Descripción general

Los calambres menstruales (dismenorrea) son dolores pulsátiles o de tipo cólico en la parte baja del abdomen. Muchas mujeres tienen calambres menstruales justo antes de los períodos menstruales o durante estos.

Para algunas mujeres, este malestar es simplemente molesto. Para otras, los calambres menstruales pueden ser intensos al punto de interferir con las actividades diarias durante algunos días de todos los meses.

Los calambres menstruales pueden ser provocados por problemas identificables, como la endometriosis o por fibromas uterinos. Para disminuir el dolor es fundamental tratar la causa no diagnosticada. Los calambres menstruales que no son provocados por causas no diagnosticadas tienden a disminuir con los años y, por lo general, mejoran una vez que la mujer ha dado a luz.

Síntomas

Los síntomas de los calambres menstruales comprenden:

  • Dolor pulsátil o calambres en la parte inferior del abdomen que pueden ser intensos
  • Dolor sordo y constante
  • Dolor que se extiende a la parte inferior de la espalda y los muslos

Algunas mujeres también experimentan:

  • Náuseas
  • Heces sueltas
  • Dolor de cabeza
  • Mareos

Cuándo consultar al médico

Si comenzaste a menstruar en los últimos años y tienes calambres menstruales, es posible que el dolor menstrual no sea un motivo de preocupación. Sin embargo, si los calambres menstruales perturban tu vida todos los meses, si los síntomas empeoran progresivamente, o si eres mayor de 25 años y acabas de comenzar a tener calambres menstruales intensos, consulta con tu médico.

Causas

Durante el período menstrual, el útero se contrae para ayudar a expulsar su revestimiento. Sustancias similares a las hormonas (prostaglandinas) asociadas al dolor y a la inflamación desencadenan las contracciones del músculo uterino. Los niveles más altos de prostaglandinas están asociados a calambres menstruales más intensos.

Las contracciones intensas pueden comprimir los vasos sanguíneos que alimentan el útero. El dolor resultante puede compararse con el dolor en el pecho que se produce cuando un bloqueo de vasos sanguíneos priva a partes del corazón de alimento y oxígeno.

Los calambres musculares también pueden ser provocados por:

  • Endometriosis. En esta afección dolorosa, el tejido que recubre el útero se implanta fuera del útero, más frecuentemente en las trompas de Falopio, los ovarios o el tejido que recubre la pelvis.
  • Fibromas uterinos. Estos tumores no cancerosos en la pared del útero pueden ser la causa del dolor.
  • Adenomiosis. En esta afección, el tejido que recubre el útero comienza a crecer en las paredes musculares del útero.
  • Enfermedad inflamatoria pélvica. Por lo general, ciertas bacterias de transmisión sexual causan esta infección de los órganos reproductivos femeninos.
  • Estenosis del cuello del útero. En algunas mujeres, la apertura del cuello uterino puede ser tan pequeña que impide el flujo menstrual, al provocar un aumento de presión doloroso dentro del útero.

Factores de riesgo

El riesgo de calambres menstruales es mayor en los siguientes casos:

  • Si tienes menos de 30 años
  • Si entraste a la pubertad temprano, a los 11 años o menos
  • Si tienes un sangrado abundante durante el período menstrual (menorragia)
  • Si tienes un sangrado irregular durante el período menstrual (metrorragia)
  • Si nunca diste a luz
  • Si tienes antecedentes familiares de dismenorrea
  • Si eres fumadora

Complicaciones

Los calambres menstruales no causan mayores complicaciones médicas, pero pueden interferir con el estudio, el trabajo y las actividades sociales.

Sin embargo, algunas afecciones asociadas con los calambres menstruales pueden tener complicaciones. Por ejemplo, la endometriosis puede causar problemas de fecundidad. La enfermedad inflamatoria pélvica puede cicatrizar las trompas de Falopio, y esto aumenta el riesgo de que un óvulo fecundado se implante fuera del útero (embarazo ectópico).

May 08, 2014
References
  1. Smith RP, et al. Primary dysmenorrhea in adult women: Clinical features and diagnosis (Dismenorrea primaria en mujeres adultas: características clínicas y diagnóstico). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  2. Dysmenorrhea (Dismenorrea). The Merck Manuals: The Merck Manual for Health Care Professionals (Manuales Merck: Manual Merck para profesionales del cuidado de la salud) http://www.merckmanuals.com/professional/gynecology_and_obstetrics/menstrual_abnormalities/dysmenorrhea.html#v1062408. Último acceso: 17 de enero de 2014.
  3. Smith RP, et al. Treatment of primary dysmenorrhea in adult women (Tratamiento de la dismenorrea primaria en mujeres adultas). http://www.uptodate.com/home. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  4. Cunningham FG, et al. Williams Obstetrics (Obstetricia de Williams). 23.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2010. http://www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=46. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  5. South-Paul JE, et al. Current Diagnosis & Treatment in Family Medicine (Diagnóstico actual y tratamiento en medicina familiar). 3.ª ed. Nueva York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=52. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  6. Rigi SN, et al. Comparing the analgesic effect of heat patch containing iron chip and ibuprofen for primary dysmenorrhea: A randomized controlled trial (Comparación del efecto analgésico del parche de calor que contiene un chip de hierro e ibuprofeno para la dismenorrea primaria: ensayo controlado y aleatorizado). BMC Women’s Health. 2012:12:25.
  7. Dieltjens T. Towards evidence-based emergency medicine: Best BETs from the Manchester Royal Infirmary (Hacia la medicina de emergencia basada en la evidencia: mejores temas basados en la evidencia (BET) del Manchester Royal Infirmary). Emergency Medicine Journal (Revista de Medicina de Urgencia). 2012;29:853.
  8. Rahbar N, et al. Effect of omega-3 fatty acids on intensity of primary dysmenorrhea (Efecto de los ácidos grasos omega 3 en la intensidad de la dismenorrea primaria). International Journal of Gynecology and Obstetrics (Revista Internacional de Ginecología y Obstetricia). 2012;117:45.
  9. Rakel D. Integrative Medicine (Medicina integrativa). 3.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2012. http://www.clinicalkey.com. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  10. Ju H, et al. The prevalence and risk factors of dysmenorrhea (La prevalencia y los factores de riesgo de la dismenorrea). Epidemiologic Reviews (Revisiones epidemiológicas). En prensa. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  11. Smith CA, et al. Acupuncture for dysmenorrhoea (Acupuntura para la dismenorrea). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de Datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/14651858.CD007854.pub2/abstract. Último acceso: 15 de enero de 2014.
  12. Khan KS, et al. How effective are non-drug, non-surgical treatments for primary dysmenorrhoea? (¿Qué tan eficaces son los tratamientos no farmacológicos, no quirúrgicos, para la dismenorrea primaria?). BMJ. 2012;344:e3011.
  13. Jiang HR, et al. Systematic review of randomized clinical trials of acupressure therapy for primary dysmenorrhea (Revisión sistemática de ensayos clínicos aleatorizados de terapia de acupresión para la dismenorrea primaria). Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine (Medicina complementaria y alternativa basada en evidencia). 2013;169692:1. http://www.hindawi.com/journals/ecam/2013/169692/. Último acceso: 15 de enero de 2014.