Descripción general

La hiponatremia es una afección que se produce cuando el nivel de sodio en la sangre es anormalmente bajo. El sodio es un electrolito y ayuda a regular la cantidad de agua que hay en las células y alrededor de ellas.

En la hiponatremia, uno o más factores (desde una enfermedad no diagnosticada hasta el beber demasiada agua mientras se practican deportes intensos) hacen que el sodio del cuerpo se diluya. Cuando esto sucede, los niveles de agua en el cuerpo aumentan y las células comienzan a hincharse. Esta hinchazón puede provocar muchos problemas de salud, desde los leves hasta los que ponen en riesgo la vida.

El tratamiento de la hiponatremia tiene como objetivo resolver la afección no diagnosticada. Según la causa de la hiponatremia, es posible que solo tengas que beber menos líquido. En otros casos de hiponatremia, es posible que necesites líquidos y medicamentos por vía intravenosa.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hiponatremia pueden comprender:

  • Náuseas y vómitos
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Disminución de la energía y fatiga
  • Inquietud e irritabilidad
  • Debilidad muscular, espasmos o calambres
  • Convulsiones
  • Coma

Cuándo consultar al médico

Si tienes una enfermedad que aumenta el riesgo de padecer hiponatremia u otros factores de riesgo, como participar en actividades de gran intensidad, y tienes los signos y síntomas de niveles bajos de sodio en sangre, consulta con el médico.

Causas

El sodio interviene de manera fundamental en el cuerpo. Ayuda a mantener la presión arterial normal, contribuye al funcionamiento de nervios y músculos, y regula el equilibrio de líquidos del cuerpo.

Un nivel normal de sodio varía entre 135 y 145 miliequivalentes por litro (mEq/L) de sodio. La hiponatremia se produce cuando el sodio en la sangre disminuye por debajo de 135 mEq/L.

Hay muchos trastornos y factores del estilo de vida que pueden conducir a la hiponatremia, entre ellos:

  • Ciertos medicamentos. Algunos medicamentos, tales como algunos diuréticos (píldoras de agua), antidepresivos y analgésicos, pueden predisponerte a orinar o transpirar más de lo normal.
  • Problemas cardíacos, renales y hepáticos. La insuficiencia cardíaca congestiva y ciertas enfermedades que afectan los riñones o el hígado pueden provocar la acumulación de líquidos en el cuerpo, lo que diluye el sodio que hay en el organismo y hace que disminuya el nivel total.
  • Síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética. En este trastorno, se producen altos niveles de la hormona antidiurética, de manera que el cuerpo retiene agua en lugar de excretarla normalmente en la orina.
  • Vómitos o diarrea crónicos e intensos. Esto hace que el cuerpo pierda líquidos y electrolitos, tales como el sodio.
  • Beber demasiada agua. Dado que se pierde sodio a través del sudor, beber demasiada agua durante las actividades de resistencia, tales como maratones y triatlones, puede diluir el contenido de sodio de la sangre. Beber demasiada agua en otros momentos también puede provocar un bajo nivel de sodio.
  • Deshidratación. Tomar muy poco líquido también puede ser un problema. Si te deshidratas, el cuerpo pierde líquidos y electrolitos.
  • Cambios hormonales. La insuficiencia de las glándulas suprarrenales (enfermedad de Addison) afecta la capacidad de estas para producir las hormonas que ayudan a mantener el equilibrio corporal de sodio, potasio y agua. Los niveles bajos de hormonas tiroideas también pueden provocar un nivel bajo de sodio en sangre.
  • La droga recreativa éxtasis. Esta anfetamina aumenta el riesgo de casos graves e incluso mortales de hiponatremia.

