Una infección crónica causada por el virus de la hepatitis B (VHB) puede provocar complicaciones graves, tales como:

  • Fibrosis del hígado (cirrosis). La inflamación asociada con una infección por hepatitis B puede provocar una cicatrización extensa del hígado (cirrosis), la cual puede afectar el funcionamiento hepático.
  • Cáncer de hígado. Las personas que padecen hepatitis B crónica tienen mayor riesgo de sufrir cáncer de hígado.
  • Insuficiencia hepática. La insuficiencia hepática aguda es una enfermedad por la cual las funciones vitales del hígado dejan de actuar. Cuando sucede eso, es necesario un trasplante de hígado para vivir.
  • Otras afecciones. Las personas que padecen hepatitis B crónica pueden sufrir enfermedades renales, inflamación de los vasos sanguíneos o anemia.
Aug. 29, 2014