Descripción general

La hepatitis B es una infección hepática grave causada por el virus de la hepatitis B (VHB). Para algunas personas, la infección de la hepatitis B se vuelve crónica, lo que significa que dura más de seis meses. Tener hepatitis B crónica aumenta el riesgo de contraer insuficiencia hepática, cáncer de hígado o cirrosis, enfermedad que causa cicatrices permanentes en el hígado.

La mayoría de los adultos infectados con hepatitis B se recupera por completo, incluso si los signos y síntomas son graves. Los bebés y niños son más propensos a contraer una infección crónica (duradera) de hepatitis B.

La vacuna puede prevenir la hepatitis B, pero no existe cura si ya padeces la enfermedad. Si estás infectado, tomar ciertas precauciones puede prevenir el contagio del virus a otras personas.

Síntomas

Los signos y síntomas de la hepatitis B pueden oscilar entre leves y graves. Generalmente, aparecen de uno a cuatro meses después de la infección, aunque es posible que los veas apenas dos semanas después de la infección. Es posible que algunas personas, en general, los niños pequeños, no tengan síntomas.

Los signos y síntomas de la hepatitis B son:

  • Dolor abdominal
  • Orina oscura
  • Fiebre
  • Dolor articular
  • Pérdida de apetito
  • Náuseas y vómitos
  • Debilidad y fatiga
  • Pigmentación amarilla de la piel y la parte blanca del ojo (ictericia)

Cuándo consultar al médico

Si sabes que has estado expuesto a la hepatitis B, comunícate con el médico de inmediato. Un tratamiento preventivo puede reducir el riesgo de infección si lo recibes dentro de las 24 horas posteriores a la exposición al virus.

Si crees que tienes signos y síntomas de hepatitis B, comunícate con el médico.

Causas

La infección por hepatitis B es causada por el virus de la hepatitis B (VHB). El virus se transmite de persona a persona a través de la sangre, semen u otros líquidos corporales. No se transmite al estornudar ni al toser.

Las formas de transmisión frecuentes del virus de la hepatitis B son:

  • Contacto sexual. Puedes contraer hepatitis B si tienes relaciones sexuales sin protección con una persona infectada. La persona te puede transmitir el virus si la sangre, la saliva, el semen o las secreciones vaginales ingresan al cuerpo.
  • Por compartir agujas. El virus de la hepatitis B se transmite con facilidad a través de agujas y jeringas contaminadas con sangre infectada. Compartir una parafernalia de drogas intravenosas aumenta el riesgo de contagiarte hepatitis B.
  • Pinchazos accidentales de aguja. La hepatitis B es una preocupación para los trabajadores del cuidado de la salud y para todos los que están en contacto con sangre humana.
  • De madre a hijo. Las mujeres embarazadas infectadas con el virus de la hepatitis B pueden transmitirles el virus a sus bebés durante el parto. Sin embargo, es posible vacunar al recién nacido para evitar que se infecte en casi todos los casos. Consulta con tu médico sobre el análisis para detección de hepatitis B si estás embarazada o quieres estarlo.

Hepatitis B aguda frente a crónica

La infección por hepatitis B puede ser pasajera (aguda) o duradera (crónica).

  • La infección por hepatitis B aguda dura menos de seis meses. Es probable que tu sistema inmunitario pueda eliminar la hepatitis B aguda de tu cuerpo y que te recuperes totalmente en unos pocos meses. La mayoría de las personas que contraen hepatitis B de adultos presentan una infección aguda, pero esta puede transformarse en una infección crónica.
  • La infección de hepatitis B crónica dura seis meses o más. Perdura porque el sistema inmunitario no puede combatir la infección. La infección crónica de hepatitis B puede durar toda la vida y es posible que genere enfermedades graves, como cirrosis y cáncer de hígado.

Cuanto más joven es la persona al contraer hepatitis B (en especial, los recién nacidos o los niños menores de 5 años), el riesgo de que la enfermedad se haga crónica es mayor. La infección crónica puede pasar inadvertida por décadas hasta que la persona se enferme gravemente por alguna enfermedad hepática.

Factores de riesgo

La hepatitis B se contagia mediante el contacto con sangre, semen u otros líquidos corporales de una persona infectada. El riesgo de tener infección de hepatitis B aumenta si ocurre lo siguiente:

  • Tienes relaciones sexuales sin protección con múltiples parejas sexuales o con alguien que está infectado con VHB
  • Compartes agujas al consumir drogas intravenosas
  • Eres un hombre que mantiene relaciones sexuales con otros hombres
  • Vives con alguien que tiene infección crónica causada por el virus de la hepatitis B
  • Has nacido de una madre infectada
  • Tienes un trabajo que te expone a la sangre humana
  • Viajas a regiones con tasas altas de infección por el virus de la hepatitis B, como Asia, las Islas del Pacífico, África y Europa Oriental

Complicaciones

Una infección crónica causada por el virus de la hepatitis B (VHB) puede provocar complicaciones graves, tales como:

  • Cicatrización del hígado (cirrosis). La inflamación asociada con una infección por hepatitis B puede provocar una cicatrización extensa del hígado (cirrosis), la cual puede afectar el funcionamiento hepático.
  • Cáncer de hígado. Las personas que padecen hepatitis B crónica tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática aguda es una enfermedad por la cual las funciones vitales del hígado dejan de actuar. Cuando sucede eso, es necesario un trasplante de hígado para vivir.
  • Otras afecciones. Las personas que tienen hepatitis B crónica pueden padecer enfermedades renales o inflamación de los vasos sanguíneos.

