Descripción general

La insuficiencia hipofisaria es un trastorno raro mediante el cual la glándula hipófisis no puede producir una o más de sus hormonas o no produce la cantidad suficiente.

La hipófisis es una glándula pequeña en forma de frijol que está ubicada en la base del cerebro, detrás de la nariz y entre las orejas. A pesar de su tamaño, esta glándula segrega hormonas que influyen en cada una de las partes del cuerpo.

Cuando presentas insuficiencia hipofisaria, tienes un suministro escaso de una o más de estas hormonas hipofisarias. Esta deficiencia puede afectar un sinnúmero de funciones habituales de tu cuerpo, como el crecimiento, la presión arterial y la reproducción.

Es probable que necesites tomar medicamentos por el resto de tu vida para tratar la insuficiencia hipofisaria, pero los síntomas se pueden controlar.

Síntomas

La insuficiencia hipofisaria suele ser progresiva. Si bien los signos y síntomas pueden presentarse de manera repentina, es más común que lo hagan gradualmente. A veces son sutiles y pueden pasarse por alto durante meses o incluso años.

Los signos y síntomas de insuficiencia hipofisaria pueden variar según cuáles sean las hormonas hipofisarias que se producen con deficiencia y cuán grave sea dicha deficiencia. Pueden ser algunos de los siguientes:

  • Cansancio.
  • Pérdida de peso.
  • Disminución del deseo sexual.
  • Sensibilidad al frío o dificultad para mantener la temperatura corporal.
  • Disminución del apetito.
  • Hinchazón de la cara.
  • Anemia.
  • Infertilidad.
  • Sofocos, períodos menstruales irregulares o ausencia de estos, pérdida del vello púbico e incapacidad de producir leche materna en las mujeres.
  • Disminución del vello facial o corporal en los hombres.
  • Baja estatura en los niños.

¿Cuándo debes consultar a un médico?

Consulta a tu médico si experimentas signos y síntomas asociados con la insuficiencia hipofisaria.

Consulta a tu médico si ciertos signos y síntomas de la insuficiencia hipofisaria se manifiestan de repente o están relacionados con dolores de cabeza intensos, problemas de la vista, confusión o disminución de la presión arterial. Estos signos y síntomas podrían deberse a un sangrado repentino en la glándula hipófisis (apoplejía hipofisaria), lo que requiere de atención médica inmediata.

Causas

La insuficiencia hipofisaria puede deberse a trastornos hereditarios, pero generalmente es adquirida. El desencadenante con frecuencia suele ser un tumor en la glándula hipófisis. A medida que el tumor hipofisario aumenta de tamaño, puede comprimir y dañar el tejido de la hipófisis e interferir con la producción de hormonas. El tumor también puede comprimir el nervio óptico y causar problemas de la vista.

Las causas de la insuficiencia hipofisaria pueden ser otras enfermedades y acontecimiento que dañan la hipófisis, por ejemplo:

  • Lesiones en la cabeza.
  • Tumores cerebrales o hipofisarios.
  • Cirugía cerebral.
  • Tratamiento con radiación.
  • Inflamación autoinmune (hipofisitis)
  • Accidente cerebrovascular.
  • Infecciones del cerebro, como la meningitis.
  • Tuberculosis.
  • Enfermedades infiltrativas como la sarcoidosis, que es una enfermedad inflamatoria que se presenta en varios órganos; la histiocitosis de células de Langerhans, en la cual las células normales causan cicatrices en numerosas partes del cuerpo, como los pulmones y los huesos; y la hemocromatosis, que causa un exceso de depósito de hierro en el hígado y otros tejidos.
  • Pérdida excesiva de sangre durante el parto, la cual puede dañar la parte frontal de la hipófisis (síndrome de Sheehan o necrosis hipofisaria posparto).
  • Mutaciones genéticas que afectan la producción de hormonas hipofisarias.

Las enfermedades del hipotálamo, una parte del cerebro situada justo por encima de la hipófisis, también pueden provocar insuficiencia hipofisaria. El hipotálamo produce hormonas propias que afectan directamente la actividad de la hipófisis.

En algunos casos, se desconoce la causa de la insuficiencia hipofisaria.

Aug. 22, 2017
References
  1. Generalized hypopituitarism. Merck Manual Professional Version. http://www.merckmanuals.com/professional/endocrine-and-metabolic-disorders/pituitary-disorders/generalized-hypopituitarism. Accessed Jan. 26, 2016.
  2. Longo DL, et al., eds. Hypopituitarism. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 19th ed. New York, N.Y.: McGraw-Hill Education; 2015. http://accessmedicine.com. Accessed Jan. 26, 2016.
  3. Gardner DG, et al. Hypothalamus and pituitary gland. In: Greenspan's Basic & Clinical Endocrinology. 9th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2011. http://accessmedicine.com. Accessed Jan. 26, 2016.
  4. Nippoldt, TB (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. Feb. 3, 2016.