Diagnóstico

Si el médico sospecha que puedes tener un trastorno de las hormonas hipofisarias, puede pedir varias pruebas para verificar los niveles hormonales de tu cuerpo y buscar una causa.

El médico puede solicitar las siguientes pruebas:

  • Análisis de sangre. Estas pruebas miden tus niveles hormonales. Por ejemplo, los análisis de sangre pueden identificar niveles bajos de hormonas tiroideas, suprarrenales o sexuales. Las pruebas pueden determinar si estos niveles bajos están asociados con la producción de la hormona hipofisaria.
  • Pruebas dinámicas o de estimulación. Estas pruebas también miden tus niveles hormonales. El médico puede sugerir que concurras a una clínica especializada en trastornos endocrinos para realizarte estas pruebas. Estas pruebas verifican los niveles hormonales del cuerpo después de que hayas tomado ciertos medicamentos para estimular la producción de hormonas.
  • Diagnóstico por imágenes del cerebro. Las imágenes por resonancia magnética (IRM) o la tomografía computarizada (TC) de alta resolución del cerebro pueden detectar un tumor hipofisario u otros problemas de la hipófisis.
  • Pruebas de la visión. Estas pruebas pueden determinar si el crecimiento de un tumor hipofisario ha afectado tu vista o tu campo visual.

More Information

Tratamiento

El primer paso en el tratamiento de la insuficiencia hipofisaria a menudo es la medicación para ayudar a que los niveles hormonales regresen a la normalidad. Esto generalmente se llama reemplazo hormonal, porque las dosis se fijan para que coincidan con las cantidades que produciría tu cuerpo si no tuviera un problema hipofisario. Es posible que tengas que tomar el medicamento por el resto de tu vida.

En algunos casos, el tratamiento de la afección que causa la insuficiencia hipofisaria puede llevar a una recuperación completa o parcial de la capacidad de tu cuerpo de producir hormonas hipofisarias.

Medicamentos

Entre los medicamentos de reemplazo hormonal se encuentran los siguientes:

  • Corticoesteroides. Estos fármacos, como la hidrocortisona (Cortef) o la prednisona (Rayos), reemplazan a las hormonas suprarrenales que no se producen debido a una deficiencia de hormona adrenocorticotrófica (ACTH). Se toman por vía oral.
  • Levotiroxina (Levoxyl, Synthroid, otros). Este medicamento trata los niveles bajos de hormona tiroidea (hipotiroidismo) que una deficiencia de hormona estimulante de la tiroides (TSH) puede causar.
  • Hormonas sexuales. Estas son la testosterona en los hombres y el estrógeno, o una combinación de estrógeno y progesterona, en las mujeres. La testosterona se administra ya sea por inyección o a través de la piel con un parche o un gel. El tratamiento de reemplazo de hormonas femeninas puede administrarse con pastillas, geles o parches.
  • Hormona del crecimiento. La hormona de crecimiento, también conocida como somatropina (Genotropin, Humatrope, otras), se administra mediante una inyección debajo de la piel. Esta hormona promueve el crecimiento y permite que los niños alcancen una altura normal. Los adultos con síntomas de deficiencia de la hormona del crecimiento también pueden beneficiarse del reemplazo de la hormona del crecimiento, pero no crecerán más.
  • Hormonas de fertilidad. Si padeces infertilidad, pueden administrarse hormonas gonadotropinas mediante una inyección para estimular la ovulación en las mujeres y la producción de esperma en los hombres.

Control y ajuste de la medicación

Un médico especializado en trastornos endocrinos (endocrinólogo) puede controlar tus síntomas y los niveles de estas hormonas en la sangre para asegurarse de que estés recibiendo las cantidades adecuadas.

Si estás tomando corticosteroides, deberás consultar con el médico para ajustar la dosis del medicamento durante momentos de estrés físico o emocional mayor. Durante estos momentos, el cuerpo usualmente produciría una cantidad adicional de la hormona cortisol para ayudarte a manejar el estrés.

El mismo tipo de ajuste de la dosis puede ser necesario si te resfrías, tienes diarrea o vómitos o te realizan procedimientos quirúrgicos u odontológicos. También puede ser necesario un ajuste de la dosis durante el embarazo o debido a cambios abruptos de peso.

Cirugía u otros procedimientos

Es posible que debas realizarte exploraciones periódicas por tomografía computarizada o resonancia magnética para monitorear un tumor hipofisario u otras enfermedades que causen la insuficiencia hipofisaria. Es posible que el tratamiento de los tumores hipofisarios requiera de una cirugía para extraer el crecimiento. En algunos casos, se recomienda radioterapia o medicamentos para controlar la causa oculta.

