Tratamiento

Por lo general, el desfase horario es temporal y no requiere tratamiento. Los síntomas suelen mejoran al cabo de unos pocos días, aunque a veces duran más tiempo.

No obstante, si viajas con frecuencia y el desfase horario es una molestia constante, tu médico puede recetarte luminoterapia o medicamentos.

Fototerapia

El reloj interno de tu cuerpo está influenciado por la exposición a la luz del sol, entre otros factores. Al viajar por diferentes husos horarios, el cuerpo debe adaptarse a un nuevo horario diurno y reajustarse, lo que permite que duermas y estés despierto en los horarios adecuados.

Es posible que el médico te recomiende fototerapia. Esto implica la exposición a una lámpara o luz artificial brillante que simula la luz del sol durante un tiempo específico y regular cuando se supone que debes estar despierto. La fototerapia viene en varias formas, incluidas una caja de luz que se coloca sobre una mesa, una lámpara de escritorio o una visera de luz que se coloca en la cabeza.

La fototerapia puede ser útil, por ejemplo, si viajas por negocios y sueles estar alejado de la luz natural del sol durante el día en una nuevo huso horario.

Medicamentos

  • Análogos de las benzodiazepinas, tales como zolpidem (Ambien) y eszopiclona (Lunesta)
  • Benzodiazepinas, como temazepam (Restoril) y midazolam (Nayzilam)

Estos medicamentos, a veces denominados "pastillas para dormir", pueden ayudarte a dormir durante tu vuelo y durante varias noches posteriores. Los efectos secundarios son poco frecuentes, pero podrían ser náuseas, vómitos, amnesia, sonambulismo, confusión y somnolencia matinal.

Aunque estos medicamentos parecen contribuir a mejorar la duración y la calidad del sueño, es posible que no reduzcan los síntomas diurnos del desfase horario. Generalmente estos medicamentos solo se recomiendan a las personas que no responden a otros tratamientos.

Más información

Estilo de vida y remedios caseros

Luz solar

Usa la luz solar para restablecer tu reloj interno. Es la herramienta natural más poderosa para regular el ciclo sueño-vigilia.

La exposición a la luz solar de la mañana suele ayudar a adaptarse a un huso horario más temprano (cuando se viaja hacia el este), mientras que la luz solar de la tarde ayuda a adaptarse a un huso horario posterior (cuando se viaja hacia el oeste). Planifica con anticipación para determinar los mejores horarios de exposición a la luz solar en función de tus puntos de partida y de destino, y de tus hábitos de sueño en general:

  • Antes de tu viaje. Puedes comenzar la fototerapia hasta tres días antes del viaje para adaptarte mejor a tu nuevo huso horario antes de llegar a tu destino. Si viajas hacia el este, intenta despertarte aproximadamente una hora más temprano de lo habitual y pasa al menos una hora expuesto a la luz del sol. Hazlo todos los días hasta que salgas de viaje y despiértate una hora más temprano cada día. Además, debes acostarte a dormir una hora más temprano cada noche, de ser posible. Para viajar hacia el oeste, retrasa el despertar y la hora de dormir.
  • En el lugar de destino. Si viajaste hacia el este y cruzaste de tres a cinco husos horarios, intenta evitar la luz brillante del día a primera hora de la mañana. Trata de pasar varias horas expuesto a la luz brillante a media mañana o a última hora de la mañana. Si vas a cruzar más husos horarios o a viajar hacia el oeste, evita la luz brillante la mañana en la que llegues, pero trata de exponerte al sol en las primeras horas de la tarde. Durante el día, los lentes oscuros pueden ayudarte a bloquear la luz solar cuando necesites evitar la exposición. Por la noche, cierra las persianas o las cortinas, o colócate una mascarilla para dormir. Cada día del viaje, adelanta progresivamente la exposición a la luz.

Combinar la exposición a la luz solar con ejercicios como caminar o trotar puede ayudar a que te adaptes incluso más rápido al nuevo horario.

Cafeína

Las bebidas con cafeína, como el café y las bebidas gaseosas, pueden ayudar a contrarrestar la somnolencia diurna. Toma con moderación las bebidas con cafeína. Evita las bebidas con cafeína después del mediodía, ya que la cafeína que se consume después de ese horario puede hacer que sea aún más difícil dormirse o dormir bien.

Medicina alternativa

Melatonina

La melatonina se estudió mucho como remedio para la disritmia circadiana y ayuda del sueño, y, en la actualidad, es una parte comúnmente aceptada del tratamiento eficaz de la disritmia circadiana. La investigación más reciente parece demostrar que la melatonina ayuda al sueño en momentos en que normalmente no estarías descansando, lo que la hace beneficiosa para las personas que tienen desfase horario.

El cuerpo trata a la melatonina como una señal de oscuridad, lo que suele tener el efecto opuesto al de la luz brillante.

Es importante la hora en que tomas la melatonina. Si tratas de restablecer tu reloj corporal a una hora atrasada, como después de volar hacia el este, debes tomar la melatonina todas las noches a la hora local que te acuestas hasta que te hayas adaptado a la hora local. Si tratas de restablecer tu reloj corporal a una hora adelantada, como después de volar hacia el oeste, debes tomar la melatonina a la mañana.

Las dosis de apenas 0,5 mg parecen ser tan eficaces como las de 5 mg o más, aunque algunos estudios demostraron que dosis mayores promueven más el sueño. Si usas melatonina, tómala 30 minutos antes de ir a dormir o consulta con el médico acerca del momento correcto.

Evita el alcohol cuando tomes melatonina. Los efectos secundarios son poco frecuentes, pero pueden comprender mareos, dolor de cabeza, somnolencia diurna, pérdida de apetito y, tal vez, náuseas y desorientación.

Otros remedios posibles

Algunas personas hacen ejercicio para tratar de aliviar los efectos del desfase horario.

Si deseas probar una terapia alternativa, como un suplemento de hierbas, asegúrate de consultar primero con el médico porque algunas terapias pueden interactuar con otros medicamentos o causar efectos secundarios.

Oct. 02, 2020
  1. Weir RE. Jet lag and shift work. Sleep Medicine Clinic. 2014;9:561.
  2. Goldstein CA. Jet lag. https://www.uptodate.com/contents/search. Accessed Sept. 9, 2020.
  3. Kryger MH, et al., eds. Shift work, shift-work disorder and jet lag. In: Principles and Practice of Sleep Medicine. 6th ed. St. Louis, Mo.: Elsevier Saunders; 2017. https://www.clinicalkey.com. Accessed Aug. 20, 2018.
  4. Longo DL, et al., eds. Sleep disorders. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2015. http://www.accessmedicine.com. Accessed June 24, 2015.
  5. Weingarten JA. Air travel. Chest. 2013;144:1394.
  6. Jet lag. Centers for Disease Control and Prevention. https://wwwnc.cdc.gov/travel/page/jet-lag. Accessed Aug. 20, 2018.
  7. Sack RL. Jet lag. The New England Journal of Medicine. 2010;362:440.
  8. Sateia M. Jet lag disorder. In: International Classification of Sleep Disorders. 3rd ed. Darien, Ill.: American Academy of Sleep Medicine; 2014. http://www.aasmnet.org/EBooks/ICSD3. Accessed July 6, 2015.

Relacionado

Procedimientos asociados