¿Cuál es la diferencia entre una protuberancia de disco y una hernia de disco?

Respuesta de Randy A. Shelerud, M.D.

Los discos actúan como amortiguadores entre las vértebras de la columna vertebral. Están compuestos de una capa externa de cartílago resistente que rodea al cartílago más blando en el centro. Se asemejan un poco a pequeñas donas gelatinosas, exactamente del tamaño adecuado para que quepan entre las vértebras.

Los discos muestran signos de desgaste con el paso del tiempo. Con el tiempo, los discos se deshidratan y su cartílago se endurece. Estos cambios pueden hacer que la capa externa del disco sobresalga de manera bastante uniforme a lo largo de toda su circunferencia, por lo que se parece un poco a una hamburguesa que es demasiado grande para su pan.

El abombamiento discal no siempre afecta todo el perímetro de un disco, pero por lo menos un cuarto, si no la mitad, de la circunferencia del disco se ve afectado. Solo se ve afectada la capa externa de cartílago resistente.

Por otra parte, se produce una hernia de disco cuando una grieta en la dura capa externa del cartílago permite que parte del cartílago interno más blando sobresalga del disco. Las hernias de disco también se denominan discos rotos o discos deslizados, aunque el disco entero no se rompe ni se desliza. Solo se ve afectada el área pequeña de la grieta.

En comparación con el abombamiento discal, es más probable que la hernia de disco cause dolor porque generalmente sobresale más y es más probable que irrite las raíces nerviosas. La irritación puede ser por compresión del nervio o, mucho más comúnmente, la hernia causa una inflamación dolorosa en la raíz del nervio.

Si una prueba de diagnóstico por imágenes indica que tú tienes una hernia de disco, es posible que ese disco no sea la causa de tu dolor de espalda. Muchas personas tienen evidencia de hernia discal por RM y no tienen dolor de espalda en absoluto.

With

Randy A. Shelerud, M.D.

Get the latest health information from Mayo Clinic’s experts.

Sign up for free, and stay up to date on research advancements, health tips and current health topics, like COVID-19, plus expertise on managing health.

To provide you with the most relevant and helpful information, and understand which information is beneficial, we may combine your email and website usage information with other information we have about you. If you are a Mayo Clinic patient, this could include protected health information. If we combine this information with your protected health information, we will treat all of that information as protected health information and will only use or disclose that information as set forth in our notice of privacy practices. You may opt-out of email communications at any time by clicking on the unsubscribe link in the e-mail.

Sept. 14, 2019 See more Expert Answers