En caso de emergencia

Si tienes hipopituitarismo, es importante que uses un brazalete o colgante de alerta médica y que lleves una tarjeta especial que informe a otros sobre tu afección, p. ej., en situaciones de emergencia. Esto tiene especial importancia si estás tomando corticosteroides por una deficiencia de hormona adrenocorticotrófica.

Cómo prepararte para la consulta

Es probable que primero consultes con el médico de cabecera. Sin embargo, en algunos casos, cuando llamas para concertar una cita, puede que te deriven a un médico que se especializa en trastornos endocrinos (endocrinólogo).

La siguiente información te ayudará a prepararte para la consulta.

Lo que puedes hacer

  • Ten en cuenta cualquier restricción previa a la consulta. Cuando programes la consulta, pregunta si hay algo que debes hacer para prepararte para exámenes de diagnóstico frecuentes.
  • Anota los síntomas y cambios que experimentes, aun si parecen no estar relacionados entre ellos.
  • Anota información personal importante, incluso de cualquier cambio reciente en tu vida o una diferencia notable en tu capacidad para soportar el estrés.
  • Realiza una lista de tu información médica importante, incluso de los procedimientos quirúrgicos recientes, los nombres de los medicamentos que consumes y cualquier otro trastorno o enfermedad por los que hayas recibido tratamiento. Tu médico también querrá saber acerca de cualquier lesión previa que hayas sufrido en la cabeza o complicaciones durante el parto.
  • Si es posible, pídele a un familiar o a un amigo que te acompañen. La persona que te acompañe podría ayudarte a recordar la información que te dé el médico.
  • Escribe preguntas para hacerle al médico.

Es conveniente que elabores una lista de preguntas antes de la consulta, para que puedas aprovechar al máximo el tiempo con tu médico. Para la insuficiencia hipofisaria, estas son algunas preguntas que puedes hacerle a tu médico:

  • ¿Qué podría estar provocando mis síntomas o mi enfermedad?
  • Además de la causa más probable, ¿cuáles son otras posibles causas de mis síntomas o mi enfermedad?
  • ¿Qué pruebas necesito hacerme?
  • ¿Mi afección es temporal o de largo plazo?
  • ¿Qué enfoque de tratamiento me recomienda?
  • ¿Durante cuánto tiempo tendré que tomar medicamentos?
  • ¿Cómo controlará si mi tratamiento funciona?
  • Tengo otros trastornos de salud. ¿Cómo puedo controlarlos de la mejor manera?
  • ¿Hay alguna restricción que deba seguir?
  • ¿Existe alguna alternativa genérica al medicamento que me receta?
  • ¿Tienes algún folleto u otro material impreso que pueda llevarme? ¿Qué sitios web me recomienda?

No dudes en hacer las preguntas que desees durante la consulta.

Qué puedes esperar de tu médico

Es probable que tu médico te haga algunas preguntas, tales como:

  • ¿Cuáles son tus síntomas y cuándo los notaste por primera vez?
  • ¿Cómo cambiaron los síntomas con el tiempo?
  • ¿Has notado algún cambio en la visión?
  • ¿Tienes dolores de cabeza intensos?
  • ¿Ha cambiado tu apariencia, incluidos tu peso o la cantidad de vello corporal?
  • ¿Has perdido el interés en el sexo? ¿Ha cambiado tu ciclo menstrual?
  • ¿Recibes o has recibido tratamiento recientemente por alguna otra afección?
  • ¿Has tenido un bebé recientemente?
  • ¿Has tenido un traumatismo craneal significativo o una neurocirugía?
  • ¿Alguna vez has recibido radioterapia para tratar un tumor en la cabeza o en el cuello?
  • ¿Hay algún miembro de tu familia con diagnóstico de trastornos de la glándula hipófisis u hormonales?
  • ¿Existe algo que, al parecer, mejore los síntomas?
  • ¿Existe algo que, al parecer, empeore los síntomas?
Sept. 13, 2019
References
  1. AskMayoExpert. Hypopituitarism. Rochester, Minn.: Mayo Foundation for Medical Education and Research; 2018.
  2. Higham CE, et al. Hypopituitarism. The Lancet. 2016;388:2403.
  3. Generalized hypopituitarism. Merck Manual Professional Version. https://www.merckmanuals.com/professional/endocrine-and-metabolic-disorders/pituitary-disorders/generalized-hypopituitarism. Accessed April 4, 2019.
  4. Jameson JL, et al., eds. Hypopituitarism. In: Harrison's Principles of Internal Medicine. 20th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2018. https://accessmedicine.mhmedical.com. Accessed April 4, 2019.
  5. Kellerman RD, et al. Hypopituitarism. In: Conn's Current Therapy 2019. Philadelphia, Pa.: Elsevier; 2019. https://www.clinicalkey.com. Accessed April 4, 2019.
  6. Nippoldt, TB (expert opinion). Mayo Clinic, Rochester, Minn. April 19, 2019.