cirugía, ¿qué cirujano me recomiendas para la reparación de la válvula mitral?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomiendas?

No dudes en hacer otras preguntas que tengas.

Qué esperar del médico

Es probable que el proveedor de atención médica te haga una serie de preguntas, que incluyen las siguientes:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Los síntomas son constantes, o aparecen y desaparecen?
  • ¿Cuál es la gravedad de los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca mejorar los síntomas?
  • ¿Hay algo que parezca empeorar los síntomas?

Insuficiencia de la válvula mitral - atención en Mayo Clinic

April 23, 2022
  1. Heart valve disease. National Heart, Lung, and Blood Institute. http://www.nhlbi.nih.gov/health/health-topics/topics/hvd. Accessed Oct. 8, 2021.
  2. Mitral regurgitation. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/cardiovascular-disorders/valvular-disorders/mitral-regurgitation. Accessed Nov. 1, 2021.
  3. Otto CM. Clinical manifestations and diagnosis of chronic mitral regurgitation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2021.
  4. AskMayoExpert. Mitral regurgitation (adult). Mayo Clinic; 2020.
  5. Gaasch WH. Pathophysiology and natural history of chronic mitral regurgitation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2021.
  6. Otto CM. Acute mitral regurgitation in adults. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 15, 2021.
  7. Otto CM, et al. 2020 ACC/AHA guideline for the management of patients with valvular heart disease: A report of the American College of Cardiology/American Heart Association Joint Committee on Clinical Practice Guidelines. Journal of the American College of Cardiology. 2021; doi:10.1016/j.jacc.2020.11.018.
  8. El Sabbagh A, et al. Mitral valve regurgitation in the contemporary era: Insights into diagnosis, management, and future directions. JACC Cardiovasc Imaging. 2018; doi:10.1016/j.jcmg.2018.01.009.
  9. What is atrial fibrillation? National Heart, Lung, and Blood Institute. https://www.nhlbi.nih.gov/health-topics/atrial-fibrillation. Accessed Nov. 1, 2021.
  10. Gaasch WH. Management and prognosis of chronic secondary mitral regurgitation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2021.
  11. Gaasch WH. Management of chronic primary mitral regurgitation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2021.
  12. Gaasch WH. Surgical procedures for severe chronic mitral regurgitation. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Nov. 1, 2021.
  13. Phillips SD (expert opinion). Mayo Clinic. Dec. 6, 2021.
  14. Chehab O, et al. Secondary mitral regurgitation: Pathophysiology, proportionality and prognosis. Heart. 2020; doi:10.1136/heartjnl-2019-316238.
  15. Tsang W. Recent advances in understanding and managing mitral valve disease. F1000 Research. 2019; doi:10.12688/f1000research.16066.1.
  16. Sabbagh AE, et al. Mitral valve regurgitation in the contemporary era: Insights into diagnosis, management, and future directions. JACC: Cardiovascular Imaging. 2018; doi:10.1016/j.jcmg.2018.01.009.
  17. Braswell-Pickering EA. Allscripts EPSi. Mayo Clinic. July 6, 2021.