Diagnóstico

Muchas parejas infértiles tienen más de una causa de infertilidad, por lo que es probable que ambos necesiten consultar a un médico. Es posible que deban realizarse varios análisis para determinar la causa de la infertilidad. En algunos casos, nunca se identifica una causa.

Los análisis de infertilidad pueden ser costosos y no estar cubiertos por el seguro médico. Averigua con anticipación qué cubre tu plan médico.

El diagnóstico de problemas de infertilidad masculina generalmente implica:

  • Examen físico general e historia clínica. Esto incluye examinar los genitales y hacer preguntas sobre cualquier enfermedad hereditaria, problemas de salud crónicos, enfermedades, lesiones o cirugías que podrían afectar la fertilidad. Tu médico también puede preguntar sobre tus hábitos sexuales y sobre tu desarrollo sexual durante la pubertad.
  • Análisis de semen. Las muestras de semen se pueden obtener de diferentes maneras. Puedes proporcionar una muestra mediante la masturbación y la eyaculación en un recipiente especial en el consultorio del médico. Debido a creencias religiosas o culturales, algunos hombres prefieren un método alternativo de recolección de semen. En tales casos, el semen puede recolectarse con un preservativo especial durante el coito.

    Luego el semen se envía a un laboratorio para medir la cantidad de espermatozoides presentes y detectar cualquier anomalía en la forma (morfología) y el movimiento (motricidad) de los espermatozoides. El laboratorio también revisará su semen para detectar signos de problemas como infecciones.

    A menudo, los recuentos de espermatozoides fluctúan significativamente de una muestra a otra. En la mayoría de los casos, se realizan diversos análisis de semen durante un período de tiempo para garantizar resultados precisos. Si el análisis de espermatozoides es normal, es probable que tu médico te recomiende realizar pruebas exhaustivas a tu pareja femenina antes de realizar más análisis de infertilidad masculina.

Tu médico podría recomendar análisis adicionales para ayudar a identificar la causa de la infertilidad. Estos pueden incluir lo siguiente:

  • Ecografía del escroto. Este análisis utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para generar imágenes dentro del cuerpo. Una ecografía escrotal puede ayudar a tu médico a descubrir si hay un varicocele u otros problemas en los testículos y las estructuras de soporte.
  • Análisis hormonal. Las hormonas producidas por la glándula hipófisis, el hipotálamo y los testículos desempeñan un papel clave en el desarrollo sexual y la producción de esperma. Las anomalías en otros sistemas hormonales u orgánicos también pueden contribuir a la infertilidad. Un análisis de sangre mide el nivel de testosterona y otras hormonas.
  • Análisis de orina después de la eyaculación. La presencia de espermatozoides en la orina pueden indicar que éstos viajan hacia atrás a la vejiga en lugar de salir del pene durante la eyaculación (eyaculación retrógrada).
  • Análisis genéticos. Cuando la concentración de esperma es extremadamente baja, podría tratarse de una causa genética. Un análisis de sangre puede revelar si hay cambios sutiles en el cromosoma Y, signos de una anomalía genética. Se pueden solicitar análisis genéticos para diagnosticar varios síndromes congénitos o hereditarios.
  • Biopsia testicular. Este análisis consiste en extraer muestras del testículo con una aguja. Si los resultados de la biopsia testicular muestran que la producción de esperma es normal, tu problema probablemente se deba a una obstrucción u otro problema con el transporte del esperma.
  • Análisis especializados en la función espermática. Se pueden utilizar diversos análisis para verificar qué tan bien sobreviven los espermatozoides después de la eyaculación, qué tan bien pueden penetrar un óvulo y si existe algún problema para adherirse al óvulo. En general, estos análisis rara vez se realizan y con frecuencia no cambian significativamente las recomendaciones para el tratamiento.
  • Ecografía transrectal. Se inserta una varita pequeña y lubricada en el recto. Le permite a tu médico revisar la próstata y buscar obstrucciones en los tubos que transportan el semen (conductos eyaculatorios y vesículas seminales).

Tratamiento

A menudo no se puede identificar la causa exacta de la infertilidad. Aún si no está clara la causa exacta, el médico puede recomendar tratamientos o procedimientos para concebir.

En los casos de infertilidad, también se recomienda que la pareja se haga análisis. Esto ayudará a determinar si la pareja necesitará tratamientos específicos o si es adecuado proceder con las técnicas de reproducción asistida.

