Tratamientos y medicinas

Escrito por personal de Mayo Clinic

El tratamiento al que te sometes para el mesotelioma depende de tu salud y de ciertos aspectos del cáncer que padeces, como el estadio y la ubicación.

Lamentablemente, el mesotelioma suele ser una enfermedad agresiva y, para la mayoría de las personas, no hay cura. Por lo general, el mesotelioma se diagnostica en una etapa avanzada, cuando no es posible extirpar el cáncer mediante una operación. Sin embargo, el médico puede trabajar en controlar el cáncer para que te sientas más cómodo.

Discute los objetivos del tratamiento con tu médico. Algunas personas quieren hacer todo lo posible para tratar el cáncer que padecen, incluso si eso significa soportar efectos secundarios para una pequeña posibilidad de mejoría. Otros prefieren los tratamientos que los hacen sentir cómodos, de modo que puedan vivir el tiempo que les queda de vida con la menor cantidad de síntomas posibles.

Cirugía

Los cirujanos trabajan para eliminar el mesotelioma cuando se diagnostica en un estadio temprano. En algunos casos, esto puede curar el cáncer.

A veces, no es posible extirpar todo el cáncer. En esos casos, la cirugía puede ayudar a reducir los signos y síntomas causados por el mesotelioma que se disemina por el cuerpo.

Las opciones quirúrgicas pueden comprender:

  • Cirugía para disminuir la acumulación de líquido. El mesotelioma pleural puede provocar que el líquido se acumule en el tórax, lo que dificulta la respiración. Los cirujanos insertan un tubo o catéter en el tórax para extraer el líquido. También pueden inyectar medicamentos en el tórax para evitar que el líquido regrese (pleurodesis).
  • Cirugía para extirpar el tejido que está alrededor de los pulmones o del abdomen. Los cirujanos pueden extraer el tejido que recubre las costillas y los pulmones (pleurectomía) o la cavidad abdominal (peritonectomía). Este procedimiento no cura el mesotelioma, pero puede aliviar los signos y síntomas.
  • Cirugía para extirpar la mayor cantidad de cáncer que sea posible (cirugía citorreductora). Si no se puede extirpar todo el cáncer, los cirujanos pueden tratar de extraer la mayor cantidad posible. La cirugía citorreductora les permite a los médicos dirigir los tratamientos con radiación de forma más precisa para aliviar el dolor y la acumulación de líquidos causados por el mesotelioma.
  • Cirugía para extirpar un pulmón y el tejido que lo rodea. Extraer el pulmón afectado y el tejido que lo rodea puede aliviar los signos y síntomas del mesotelioma pleural. Si recibirás radioterapia en el tórax después de la cirugía, este procedimiento también les permite a los médicos utilizar dosis más altas, ya que no tendrán que preocuparse por proteger el pulmón de la radiación nociva.

Quimioterapia

En la quimioterapia, se usan sustancias químicas para eliminar las células cancerosas. La quimioterapia sistémica se desplaza por todo el cuerpo y puede disminuir o retardar el crecimiento de un mesotelioma que no se puede eliminar mediante cirugía. La quimioterapia también se puede utilizar antes de una cirugía (quimioterapia neoadyuvante) para facilitar una operación o, después de ella (quimioterapia adyuvante), para reducir la probabilidad de que el cáncer vuelva.

Los medicamentos de la quimioterapia se pueden calentar y administrar directamente en la cavidad abdominal (quimioterapia intraperitoneal) en los casos de mesotelioma peritoneal. Mediante esta estrategia, los medicamentos de la quimioterapia pueden alcanzar el mesotelioma de forma directa sin dañar las células sanas de otras partes del cuerpo. Esto les permite a los médicos administrar dosis más altas de medicamentos de la quimioterapia.

Radioterapia

La radioterapia centra haces de alta energía de fuentes como rayos X y protones en un punto o puntos específicos del cuerpo. También se puede utilizar después de la cirugía para destruir todas las células cancerosas restantes. También puede ayudar a disminuir los signos y síntomas del cáncer avanzado en situaciones donde la cirugía no es una opción.

Ensayos clínicos

Los ensayos clínicos son estudios de nuevos métodos de tratamiento del mesotelioma. Las personas que padecen mesotelioma pueden participar en un ensayo clínico y tener la oportunidad de probar nuevos tipos de tratamiento. Sin embargo, no se garantiza la cura. Considera con cuidado las opciones de tratamiento y habla con tu médico sobre qué ensayos clínicos están a tu disposición. Tu participación en un ensayo clínico puede ayudar a los médicos a entender mejor cómo tratar el mesotelioma en el futuro.

En la actualidad, por medio de ensayos clínicos, se investigan varios abordajes nuevos al tratamiento del mesotelioma, entre ellos:

  • La terapia dirigida, que implica el uso de medicamentos que atacan las anomalías específicas en el interior de las células cancerosas.
  • La terapia biológica, que usa el sistema inmunitario del organismo para combatir el cáncer.
  • La genoterapia, que implica la alteración de los genes dentro de las células cancerosas con el fin de detener la enfermedad.

Tratamiento para otros tipos de mesoteliomas

El mesotelioma pericardial y el mesotelioma de túnica vaginal son muy poco frecuentes. El cáncer en estadio temprano se puede extirpar por medio de cirugía. Sin embargo, los médicos todavía tienen que determinar la mejor manera de tratar los tipos de cáncer en estadios más avanzados. El médico puede recomendarte otros tratamientos para mejorar tu calidad de vida.

Oct. 23, 2015