Prevención

La vacuna contra la hepatitis B generalmente se aplica mediante tres o cuatro inyecciones durante seis meses. No puedes contraer hepatitis B de la vacuna.

La vacuna contra la hepatitis B se recomienda para:

  • Recién nacidos
  • Niños y adolescentes que no recibieron la vacuna cuando nacieron
  • Individuos que trabajan o viven en un centro para personas con discapacidad del desarrollo
  • Personas que viven con alguien que tiene hepatitis B
  • Trabajadores del cuidado de la salud, trabajadores de emergencia y otras personas que tengan contacto con sangre
  • Cualquier persona que tenga una infección de transmisión sexual, incluido el VIH
  • Hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres
  • Personas que tienen múltiples parejas sexuales
  • Parejas sexuales de alguien que tiene hepatitis B
  • Personas que se inyectan drogas ilegales o comparten agujas y jeringas
  • Personas con enfermedad hepática crónica
  • Personas con enfermedad renal en etapa terminal
  • Viajeros que planean ir a una zona en el mundo con una tasa alta de infección por hepatitis B

Toma precauciones para evitar el virus de la hepatitis B (VHB)

Otras maneras de reducir el riesgo del VHB incluyen:

  • Conocer el estado del VHB de cualquier pareja sexual. No mantener relaciones sexuales sin protección a menos que estés absolutamente seguro de que tu pareja no está infectada con virus de la hepatitis B ni otra infección de transmisión sexual.
  • Utiliza un preservativo nuevo de látex o poliuretano cada vez que tengas relaciones sexuales si desconoces el estado de salud de tu pareja. Recuerda que, si bien los preservativos reducen el riesgo de contraer VHB, no lo eliminan.
  • No uses drogas ilegales. Si consumes drogas ilegales, busca ayuda para dejar de hacerlo. Si no lo logras, usa una aguja estéril cada vez que te inyectes drogas ilegales. Nunca compartas agujas.
  • Ten cuidado con los piercings corporales y los tatuajes. Si te haces un piercing o tatuaje, busca un negocio con buena reputación. Pregunta cómo se limpia el equipo. Asegúrate de que los empleados usen agujas estériles. Si no puedes obtener respuestas, busca otro negocio.
  • Pregunta sobre la vacuna contra la hepatitis B antes de viajar. Si vas a viajar a una región donde la hepatitis B es frecuente, pregúntale a tu médico sobre la vacuna contra la hepatitis B con anticipación. Por lo general, se administra en una serie de tres inyecciones por un período de seis meses.
Oct. 27, 2017
References
  1. Lok AS. Clinical manifestations and natural history of hepatitis B virus infection (Manifestaciones clínicas y evolución natural de la infección por el virus de la hepatitis B). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  2. Lok AS. Diagnosis of hepatitis B virus infection (Diagnóstico de la infección por el virus de la hepatitis B). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  3. Mantzoukis K, et al. Pharmacological interventions for acute hepatitis B infection (Intervenciones farmacológicas para la infección aguda de hepatitis B). Cochrane Database of Systematic Reviews (Base de datos Cochrane de Revisiones Sistemáticas). 2017;4. http://dx.doi.org/10.1002/14651858.CD011645.pub2. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  4. Hepatitis B FAQs for the public (Preguntas frecuentes sobre la hepatitis B para el público). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/hepatitis/hbv/bfaq.htm. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  5. Hepatitis B. Organización Mundial de la Salud (World Health Organization). http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs204/en/#. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  6. Lok AS, et al. Hepatitis B cure: From discovery to regulatory approval (Cura para la hepatitis B: del descubrimiento a la autorización reglamentaria). Journal of Hepatology (Revista de Hepatología). 2017;pii:S0168.
  7. Recommended immunizations for children from birth through 6 years old (Vacunas recomendadas para niños desde el nacimiento hasta los 6 años). Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention). https://www.cdc.gov/vaccines/schedules/easy-to-read/child.html. Último acceso: 8 de agosto de 2017.
  8. Feldman M, et al. Hepatitis B (Hepatitis B). En: Sleisenger and Fordtran’s Gastrointestinal and Liver Disease: Pathophysiology, Diagnosis, Management (Enfermedades gastrointestinales y hepáticas de Sleisenger y Fordtran: fisiopatología, diagnóstico y tratamiento). 10.ª ed. Filadelfia, Pa.: Saunders Elsevier; 2016. https://www.clinicalkey.com. Último acceso: 9 de agosto de 2017.
  9. Hepatitis B. Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health). https://www.niddk.nih.gov/health-information/liver-disease/viral-hepatitis/hepatitis-b. Último acceso: 9 de agosto de 2017.
  10. Interferon Alfa-2b (Interferón alfa-2b). Micromedex 2.0 Healthcare Series (Serie para el cuidado de la salud de Micromedex 2.0). http://www.micromedexsolutions.com. Último acceso: 9 de agosto de 2017.
  11. Steckelberg, J. M. (opinión de un experto). Mayo Clinic, Rochester, Minn. 15 de agosto de 2017.
  12. Lok AS. Hepatitis B virus: Overview of management (Virus de la hepatitis B: descripción general del tratamiento). https://www.uptodate.com/contents/search. Último acceso: 15 de agosto de 2017.