Los tratamientos para la infertilidad masculina incluyen lo siguiente:

  • Cirugía. Por ejemplo, un varicocele se puede corregir de forma quirúrgica o se pueden reparar los conductos deferentes obstruidos. Se pueden revertir las vasectomías. En aquellos casos en los que no hay espermatozoides en la eyaculación, estos se pueden obtener directamente desde los testículos o del epidídimo mediante técnicas de recuperación de espermatozoides.
  • Tratamiento de las infecciones. El tratamiento con antibióticos puede curar una infección en el tracto reproductor, pero no siempre se recupera la fertilidad.
  • Tratamientos para los problemas con las relaciones sexuales. La administración de medicamentos o las sesiones de terapia pueden mejorar los síntomas de la infertilidad causada por trastornos tales como la disfunción eréctil o la eyaculación prematura.
  • Tratamientos y medicamentos hormonales. Es posible que el médico recomiende terapia de reemplazo hormonal o medicamentos en aquellos casos en los cuales la infertilidad se produce por niveles altos o bajos de ciertas hormonas, o por problemas con la manera en que el cuerpo usa las hormonas.
  • Tecnología de reproducción asistida (TRA). Los tratamientos de TRA implican la obtención de espermatozoides a través de la eyaculación normal, la extracción quirúrgica o donantes individuales, según el caso y los deseos específicos. Luego, se insertan los espermatozoides en el tracto genital femenino, o se usan para realizar la fertilización in vitro o la inyección intracitoplásmica de espermatozoides.

Cuando el tratamiento no funciona

En casos poco frecuentes, los problemas de fertilidad masculinos no pueden tratarse, y es imposible que un hombre sea el padre de un niño. El médico podría sugerir que tú y tu pareja consideren utilizar el esperma de un donante o adoptar un niño.

Estilo de vida y remedios caseros

Existen algunas medidas que puedes tomar en el hogar para aumentar las probabilidades de embarazo:

  • Ten relaciones sexuales con más frecuencia. Tener relaciones sexuales todos los días o cada dos días, al menos cuatro días antes de la ovulación, aumenta las posibilidades de que tu pareja quede embarazada.
  • Ten relaciones sexuales cuando la fertilización sea posible. Es probable que una mujer quede embarazada durante la ovulación, que ocurre en la mitad del ciclo menstrual, entre períodos. Esto asegurará que los espermatozoides, que pueden vivir varios días, estén presentes cuando la concepción sea posible.
  • Evita el uso de lubricantes. Los productos como Astroglide o K-Y jelly, las lociones y la saliva podrían afectar el movimiento y la función de los espermatozoides. Pregunta al médico sobre lubricantes seguros para los espermatozoides.

Medicina alternativa

La evidencia sobre si las hierbas o los suplementos a base de hierbas podrían ayudar a aumentar la fertilidad masculina o en qué medida lo hacen todavía es limitada. Ninguno de estos suplementos trata una causa de base específica de infertilidad, como un defecto del conducto espermático o un trastorno cromosómico. Algunos suplementos pueden ayudar solo si tienes una deficiencia.

Los suplementos con estudios que muestran beneficios potenciales para mejorar el conteo o la calidad de los espermatozoides incluyen:

  • Semilla negra (nigella sativa)
  • Coenzima Q10
  • Ácido fólico
  • Castaño de Indias (escina)
  • L-carnitina
  • Panax ginseng
  • Zinc

Consulta con tu médico antes de tomar suplementos dietéticos para verificar los riesgos y beneficios de esta terapia, ya que algunos suplementos que se toman en dosis altas (megadosis) o por períodos prolongados de tiempo pueden ser perjudiciales.

Estrategias de afrontamiento y apoyo

Enfrentar la infertilidad puede ser difícil. Es un problema repleto de incógnitas; no puedes predecir cuánto durará ni cuál será el resultado. La infertilidad no se resuelve necesariamente con un gran esfuerzo. La carga emocional para la pareja es importante y puede ayudar utilizar planes para enfrentarla.

Planifica para el desorden emocional

  • Establece límites. Decide por adelantado cuántos y qué tipo de procedimientos son emocional y financieramente aceptables para ti y tu pareja, y determina un límite final. Los tratamientos de fertilidad pueden ser costosos y, a menudo, no están cubiertos por el seguro.

    Un embarazo exitoso a menudo depende de repetidos intentos. Algunas parejas se enfocan tanto en el tratamiento que continúan con los procedimientos de fertilidad hasta que se agotan emocional y financieramente.

  • Considera otras opciones. Determina las alternativas (adopción o donación de esperma u óvulos) lo antes posible en el proceso de fertilidad. Esto puede reducir la ansiedad durante los tratamientos y los sentimientos de desesperanza si no se produce la concepción.
  • Habla acerca de tus sentimientos. Busca grupos de apoyo o servicios de asesoramiento para obtener ayuda antes y después del tratamiento, ayudar a afrontar el proceso y aliviar el dolor si el tratamiento falla.

Manejo del estrés emocional durante el tratamiento

  • Practica técnicas de reducción de estrés, como yoga, meditación y terapia de masajes.
  • Considera ir a la terapia. La terapia, como la terapia cognitivo-conductual, utiliza métodos que incluyen entrenamiento de relajación y manejo del estrés, podría ayudar a aliviar el estrés.
  • Exprésate. Comunícate con otras personas en vez de mantener sentimientos de culpa o ira.
  • Mantente en contacto con tus seres queridos. Hablar con tu pareja, tus familiares y tus amigos puede ser útil.