Factores de riesgo

Los siguientes factores aumentan el riesgo de tener hiponatremia:

  • Edad. Los adultos mayores pueden tener más factores que contribuyen a causar hiponatremia, incluidos cambios relacionados con la edad, tomar ciertos medicamentos y tener mayor probabilidad de padecer una enfermedad crónica que altere el equilibrio de sodio en el cuerpo.
  • Determinados medicamentos. Los medicamentos que aumentan el riesgo de sufrir hiponatremia comprenden diuréticos tiacídicos, y algunos antidepresivos y analgésicos. Además, se ha vinculado a la droga recreativa «éxtasis» con casos mortales de hiponatremia.
  • Afecciones que reducen la eliminación de agua por parte del cuerpo. Las enfermedades que aumentan el riesgo de padecer hiponatremia comprenden la enfermedad renal, el síndrome de secreción inadecuada de hormona antidiurética e insuficiencia cardíaca, entre otros.
  • Actividades físicas intensas. Las personas que beben demasiada agua mientras participan en maratones, ultramaratones, triatlones y otras actividades muy intensas en las que se recorren grandes distancias corren un riesgo mayor de padecer hiponatremia.

Complicaciones

En la hiponatremia crónica, los niveles de sodio caen gradualmente en 48 horas o más, y los síntomas y complicaciones suelen ser más moderados.

En la hiponatremia aguda, los niveles de sodio caen rápidamente, lo que provoca efectos potencialmente peligrosos, tales como una rápida inflamación del cerebro, capaz de conducir al coma y la muerte.

Las mujeres premenopáusicas parecen estar en mayor riesgo de daño cerebral relacionado con la hiponatremia. Esto puede estar relacionado con el efecto de las hormonas sexuales femeninas en la capacidad del cuerpo para equilibrar los niveles de sodio.

Prevención

Las siguientes medidas te ayudan a prevenir la hiponatremia:

  • Trata las enfermedades relacionadas. El tratamiento contra las enfermedades que contribuyen a causar hiponatremia, como la insuficiencia de la glándula suprarrenal, ayuda a evitar un nivel bajo de sodio en la sangre.
  • Infórmate. Si tienes una enfermedad que aumenta el riesgo de sufrir hiponatremia o si tomas diuréticos, ten presente los signos y síntomas que aparecen cuando tienes un nivel bajo de sodio en la sangre. Habla siempre con tu médico sobre los riesgos que implica tomar un nuevo medicamento.
  • Toma precauciones durante actividades muy intensas. Los deportistas deben beber solo la cantidad de líquido que pierden por la sudoración durante una carrera. Generalmente, la sed es una buena guía para saber cuánta agua u otros líquidos necesitas.
  • Considera tomar bebidas deportivas cuando haces actividades exigentes. Pregúntale a tu médico sobre reemplazar el agua por bebidas deportivas que contengan electrolitos cuando participas en pruebas de resistencia como maratones, triatlones y otras actividades exigentes.
  • Bebe agua con moderación. Beber agua es vital para la salud; por eso, asegúrate de beber suficiente líquido. Pero no lo hagas en exceso. La sed y el color de la orina suelen ser los mejores indicadores de cuánta agua necesitas. Si no tienes sed y la orina es de color amarillo claro, probablemente, estés bebiendo suficiente agua.

Feb. 24, 2018
References
  1. Papadakis MA, ed., et al. Current Medical Diagnosis & Treatment 2014. 53rd ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2014. http://www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=1. Accessed March 11, 2014.
  2. Spasovski G. Clinical practice guideline on diagnosis and treatment of hyponatraemia. Nephrology Dialysis Transplantation. 2014; 29(suppl):i1.
  3. Longo DL, et al. Harrison's Online. 18th ed. New York, N.Y.: The McGraw-Hill Companies; 2012. http://www.accessmedicine.com/resourceTOC.aspx?resourceID=4. Accessed March 11, 2014.
  4. Hyponatremia. The Merck Manuals: The Merck Manual for Health Care Professionals. http://www.merckmanuals.com/professional/endocrine_and_metabolic_disorders/electrolyte_disorders/hyponatremia.html. Accessed March 14, 2014.
  5. Sodium, serum. Mayo Medical Laboratories. http://www.mayomedicallaboratories.com/test-catalog/Clinical+and+Interpretive/81692. Accessed March 15, 2014.
  6. Sterns RH. Causes of hyponatremia in adults. http://www.uptodate.com/home. Accessed March 11, 2014.
  7. Bennett BL, et al. Wilderness medical society practice guidelines for treatment of exercise-associated hyponatremia. Wilderness & Environmental Medicine. 2013;24:228.