Preparación para la consulta

Si nunca te ha evaluado un médico, puedes comenzar haciendo una consulta con el médico de cabecera. Sin embargo, si tienes una enfermedad conocida que provoca infertilidad o tienes alguna anomalía en los exámenes que llevó a cabo tu médico de atención primaria, entonces es posible que te deriven a un especialista.

A continuación, presentamos información para ayudarte a que te prepares para la consulta y para que sepas qué debes esperar del médico.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta las restricciones que debes cumplir antes de asistir a la consulta. Al momento de programar la consulta, asegúrate de preguntar si necesitas hacer algo con anticipación. Si se programa un análisis de semen, deberás evitar eyacular durante al menos 2 días y no más de 11 días antes de la recolección.
  • Anota los síntomas que experimentes, incluidos aquellos que quizás no parezcan relacionados con el motivo de la consulta.
  • Anota información personal clave, como episodios de estrés importantes o cambios recientes en tu vida.
  • Busca si tienes antecedentes familiares de problemas de fertilidad. Si un familiar consanguíneo de sexo masculino, por ejemplo, tu hermano o tu padre, tiene problemas de fertilidad u otras dificultades de la reproducción, eso puede indicar la causa de los problemas de fertilidad.
  • Pregunta a tus padres si durante el nacimiento o la primera infancia tenías testículos no descendidos u otros problemas.
  • Haz una lista de todos los medicamentos, las vitaminas y los suplementos que tomes. Esto incluye el uso previo de sustancias para el desarrollo muscular y el uso de alcohol, tabaco, marihuana y otras drogas recreativas.
  • Asiste con tu pareja. Es posible que tu pareja también deba someterse a exámenes para establecer si tiene problemas de fertilidad que eviten que quede embarazada. También es útil que tu pareja te acompañe para que te ayude a llevar un registro de las instrucciones que te dé el médico o para hacer preguntas que no se te ocurran.
  • Anota preguntas para hacerle al médico.

Preguntas para hacerle al médico

  • ¿Qué cree que podría estar interfiriendo en mi capacidad para tener un hijo?
  • Aparte de la causa más probable, ¿cuáles son otras razones posibles por las que mi pareja y yo no pudimos concebir un hijo?
  • ¿Qué tipo de pruebas necesito hacerme?
  • ¿Mi pareja también deberá hacerse pruebas?
  • ¿Cuál es el mejor tratamiento para mi trastorno?
  • ¿Cuáles son las alternativas al enfoque principal que me indica?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Debería ver a un especialista?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me está recetando?
  • ¿Hay algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme a casa? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer preguntas durante la consulta.

Qué esperar de tu médico

Prepárate para responder preguntas que probablemente te hará el médico, que incluyen:

  • ¿A qué edad comenzaste la pubertad?
  • ¿Has tenido problemas sexuales en esta relación, como dificultad para mantener una erección, eyaculación precoz o incapacidad de eyacular?
  • ¿Alguna vez fuiste padre?
  • ¿Te han realizado una vasectomía u otro tipo de cirugía abdominal, pélvica o del escroto?
  • ¿Usas drogas ilegales, como marihuana, cocaína o corticoides anabólicos?
  • ¿Has estado expuesto a toxinas, como productos químicos, pesticidas, radiación o plomo, especialmente de forma periódica?
  • ¿Actualmente tomas algunos medicamentos, incluidos suplementos dietarios?
  • ¿Tienes antecedentes de testículos no descendidos?

Esterilidad masculina - atención en Mayo Clinic

Jan. 15, 2019
  1. What is male infertility? Urology Care Foundation. http://www.urologyhealth.org/urologic-conditions/male-infertility. Accessed Aug. 8, 2018.
  2. Townsend CM Jr, et al. Urologic surgery. In: Sabiston Textbook of Surgery: The Biological Basis of Modern Surgical Practice. 20th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 8, 2018.
  3. How common is male infertility, and what are its causes? National Institute of Child Health and Human Development. https://www.nichd.nih.gov/health/topics/menshealth/conditioninfo/infertility. Accessed Aug. 8, 2018.
  4. Anawalt BD, et al. Approach to the male with infertility. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Aug. 8, 2018.
  5. Jameson JL, et al., eds. Clinical management of male infertility. In: Endocrinology: Adult and Pediatric. 7th ed. Philadelphia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 8, 2018.
  6. Wein AJ, et al., eds. Male infertility. In: Campbell Walsh Urology. 11th ed. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 8, 2018.
  7. Yao DF, et al. Male infertility: Lifestyle factors and holistic, complementary, and alternative therapies. Asian Journal of Andrology. 2016;18:410.
  8. Using dietary supplements wisely. National Center for Complementary and Integrative Health. https://nccih.nih.gov/health/supplements/wiseuse.htm. Accessed Aug. 28, 2018.
  9. Brown AY. Allscripts EPSi. Mayo Clinic, Rochester, Minn. March 27, 2018.
  10. Evans-Hoecker EA, et al. Major depression, antidepressant use, and male and female fertility. Fertility and Sterility. 2018;109:879.
  11. Castle EP (expert opinion). Mayo Clinic, Phoenix/Scottsdale, Ariz. Aug. 29, 2018.